Las recomendaciones de los supervisores de las bolsas en materia de sostenibilidad

La Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) tiene en consulta sus consejos sobre la regulación para los fondos de inversión. Se podrán remitir comentarios hasta el 15 de agosto

La Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) ha sacado a consulta sus recomendaciones sobre la regulación relacionada con sostenibilidad y las expectativas de supervisión en la industria de gestión de activos.

El informe, que se centra en los aspectos de protección del consumidor y la prevención del ‘greenwashing’, señala sus expectativas a los reguladores de los mercados sobre la regulación y supervisión alrededor de los riesgos y las oportunidades relacionados con la sostenibilidad.

El objetivo de estas recomendaciones es dar respuesta a retos existentes como la comparabilidad de los productos relacionados con la sostenibilidad derivados de la fragmentación de los enfoques regulatorios divergentes.

Las recomendaciones cubren cinco áreas que van desde las políticas, procedimientos y divulgación de los administradores de activos hasta la divulgación de los productos, la supervisión y ejecución, la terminología y la educación financiera.

Los participantes del mercado y partes interesadas podrán remitir sus comentarios a las preguntas que se plantean en el informe antes del próximo 15 de agosto por fax, correo físico o electrónico.

Propuestas para la divulgación de las gestoras

En el informe, IOSCO recomienda a los reguladores considerar como referencia para los procedimientos y la divulgación de información relativa a la sostenibilidad de las gestoras al marco TCFD, ampliamente respaldado por los gobiernos, los inversores y los líderes financieros.

Este instrumento elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima, que fue impulsado en 2015 por el Consejo de Estabilidad Financiera, está considerado como la mejor práctica en la presentación de informes para incorporar los riesgos financieros relacionados con el clima.

La Organización propone «un enfoque gradual» para expandir tales divulgaciones más allá de los riesgos y oportunidades relacionados con el clima para incluir otros relacionados con la sostenibilidad haciendo referencia al marco TCFD.

En concreto, afirma que las prácticas y procedimientos sobre los que deberían informar las gestoras también deberían abordar las áreas de gobernanza, estrategias de inversión, gestión del riesgo y métricas.

Aclara, además, que esta divulgación financiera de las gestoras se entiende en su rol de fiduciarios de activos de los clientes y no como empresas cotizadas con accionistas, a los que también darían información aunque algunos elementos puedan solaparse.

En lo referente a la estrategia de inversión, propone a los reguladores que las gestoras detallen cómo tienen en cuenta los riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad en las estrategias para invertir, incluyendo las metodologías y los datos utilizados.

«La divulgación de tales prácticas, políticas y procedimientos está destinada a promover la consistencia, comparabilidad y fiabilidad en la divulgación, lo que ayudará a prevenir el ‘greenwashing‘ a este nivel», señala el informe.

En esta línea, también abre la puerta a que los reguladores puedan exigir que cualquier nivel de empresa se divulguen los compromisos con otras iniciativas internacionales o regionales relacionadas con la sostenibilidad, y que todos los informes de los signatarios pertinentes se pongan a disposición del público.

Claves sobre los productos ESG

A nivel de producto, IOSCO ve oportuno que los reguladores aclaren sus requisitos de divulgación de información de los productos financieros o creen nuevas regulaciones, si es pertinente, con el fin de que los inversores puedan entender los productos ESG y los riesgos materiales relacionados con la sostenibilidad.

En este sentido, las siguientes recomendaciones se aplican a aquellos productos de inversión que consideren la sostenibilidad en su toma de decisiones o que se engloben en el mercado sostenible, con la excepción del desglose de los riesgos materiales que aplica a todos.

  1. Autorización del producto: Propone un sistema de autorización general para nuevos productos que permita incluir las expectativas de divulgación específicas para los productos relacionados con la sostenibilidad.
  2. Denominación: Recomienda a los reguladores establecer parámetros sobre la denominación de productos para ayudar a garantizar que el nombre refleja con precisión el alcance del producto en sostenibilidad y su alineación con los objetivos de inversión.
  3. Clasificación: Considera oportuno regular las etiquetas ESG o ISR, así como certificaciones de terceros, e incluirlos en los esquemas de categorización de productos.
  4. Desglose de los objetivos de inversión: Según sus recomendaciones ,los productos deben ofrecer información sobre sus objetivos de inversión, incluyendo en qué componentes de sostenibilidad se centra y si estos son su enfoque principal.
  5. Desglose de la estrategia de inversión: Se propone la inclusión del universo de inversión, de los procesos (especificación de los tipos de estrategia ESG, el empleo de índices o de ‘ratings y su medida) y del porcentaje de cartera que sigue los criterios.
  6. Implicación accionarial y asesores de voto: Se recomienda la divulgación, cuando sea relevante, del uso del voto por poder y la participación de los accionistas a través de los productos sostenibles, de los registros de votos y de la información sobre cómo se alinean con las características que promueven los fondos.
  7. Información de los riesgos: La divulgación de los riesgos materiales relacionados con la sostenibilidad se aplicaría a todos los productos, mientras que la información sobre riesgos de los productos sostenibles incluiría aquellos específicos por centrarse en la sostenibilidad, como la dependencia de proveedores externos para las calificaciones ESG, entre otros.
  8. Marketing y material de la web: IOSCO propone establecer requisitos sobre los materiales de comunicación y sitios webs de los productos relacionados con la sostenibilidad para promover que sean justas y consistentes con las presentaciones regulatorias.
  9. Monitorización del cumplimiento: La regulación deberá llevar a las gestoras a evaluar el cumplimiento de sus productos sostenibles con sus objetivos de inversión, a medir el impacto ambiental, social y de gobernanza de la cartera y su desempeño en ESG.
  10. Reportes de sostenibilidad periódicos: Se propone la elaboración de informes periódicos sobre sostenibilidad que evalúen si se está cumpliendo con los objetivos ESG marcados.

En el último punto, IOSCO señala que, en tanto que las métricas relacionadas con la sostenibilidad continúan en desarrollo, los reguladores podrían aplazar las exigencias de divulgación con métricas en los reportes periódicos.

No obstante, si un gestor de activos ha identificado o desarrollado sus propias métricas como parte de los objetivos de inversión del producto sostenible, los reguladores podrían considerar su inclusión, con las metodologías pertinentes, en dichos informes periódicos.

¿Por qué es interesante?

Entre otras propuestas, el informe anima a los reguladores a abordar una denominación común en la terminología empleada en el campo de la sostenibilidad y a promover la inclusión de este campo en las actividades de educación financiera.

El análisis recoge que aproximadamente en la mitad de las jurisdicciones no se han implantado todavía medidas específicas sobre sostenibilidad sino que se usan regulaciones generales ya existentes para la supervisión de los productos ESG.

En la mitad de las jurisdicciones no se han implantado todavía medidas específicas sobre sostenibilidad

En este sentido, estas propuestas son interesantes en tanto que IOSCO es el principal foro de reguladores de valores, con miembros de 130 jurisdicciones que regulan más del 95% de los mercados de valores del mundo, incluyendo España y los Estados Unidos.

“Los gestores de activos están en el corazón de la cadena de inversión y juegan un papel central en el ecosistema de información relacionada con la sostenibilidad. Por tanto, las políticas y los marcos relacionados con la sostenibilidad pueden ayudarles a integrar los riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad en sus proceso de toma de decisiones», explicó el presidente del Grupo de Trabajo de Finanzas Sostenibles de IOSCO, Erik Thedéen.

Las recomendaciones de la Organización, junto a los emitidos por los comités equivalentes de banca (Comité de Basilea) y seguros (IAIS), son tomados en cuenta por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en sus programas de evaluación de los sistemas financieros.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad