Todas las opciones de inversión ESG para aprovechar la buena salud tecnológica

Tres ETF sostenibles -dos de iShares (BlackRock) y uno de State Street-, y un fondo gestionado por Candriam, son las alternativas más rentables para exponerse a la tecnología europea

En el mes de enero, los mercados emergentes volvían a despuntar con fuerza y la bolsa china -índice CSI 300-, conseguía duplicar las rentabilidades que están logrando los mercados europeos.

Sin embargo, el mercado tecnológico por nacimiento, el NASDAQ, es uno de los que le plantan cara, con subidas en los que va en el año que superan el 5%; un estirón que también se nota en la tecnología europea, al avanzar posiciones y dejar rentabilidades positivas en varios productos especializados.

Así, aquellos inversores con espíritu ESG, que quieran aprovechar el tirón tecnológico a este lado del Atlántico, pero a través de productos con buenas notas en sostenibilidad, contarían con alternativas tanto vía fondos cotizados (ETF) de iShares (BlackRock) o State Street Global Advisors (SSGA), como de fondos de gestión activa, en este caso de uno gestionado por Candriam.

Estas tres firmas son las que obtienen una nota más alta en sostenibilidad dentro de la categoría de productos TMT (tecnología, medios y telecomunicaciones), de acuerdo con el catálogo de VDOS disponible en Spainsif (véase tabla).

Estos vehículos no solo destacan por el rendimiento positivo en lo que va de año, sino por sus mejores notas de sostenibilidad al lograr un doble «A» en el rating MSCI ESG de Spainsif o tres, cuatro y cinco globos en la clasificación de Morningstar.

iShares, líder en rentabilidad en 2021

iShares (BlackRock) destaca en los primeros puestos gracias a dos ETF sostenibles: iShares STOXX Europe 600 Technology UCITS ETF (DE) y iShares STOXX Europe 600 Telecommunications UCITS ETF (DE).

El primero de ellos se anota casi un 3% y se expone a compañías de países desarrollados de Europa del sector de la tecnología europeo, de acuerdo con la clasificación del Industry Classification Benchmark (ICB).

Con casi 20 años de actividad en el mundo de la inversión, este ETF doble «A» y cinco globos Morningstar, centra el 81% de su cartera en la zona euro, mientras que el porcentaje restante lo reparte en el resto de Europa (10%), Asia desarrollada (4%) y Reino Unido (4%).

A pesar de exponerse un 87% al sector de la tecnología, también el sector de servicios de comunicación, con un aproximadamente un 11%, y el de consumo cíclico, con casi un 2%, tienen cabida en su cartera.

Por representatividad de empresas, ASML, SAP o Infineon serían las más importantes.

Mientras tanto, el segundo ETF de la colección de fondos negociados en bolsa y administrados por BlackRock obtiene una rentabilidad en lo que va de año de entorno al 2% y consigue un rating MSCI ESG doble «A».

Al igual que el ETF STOXX Europe 600 Technology UCITS ETF, el STOXX Europe 600 Telecommunications UCITS ETF cuenta con casi dos décadas de trayectoria.

Por exposición geográfica, el peso queda más repartido entre las regiones de la zona euro (58%), resto de Europa (24%) y Reino Unido (19%). Los sectores que destacan en su cartera son los servicios de comunicaciones, con un 82%, y el tecnológico, con un 18%.

Deutsche Telekom, Vodafone y la multinacional sueca Ericsson son las principales posiciones del fondo.

La alternativa de State Street

El fondo indexado de SPDR MSCI Europe Technology UCITS ETF de la gestora de activos de la compañía estadounidense de servicios financieros y holding bancario, State Street Corporation, comparte muchas características con el ETF iShares STOXX Europe 600 Technology UCITS ETF (DE).

Además, el fondo cotizado de State Street Global Advisors (SSGA), no solo consigue las mismas buenas notas en sostenibilidad gracias a su doble «A» y cinco globos de Morningstar como lo hace el de iShares, sino que también coinciden en buena parte de sus activos y exposición geográfica, a pesar de que los índices que replican son distintos.

El fondo cotizado de State Street ya tiene seis años

Así, por territorios, la distribución es muy similar: la zona euro (82%), el resto de Europa (11%), Reino Unido (3%) o Asia desarrollada (3%. También por valores, ya que se destacan ASML, SAP, e Infineon (7%). El sector de la tecnología copa un 96% de la cartera.

En lo que más se distancian es en edad. En contraste con el fondo de iShares -que ya es mayor de edad-, el ETF de State Street tan solo cuenta con 6 años de trayectoria. En lo que va de año este última acumula un 2% de rendimiento.

Candriam, la alternativa en fondos de inversión

Por su parte, Candriam es la única gestora que ofrece un fondo de inversión de gestión activa con calificación doble «A» en sostenibilidad: Candriam Equities L Europe Innovation Class R EUR Cap.

Es el producto más novel de esta selección, con apenas cuatro años, gestionado por Geoffroy Goenen, desde el 2012, y por Antoine Hamoir, desde el 2015.

Al igual que los anteriores, la zona euro (44%) y el resto de Europa (34%) son sus regiones de referencia, aunque Reino Unido (20%) y Estados Unidos (2%) también tienen presencia.

En el fondo de Candriam, la perspectiva sectorial es más diversa que en el caso de los ETF analizados. La industria representa un 23% del patrimonio; el sector salud, un 19% y el de consumo cíclico, un 15%.

Sus principales activos se enfocan a la industria y la tecnología. De esta forma, la empresa noruega TOMRA, que ofrece soluciones inteligentes; el grupo tecnológico global con sede en Suecia, Hexagon -muy presente en algunas carteras de fondos sostenibles que invierten en compañías «small & mid cap»-; y la corporación francesa Dassault Systèmes, son sus principales posiciones.

Todas ellas cuentan con la misma representatividad en cartera: de un 4%.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad