La gestora del Santander rompe con la sequía de representantes españoles en el movimiento internacional ‘cero emisiones’

El banco presidido por Ana Botín es la primera gestora nacional en integrarse en Net Zero AM. Se compromete a lanzar productos sostenibles y a publicar anualmente el ritmo de descarbonización de su cartera

El Banco Santander ha roto con la sequía de representantes españoles en el movimiento ‘cero emisiones’ en la industria internacional de la gestión de activos. Santander AM se acaba de incorporar al movimiento Net Zero Asset Managers, nacido el pasado otoño, y en el que ya participan gestoras que controlan un tercio de los activos mundiales. Ninguna otra firma española se ha integrado por el momento en este grupo.

El área de gestión de activos del grupo presidido por Ana Botín se acaba de adherir a la iniciativa, por la que compromete a reducir a cero las emisiones de la cartera a menos de 30 años vista, junto a 42 nuevos firmantes entre los que figuran las dos mayores gestoras a nivel mundial, Blackrock y Vanguard, con más de 7 billones de euros bajo gestión cada una.

Este movimiento se produce solo unos días después de que el banco convirtiera la sostenibilidad en uno de los ejes de su ‘storytelling’ durante la junta de accionistas y un mes después de que anunciara su «su ambición» de convertirse en cero emisiones en 2050, tanto para el grupo (que es neutro en carbono desde 2020), como «para todas las emisiones de sus clientes derivadas de cualquiera de los servicios de financiación, asesoramiento o inversión que ofrece Santander».

Santander Asset Management gestiona 181.000 millones de euros en los once países donde opera, según los últimos datos disponibles, a 31 de diciembre de 2020. En términos globales, es la mayor gestora española.

Por el momento, un total de 73 compañías de gestión de activos, representantes del 36% del patrimonio bajo gestión a nivel mundial se han comprometido reducir las emisiones en sus carteras a cero en 2050.

Con la adhesión a esta iniciativa, la gestora liderada por Mariano Belinky se compromete a apoyar el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050, en sintonía con los esfuerzos internacionales por limitar el calentamiento del planeta a 1,5 °C. 

En un año debe publicar la proporción de activos que ayudará a alcanzar las emisiones netas

Además, debe presentar, en el plazo de un año, cuál es su objetivo provisional de proporción de activos gestionados que contribuyen a este objetivo de alcanzar emisiones netas cero en 2050 o antes.

Según los datos de la propia gestora, a cierre del 2020 ya contaba con más de 6.900 millones de euros en activos con criterios ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno, por sus siglas en inglés), lo que supone apenas un 3% del patrimonio gestionado.

Para garantizar un avance real, también deberá establecer objetivos provisionales para 2030, en consonancia con la reducción global del 50% de los gases de efecto invernadero identificada por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) para detener el calentamiento global en 1,5°C.

Generación de productos sostenibles ‘por obligación’

Como organización firmante, Santander AM se ha comprometido a crear productos de inversión específicos para facilitar el aumento de la inversión en soluciones climáticas  y a revisar el objetivo provisional al menos cada cinco años, con el fin de aumentar la proporción de los activos gestionados hasta que se incluya el 100% de los mismos. 

Santander AM, como miembro de la red, también se obliga a apoyar las inversiones que fomenten este mismo objetivo de descarbonización, lo que supone priorizar la consecución de reducciones de emisiones en la economía real dentro de las empresas y sectores en los que invierta.

La gestora estará ‘obligada’ a apoyar inversiones que fomenten la descarbonización

“En Santander Asset Management estamos firmemente comprometidos con las iniciativas que buscan reducir las emisiones de carbono, apoyar la transición ecológica y contribuir a un mundo más sostenible«, ha asegurado Mariano Belinky, CEO Global en Santander AM.

Para Belinky, esta adhesión a la iniciativa Net Zero Asset Managers es «un paso más» en el objetivo que tiene Santander AM de convertirse en «líder y referente en ESG tanto en Europa como en Latinoamérica».

Actualmente, el grupo gestiona 113.000 millones de euros en Europa, donde está presente en España —que representa casi el 45% del negocio—, Reino Unido, Alemania, Polonia, Portugal y Luxemburgo; y otros 68.000 millones de euros, con datos al cierre de 2020, en las cinco regiones latinoamericanas donde opera: Brasil, México, Puerto Rico, Chile y Argentina.

«Este compromiso también representa una oportunidad para seguir ofreciendo soluciones de inversión innovadoras a nuestros clientes, alineadas con sus intereses y preocupaciones sociales actuales», ha apostillado el directivo del grupo de origen cántabro.

El Grupo Santander, el 217 del mundo en financiación al carbón

Además de la gestora de activos, su matriz, el Banco Santander también ha presentado recientemente su ruta de descarbonización, ante la presión creciente de los inversores internacionales y la regulación, al igual que han hecho entre otras de las grandes cotizadas del Ibex 35.

En este sentido, es la empresa española que más acciones y bonos de la industria del carbón posee, según los datos de una investigación reciente llevada a cabo por Urgewald, Reclaim Finance, Rainforest Action Network, 350.org Japón y 25 otras ONG asociadas.

Este informe pionero sobre los financiadores e inversores detrás de la industria mundial del carbón destapó que Vanguard y BlackRock representan el 17% de la inversión institucional global en dicha industria, con unos 85.000 millones de dólares cada una.

El Grupo Santander aparece en la posición 217 de ese ranking de inversores de la industria del carbón, con un total de 623 millones de financiación al sector, de los que 86 millones de dólares corresponden a bonos y 537 millones de dólares a acciones, con datos de enero de 2021.

Deberá rendir cuentas cada año

Todas las gestoras de activos que se adhieran a la iniciativa se comprometen a rendir cuentas de forma transparente y rigurosa, con el fin de garantizar que el enfoque aplicado se basa en una metodología sólida, coherente con los criterios de ‘Race to Zero’, y que se están tomando medidas en línea con los compromisos.

Así, los firmantes informarán anualmente de los progresos realizados en relación con las recomendaciones del Grupo de Trabajo para la Divulgación de Información Financiera Relacionada con el Clima (TCFD), incluyendo el establecimiento de un plan de acción climática y su presentación a la Agenda del Inversor a través de sus organizaciones asociadas para su revisión.

La iniciativa será gestionada globalmente por seis socios fundadores: Asia Investor Group on Climate Change (AIGCC), CDP, Ceres, Investor Group on Climate Change (IGCC), Institutional Investors Group on Climate Change (IIGCC) y Principles for Responsible Investment (PRI). La iniciativa también está respaldada por The Investor Agenda, de la que las redes de inversores son socios fundadores.  

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad