Europa arranca las negociaciones del ‘Fit 55’ en plena crisis de la luz

Los ministros de medioambiente se reúnen este miércoles en plena tensión por la subida de precios y con el medioambientalismo exigiendo más

En la agenda oficial no figura, pero parece complicado en la oficiosa de los ministros de medioambiente europeos, los homólogos de la española Teresa Ribera, no traten de alguna manera el impacto de los precios de la luz durante su reunión de este martes, especialmente después del paso dado por varios países del Ecofin, entre ellos España para forzar a Europa a moverse en esta materia.

De acuerdo con la agenda oficial, además de preparar la COP 26, el consejo evaluará el paquete ‘Fit 55’, que este verano presentó la Comisión Europea.

En él, además de la reforma del mercado de carbono, se plantean medidas como la creación de los aranceles para las importaciones o la creación de un fondo social para contrarrestar el impacto que estas medidas puedan tener sobre el incremento de los precios de la energía en las familias vulnerables.

Hasta el momento, la Comisión Europea ha defendido que el mercado de emisiones no es el culpable de la subida del precio de la luz (se calcula que equivale a un 20 por ciento del coste). Para la institución que preside Ursula Von der Leyen estas medidas son claves para lograr que Europa avance en sus compromisos climáticos, pero para poder avanzar necesita el apoyo de los gobiernos de los estados miembros.

Más ambición

Desde el otro, el medioambientalismo, algunas asociaciones exigen a los gobiernos europeos que sean más contundentes en las medidas incluidas en el ‘Fit 55‘.

WWF fue una de las que ha dado el paso presentó es martes una lista de propuestas vinculadas a todas las herramientas que la Comisión quiere revisar.

Por ejemplo, en respecto al mercado de ETS (derechos de carbono), propone algunas variaciones como:

  • Poner fin a los derechos libres de contaminación y cambiar a la subasta total de derechos de emisión del ETS a partir de 2023
  • Utilizar los ingresos de los derechos de emisión para apoyar la descarbonización industrial
  • Aumentar el objetivo de reducción de emisiones del ETS al 70 por ciento para 2030 (la Comisión propuso el 61 por ciento). «Esto debe lograrse aumentando la cantidad de derechos retirados del mercado cada año», afirma WWF
  • Exigir que los ingresos del mercado de derechos se utilicen acción climática, pero claramente definida. Para ello, se deben suprimir los combustibles fósiles e impedir que los fondos se utilicen para pagar los intereses de la deuda
  • Que todo el transporte marítimo esté incluido dentro del modelo de ETS

WWF también pide criterios más elevados en generación de energía verde, pero es especialmente incisiva a la hora de sugerir mejoras en el fondo contra la pobreza energética. Algunas de sus propuestas son:

  • Una dotación de recursos adecuada. Todos los ingresos generados por el mercado ETS en el caso del transporte y el sector inmobiliario deben utilizarse para una acción climática socialmente justa, «así como algunos de los ingresos del ETS ‘principal’, recomienda.
  • Una distribución justa entre los Estados miembros y dentro de ellos, con salvaguardas para garantizar que los ingresos se utilicen de forma socialmente justa y climáticamente óptima
  • Las inversiones en combustibles fósiles se deberían excluir del fondo, que debe utilizarse para ayudar a los más desfavorecidos a medida, a medida que se progresa en la ruta ‘net zero’.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad