Luz verde a la Ley de Cambio Climático

El Congreso aprueba al texto, que queda pendiente del Senado, y que alineará a España con los compromisos del Acuerdo de París

El Congreso ha aprobado por mayoría el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética pendiente ya solo de su último tramite en el Senado y que busca alinear a España con el objetivo de neutralidad de carbono en 2050, adquirido con la firma del Acuerdo de París.

De acuerdo con EFE, la Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, con competencia legislativa plena, ha dado este jueves luz verde, -22 votos a favor, 5 en contra y 10 abstenciones- al dictamen con las enmiendas incorporadas al texto, de la que será la primera norma en España para mitigar el calentamiento global.

Ciudadanos ha apoyado la Ley y el PP se ha abstenido

La futura ley ha sido apoyada por PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, Bildu, Teruel Existe y Ezquerra Republicana; el Partido Popular y Más País se han abstenido y Vox ha sido el único partido que ha votado en contra.

La norma podría entrar en vigor en abril, dada su tramitación urgente, y que ha contado con una gran cantidad de enmiendas, más de 750.

Entre sus objetivos, la futura norma, que cuenta con 36 artículos, parte con dos fechas clave para su desarrollo: una, 2030, cuando España deberá reducir un 23% las emisiones de efecto invernadero respecto a 1990 (tres puntos más del texto que el Gobierno envió al Congreso hace ahora casi un año), y otra, 2050, año para alcanzar la neutralidad climática.

Cambios para la industria del petróleo y el sector financiero

Asimismo, prohibirá los sondeos y prospecciones de combustibles fósiles, obligará a que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan una zona de bajas emisiones en 2023, impulsará la rehabilitación energética de los edificios y el despliegue de las renovables -compatible con el cuidado del patrimonio natural-.

Fuera de este grupo de industrias, también se esperan cambios relevantes tanto para la banca, como para el sector asegurador. A falta del texto final, para el sector financiero la nueva Ley de Cambio Climático introduce varios cambios.

Por una parte, la publicación de un informe de carácter anual en el se haga una evaluación del impacto financiero sobre la sociedad de los riesgos asociados al cambio climático generados por la exposición a éste de su actividad, incluyendo los riesgos de la transición hacia una economía sostenible y las medidas que se adopten para hacer frente a dichos riesgos.

Por otra parte, los bancos tendrán que presentar en 2023 objetivos específicos en materia de descarbonización de su cartera de préstamos y sus inversiones alineadas con el Acuerdo de París.

En un principio, no se esperaba que las aseguradoras tuvieran obligaciones similares, pero sí deberán medir su impacto. En concreto, en la propuesta legislativa se exigía un informe de carácter anual, en el que se haga una evaluación del impacto financiero sobre la sociedad de los riesgos asociados al cambio climático generados por la exposición a éste de su actividad, «incluyendo los riesgos de la transición hacia una economía sostenible y las medidas que se adopten para hacer frente a dichos riesgos».

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad