Expira el plazo de consulta para la norma europea clave en gobierno corporativo sostenible

El plazo de consulta, abierto en octubre, finaliza este lunes. En esta normativa se establecerán cuestiones claves, como el nivel de responsabilidad en sostenibilidad de los consejos y la vinculación salarial

El próximo 8 de febrero finaliza el plazo de consulta de la futura normativa sobre gobierno corporativo y sostenibilidad europea, que es una de las legislaciones claves en materia mercantil de año, junto a la reforma de la Directiva de Información no Financiera. Se espera que la Comisión adopte el texto definitivo a lo largo de este primer trimestre.

Este impulso legal está en sintonía con el lanzamiento del plan de acción europeo para financiar el crecimiento sostenible, que se elaboró en 2018, y la gobernanza empresarial sostenible es un tema central.

Un importante paso en el cuerpo legal de la ESG

Esta consulta, que como decíamos acaba este lunes, es el primer paso hacia la intervención política de la UE, que se alinearía con la dirección general en cuestiones de sostenibilidad.

La importancia de la consulta estriba en que es un importante paso para un cambio legislativo dentro de la Unión Europea, con el fin último de desarrollar todo lo que atañe a criterios ESG dentro del mundo económico europeo.

Mención aparte merece Reino Unido, puesto que el Brexit se hizo efectivo el 1 de enero, es más que probable que, aunque no esté sujeto a la legislación europea, pueda adoptar una normativa similar.

Es probable que Reino Unido adopte una normativa similar, lo que ayudaría a fomentar avances en todo el tejido empresarial

Esto permitiría, sin duda, avanzar en criterios sostenibles y de gobernalidad para todo el tejido empresarial europeo.

El papel del consejo, punto central de la normativa

Por un lado, la consulta pone el foco en clarificar y fortalecer el papel de los consejos de administración para que se cumplan estos criterios de sostenibilidad.

Para ello, tendría una importancia vital definir más claramente qué obligaciones tienen los consejeros sobre el cumplimiento de estos criterios de sostenibilidad y cuáles serían las sanciones por no hacerlo.

La consulta se centra en fortalecer y aclarar la responsabilidad de los directores del Consejo en materia de sostenibilidad

Al respecto, durante la salida de la crisis provocada por la pandemia, los consejeros deberán conjugar en sus decisiones criterios de sostenibilidad financiera (recuperación del negocio y ventas) sin olvidarse de los intereses de los empleados, los problemas ambientales y sociales.

La remuneración del consejo es otro tema central que abordaba la consulta ya que debería fijarse de acuerdo a unas seria de criterios de sostenibilidad de la empresa a largo plazo, teniendo en cuenta los riesgos a los que se deberían hacer frente sin que fuera un perjuicio de sus estrategias comerciales.

Esto es consistente con el enfoque adoptado por el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles, la Estrategia Renovada de Finanzas Sostenibles y el borrador de orientación del Banco Central Europeo (BCE) de mayo de 2020.

La consulta también ha tenido en cuenta los criterios de sostenibilidad de las juntas. Al respecto, la Comisión buscaba información sobre los pasos que podrían tomar las juntas para demostrar su experiencia en cuestiones de sostenibilidad, incluidas evaluaciones periódicas de la competencia y los requisitos para tener una proporción específica de la junta con experiencia y experiencia relevantes en cuestiones de sostenibilidad.

Para finalizar, la Comisión también quería incluir criterios de sostenibilidad con relación a la cadena de suministros, la introducción de procesos adecuados para prevenir, mitigar y dar cuenta de los impactos ambientales y de derechos humanos en las operaciones y en estos procesos empresariales.

Los criterios de sostenibilidad y crisis

El estallido de la pandemia y la posterior crisis, derivada de los cierres y confinamientos, llevó a la Comisión Europea a introducir en su consulta el papel de los consejeros y su capacidad para identificar las crisis en una etapa temprana, que ahora se ha implementado en todos los países europeos a través de la Directiva de Reestructuración.

Por lo tanto, la gran pregunta para los consejos es si están en la posición adecuada para identificar los peligros (de la cadena de suministro, de los riesgos ambientales, de las violaciones de los derechos humanos, etc.) a tiempo para evitar las desventajas que puedan resultar y las crisis que puedan seguir.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad