Vanguard se suma al feminismo de BlackRock

El gigante imita la política de voto de su competidor y penalizará en las juntas a las empresas en las que invierte que no fomenten la diversidad de género y racial

Los tres mayores fondos del mundo han adoptado políticas similares en sus políticas de voto

Vanguard no se ha querido quedar atrás a la hora de declarar su activismo de cara a la temporada de juntas de accionistas del año que viene. El gigante de la inversión se ha sumado a BlackRock, y ha avanzado que no dará su apoyo a los consejos que se queden retrasados en diversidad de género o racial.

Vanguard, como BlackRock, es un inversor relevante de la bolsa española, por lo que este giro en su política de gestión podría acelerar el impulso a la diversidad de género dentro de las cotizadas, ya que todavía muestran diferencias muy notables en cuanto a presencia de consejeras o de directivas.

Naturgy, Amadeus o Cie Automotive fueron en 2019 las tres empresas más rezagadas en presencia femenina en el consejo

De acuerdo con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al cierre de 2019, las empresas con menos peso relativo de consejeras eran Naturgy, Amadeus, Cie Automotive, Bankia, Ferrovial, ACS y Endesa, con menos de un 20% de consejeras.

En el lado contrario, en el de la mayor presencia femenina, se situaban Iberdrola, Red Eléctrica, Banco Santander, Caixabank o Inditex. En todos los casos, la presencia de consejeras supera el 35% del capital.

Una política adaptada por países

Al igual que BlackRock, Vanguard adaptará su voto a las prácticas habituales en cada país. En este sentido, la firma reconoce que existen muchas diferencias entre empresas y que existen compañías que se se encuentran en las primeras etapas del desarrollo de sus estrategias de diversidad.

“Cuando vemos una falta de compromiso para avanzar en diversidad nos preocupa porque los rendimientos a largo plazo para los accionistas pueden sufrir», reflexiona el gigante.

“Grupos diversos toman mejores decisiones, y mejores decisiones pueden conducir a mejores resultados para los accionistas a largo plazo ”, añade en declaraciones recogidas por Bloomberg.

State Street, que se integra con BlackRock y Vanguard en el grupo de los principales gestores de activos del mundo, también ha adoptado esta política de voto de cara a las juntas del año que viene.

Un plan paso a paso

La actualización de la política de Vanguard llegaría después de que la firma, en 2019 pidiera a las compañías en las que invierte que publicarán sus medidas de diversidad y que dieran a conocer a la junta de accionistas cómo estaban evolucionando estos programas.

Dos años después, la intención de Vanguard es votar en contra del consejo en aquellas juntas en las que constate que el progreso en materia de diversidad se queda por detrás de las normas y de las expectativas del mercado.

Para lograrlo, no descartan promover cambios en los consejos o proponer la incorporación de otros nuevos.

En España, lo más habitual para poder incluir un punto del orden del día en una junta de accionistas es que la empresa exija contar con una participación por encima del 3%.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad