La CNMV se marca la sostenibilidad como uno de sus cuatro pilares estratégicos

El supervisor exige que haya más mujeres no sólo en los consejos, sino también en puestos de dirección de las cotizadas

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Es una de sus cuatro grandes prioridades para el próximo ejercicio. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha marcado cuatro ejes estratégicos para este año, con el foco puesto en facilitar la recuperación económica. Y, uno de ellos es facilitar el papel de los mercados de valores en la transición a una economía más sostenible e inclusiva.

“Es uno de los cambios más relevantes en décadas, en cuanto a la reasignación de activos financieros y la reorganización de carteras”, ha explicado Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV, durante la presentación del plan de acción para los próximos meses.

El responsable del supervisor reconoce que esta transición hacia la sostenibilidad “está dejando huella y generando efectos en los propios mercados, en su estructura, en la demanda, en lo que los inversores piden y en cómo informan las compañías”.

Por ello, al organismo le corresponde el papel de “fomentar  la transparencia y la fiabilidad de la información” que es “donde la CNMV puede hacer más”. 

En este sentido, el supervisor exige tanto a emisores como a gestores de carteras “un ejercicio de transparencia”, para que los “inversores puedan tomar decisiones dentro de la normativa europea”.

Además, ha hecho énfasis en la necesidad de que las cotizadas cuenten con “un gobierno corporativo fuerte y robusto”, como base para cumplir con esa exigencia de sostenibilidad y de ejercicio de transparencia. 

Exige más mujeres en la dirección

Dentro de ese gobierno corporativo, la presencia de mujeres en la alta dirección sigue siendo una prioridad. “El sistema de participación de mujeres en los consejos de las empresas ha estado sujeto a un sistema de recomendación. En 2012 estábamos en un 12%. Se fijó la recomendación de un 30% en 2020 y fijamos el objetivo de un 40% en 2022. Pero es una recomendación y, en caso de no cumplirla, las cotizadas deben explicarlo”.

“Es un tema de capital importancia, la situación actual ha avanzado mucho pero no es satisfactoria. Hemos alcanzado casi el 30%, pero no me cabe en la cabeza que desperdicien talento”, ha criticado.

La CNMV no quiere hablar de cuotas porque “excede” a sus competencias. “Pero si lo miramos en perspectiva y llegamos al 40% será un avance remarcable”.

Y hay que bajar escalones, más allá del máximo órgano de dirección. “Tan importante como el número de consejeras es el de directivas, donde estamos en el 20% y es un problema. Hay que incrementar el número de mujeres en la dirección y es un ámbito en el que queremos ser muy activos”, ha recalcado el presidente del supervisor del mercado.

Más allá de esos principios de sostenibilidad y buen gobierno, esas prioridades se traducen en objetivos concretos. El primero, colaborar con el supervisor europeo, la ESMA, en el análisis de mejoras de cómo los emisores comunican sus datos e información corporativa, para mejorar el ‘reporting’.

El segundo, como supervisor de los mercados, apunta a que la CNMV debe aportar criterios sobre la aplicación de la nueva normativa europea de sostenibilidad, aún pendiente de desarrollo reglamentario. “Queremos ser activos en cómo desarrollar este proceso”, ha reconocido Buenaventura.

Los mercados, como alternativa y acelerón en las salidas a bolsa

Por otro lado, junto con el impulso de la sostenibilidad como eje, las otras tres prioridades de la CNMV para los próximos doce meses están ligadas a la supervisión, que favorezca la recuperación económica; el impulso de los mercados de capitales como alternativa para la captación de financiación y fomentar los avances tecnológicos ligados a los mercados de capitales.

Buenaventura ha reconocido que, de cara a este próximo ejercicio, estima que puede salir a bolsa media docena de compañías, sólo en el primer semestre, lo que sería un récord en el mercado español. “Es positivo y una gran noticia”, después de años de “sequía” en cuanto a saltos al parqué.

De esta forma, los mercados de capitales se perfilan “como solución”, para que las compañías, pymes incluidas, tengan alternativas a la financiación bancaria. “Un sobreendeudamiento de las compañías puede ser un riesgo y los mercados de capitales pueden reducir esa dependencia”, ha resumido.

El responsable de la CNMV no ha entrado a valorar el fondo de la oferta pública de adquisición (OPA) del fondo IFM por Naturgy, al asegurar que al supervisor no le corresponde valorar la nacionalidad del fondo, dado que es una firma de inversión australiana. 

En este sentido, sí ha recalcado que las empresas tienen que adaptarse, porque criterios como la sostenibilidad así lo exigen, y porque caminamos hacia un contexto donde los accionistas van a exigir rentabilidad a largo plazo; y no tanto dividendos a corto. 

En cuanto al contexto actual, Buenaventura ha ahondado en que la pandemia ha generado riesgos y que, por ello, se exige una supervisión muy minuciosa de cómo esos riesgos se traducen y se ven reflejados en las estrategias de las compañías.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad