Similitudes y diferencias en los fondos de recursos naturales más rentables

Los gestores de dos de los productos con mejores notas en sostenibilidad y más rentables en 2021, Christoph Butz de Pictet y David Finger de Allianz GI, explican sus apuestas a SOCIAL INVESTOR

“Invertir principalmente en empresas relacionadas con la extracción y venta de recursos naturales, en concreto, relacionadas con la minería, energía, madera y agua”.

Ese el cometido de la renta variable sector recursos naturales. Una de las categorías más rentables en el mes de febrero según Morningstar y donde se destacan especialmente dos gestoras cuando se trata de productos con buenas notas en sostenibilidad: Pictet Asset Management y Allianz Global Investor.

En concreto, el Pictet-Timber R EUR, con un rendimiento de aproximadamente del 14% en lo que va de año y Allianz Global Metals and Mining, con una rentabilidad acumulada de casi el 12% son los fondos contratables por particulares más rentables entre los que logran mejores calificaciones en sostenibilidad por parte de Morningstar.

No obstante, atendiendo a sus folletos, sólo el producto de Pictet sería ESG, ya que consigna que sigue este modelo en su gestión. Ambos, asimismo, presentan distintas apuestas. Pictet se enfoca en la madera; Allianz, en la minería.

El co-gestor del Pictet Timber, Christoph Butz, explica a SOCIAL INVESTOR que su producto invierte “en compañías propietarias de bosques de madera”. Un segmento que hace mucho tiempo era considerado un “negocio exclusivo de grandes inversores institucionales de capital privado”, aunque la gestora, por igual, “facilita el acceso al pequeño inversor”.

Christoph Butz co-gestor de Pictet Timber

Uno de los atractivos de este producto es el incremento de la demanda de madera, que está impulsada “por el crecimiento demográfico y el aumento del PIB per cápita”.

Asimismo, señala que “la producción de madera tiene límites naturales, habiendo pérdida neta forestal -una superficie similar a la de Grecia cada año- y un acceso cada vez más difícil, con restricciones legales y logísticas”.

Para Christoph Butz, este es un mercado relevante, puesto que independientemente de las “condiciones económicas”, la madera “absorbe y almacena carbono”.  

Por esta razón, Butz también pone el foco en empresas gestionadas “de manera sostenible y en regiones tropicales y subtropicales”, particularmente del hemisferio sur, “donde los árboles crecen más rápidamente y el coste para producir fibra para consumo es menor”, ya que, “la madera crece en los bosques en tamaño y valor con el tiempo”.

El efecto de la inflación sobre el fondo de Allianz

La filosofía de gestión del fondo de Allianz es muy diferente. Selecciona activos que se benefician “parcialmente de manera directa o indirecta” de la exploración, extracción o procesamiento de recursos naturales, como metales no ferrosos (níquel, cobre o aluminio), hierro, carbón, metales preciosos (oro o platino), diamantes, sales y minerales industriales (azufre).

Según, David Finger, analista financiero de Allianz GI y gestor del fondo, en 2020 este mercado “estuvo dominado por la pandemia”, pero en 2021, “ha comenzado con una nota totalmente diferente”, puesto que “(los mercados) miran hacia adelante y anticipan una mayor inflación y una recuperación durante el verano a un nivel normalizado”.

Finger, explica que el anterior contexto se regía por “la rápida reacción de China a la crisis” que “endureció la mayoría de los mercados de materias primas e impulsó los precios, ya que la oferta tenía dificultades para seguir el ritmo de la creciente demanda”.

David Finger, CFA y gestor del fondo Allianz Global Metals and Mining

Igualmente, que los países productores de materias primas clave “como Perú, Brasil o Sudáfrica sufrieron grandes brotes de COVID-19, lo que mermó el suministro”.

Una crisis en la que Finger apunta que el hierro fue el mineral más afectado, donde “China estimuló fuertemente su industria del acero y Vale (que aún sufría el accidente de Brumadinho en 2019) no pudo volver a su perfil de volumen a largo plazo”.

Por estas y otras cuestiones, como por ejemplo que los precios del oro “se han comportado muy por debajo de las expectativas», el nuevo plan quinquenal que acaba de presentar China o la vuelta a las industrias pesadas, Finger considera que lo más probable es que el enfoque regrese hacia la transición energética.

Y, además, anticipa que aunque los efectos sobre materiales clave como el cobre, el aluminio y el níquel han comenzado a tenerse en cuenta, esperan “mercados muy ajustados en ese escenario”.

Distintas posiciones geográficas

Actualmente, Estados Unidos tiene un peso en la cartera del fondo de Pictet de un 43%, mientras que el fondo de Allianz coloca a Reino Unido entre sus principales regiones con un 23%.

En segunda posición, la región de Canadá coincidiría en representatividad en ambas carteras, con casi un 18% en la de Pictet y entorno a un 21% en la de Allianz.  

Butz repasa algunos nombres propios en los que se fija Pictet: “las empresas estadounidenses que son propietarios de bosques madereros como Rayonier, Weyerhaeuser y Potlatch” con un peso en cartera del aproximadamente el 5% respectivamente. 

Asimismo, también destaca a las compañías estadounidenses y europeas de “contenedores y cartón corrugado” -papel fabricado con fibras de celulosa- International Paper, Westrock y Mondi.

La fuerte demanda de fibra desde Asia-Pacífico y especialmente China –el mayor importador de madera del mundo-, también está llevando al Pictet-Timber a apostar por empresas europeas como Stora Enso y UPM-Kymmene.

En cuanto a Allianz, se decanta por compañías mineras globales. De este modo, Anglo American, pesa aproximadamente un 8% de la cartera; BHP Group PLC, alcanza el 5%, y la mina de oro más grande del mundo, Newmont Mining Corporation, contaría con una representatividad similar y completarían sus principales posiciones.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad