Los inversores ya ven en la ESG un arma para mejorar la rentabilidad a largo plazo

Por primera vez la expectativa de mejores rendimientos es la causa principal para optar incluir factores de sostenibilidad en los criterios ESG

Los argumentos por los que los inversores institucionales están optando por la inversión responsable están variando en el tiempo.

De acuerdo con las conclusiones del sexto Estudio internacional anual de inversión por factores de Invesco, por primera vez, la razón más relevante es que los inversores confían en que la inversión responsable sea capaz de ofrecer un retorno más atractivo a largo plazo.

Hasta el momento, la demanda de los clientes había sido uno el factor más relevante, pero las argumentaciones han variado resolviendo uno de los interrogantes de los escépticos con este enfoque inversor.

Los institucionales confían en que la inclusión de factores ESG reduzca el riesgo y esa sea la clave de que su mejor comportamiento a largo plazo. «Creemos que la ESG permite seleccionar empresas más resilentes», apunta un inversor estadounidense.

Gana peso en la inversión por factores

En los últimos años se ha prestado cada vez más atención a la inversión sostenible y el estudio pone de relieve el rápido aumento del interés por incorporar consideraciones ESG en una metodología de factores -un modelo de selección de activos que centra en un elemento, como puede ser macroeconómicos o enfoques determinados como baja volatilidad o value-.

En 2021 el 78 por ciento de los encuestados, todos ellos inversores por factores, afirmaban que habían incorporado las consideraciones ESG a sus carteras.

De acuerdo con Invesco, la inversión por factores se considera más compatible con las consideraciones ESG si se compara con un enfoque ponderado por mercado, pero menos que un enfoque activo fundamental. De hecho, los inversores creen que tomar este punto de partida les permite seleccionar más acciones de calidad.

Aproximadamente dos quintas partes de los encuestados han analizado si las consideraciones ESG habían dado lugar a un sesgo hacia los factores en sus carteras y casi dos tercios llegaron a la conclusión de que así era.

«Es posible que los inversores que no han realizado este análisis desconozcan cómo afecta la incorporación de consideraciones ESG a su exposición a factores y, en última instancia, al perfil de rentabilidad de su cartera», puntualiza Invesco en un comunicado.

¿Nueva gama de ETF?

El crecimiento de los ETF ESG está siendo imparable este año. De acuerdo con datos de Bloomberg, hasta agosto, los ETF ESG habían captado 79.100 millones en flujos netos, que es una cifra superior a la conseguida a lo largo de todo 2020, cuando los flujos ascendieron a 76.700 millones.

Los ETF ESG ya han captado más flujo de dinero en 2021 que en todo 2022

No obstante, según Invesco, todavía no existe una gama que satisfaga toda la demanda de los inversores. En este sentido, estarían demandando productos cotizados que combinen las consideraciones ESG con la inversión por factores.

«Casi la mitad de los inversores -un 46 por ciento- señalaron una mayor disposición a invertir en un ETF de inversión por factores si incorpora consideraciones ESG», apunta Invesco.

«Por lo general, entendían que no existe una oferta suficiente de productos ETF que combinen las consideraciones ESG con la inversión por factores y el 49 por ciento reconoció que en ocasiones tiene dificultades para encontrar el ETF de inversión por factores adecuado para sus necesidades», puntualiza.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad