Schroders da otro paso en inversión responsable

La gestora contempla ampliar la gama de producto sostenible en el futuro y medir el impacto de las inversiones

Cada vez son más la gestoras que van incorporando de manera íntegra los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) en todos los procesos de inversión.

Este martes, ha sido la firma multinacional británica de gestión de activos, Schroders, la que ha dado a conocer nuevos avances en este sentido.

Desde que, en noviembre del 2019, comunicará en su declaración de intenciones la implementación de los criterios ESG en su universo de inversión, Schroders ha vuelto a dar un paso al frente hacia la sostenibilidad y ahora los implementará de forma sistemática.

Así, a partir de ahora, los gestores de fondos y analistas de Schroders tendrán en cuenta por completo los criterios ESG como parte de su análisis de inversión.

Lo que implica este cambio es una evaluación más amplia de sus procesos de inversión, incluyendo los riesgos y oportunidades ESG en la toma de decisiones, con el objetivo de maximizar las rentabilidades ajustadas al riesgo para sus clientes.

Con este nuevo giro hacia la sostenibilidad, Schroders incluirá los riesgos y oportunidades ESG en la toma de decisiones

Por su parte, Stephanie Chang, directora de integración ESG de Schroders, señala que «en el fondo, la integración de los criterios ESG significa aplicar una lente adicional para ayudarnos a identificar las oportunidades y los riesgos al invertir».

«Comprender esos impactos económicos es cada vez más vital para tomar decisiones de inversión efectivas con el fin de ofrecer una rentabilidad a largo plazo para nuestros clientes», agrega Chang.

En la próxima fase, Chang asegura que Schroders tratará de «comprender el impacto de las inversiones de nuestros clientes y, los riesgos y oportunidades financieras que esos impactos crean, construyendo sobre la plataforma que hemos desarrollado dentro de Schroders y ampliando nuestras gamas de productos sostenibles».

Para Schroders, la inversión sostenible y una rentabilidad sólidas «no son excluyentes», tal y como manifiesta Andy Howard, responsable global de inversiones sostenible de Schroders, ya que, «ambas están cada vez más entrelazadas».

Si bien, «las empresas que construyen negocios capaces de adaptarse a las crecientes presiones sociales y ambientales a las que se enfrentan pueden aumentar sus beneficios o reducir los riesgos en comparación con las que no lo hacen», apunta Howard.

Es por ello que, «el análisis de la sostenibilidad, cuando se integra con métodos más tradicionales de medición de las perspectivas de una empresa, puede mejorar la toma de decisiones y aumentar la rentabilidad».

Nuevas herramientas que permitan comprender el impacto de las inversiones

Habiendo integrado completamente los criterios ESG en el análisis financiero de las inversiones de sus clientes, Schroders tratará de comprender el impacto de sus inversiones y los riesgos a los que se enfrentan como resultado.

Para ello, Schroders ha desarrollado una plataforma llamada impactIQ, que les permite comprender el impacto directo que sus inversiones están teniendo en la sociedad y el medio ambiente.

Con la plataforma impactIQ, los inversores podrán medir el impacto de sus inversiones

Esto abarca las herramientas patentadas de Schroders, entre ella, SustainEx, Carbon Value at Risk (VAR) y ThemeX, y proporciona una información significativa y clara a los inversores sobre el impacto de las inversiones.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad