Los inversores exigen al capital riesgo más transparencia en impacto medioambiental

La demanda se extiende a más de 1.000 empresas no cotizadas, sobre todo medianas y pymes

Capital riesgo. Imagen de Unsplash

La presión por la transparencia en materia de información medioambiental va más allá de las empresas cotizadas que tienen que rendir cuentas con el mercado.

Inversores que gestionan una cartera de activos por valor de más de 2,3 billones de dólares (el equivalente a más de 2 billones de euros) instan a más de 1.000 empresas ajenas al parqué a que aceleren en transparencia y divulgación, de forma estandarizada, de sus estrategias medioambientales.

Entre esos inversores están firmas como M&G, Neuberger Berman, Nuveen, Beach Point Capital o Coller Capital, entre otros, que requieren a estas empresas -básicamente controladas por el capital riesgo- a divulgar esa información a través de la plataforma sin ánimo de lucro CDP

En total, estos inversores se habrían puesto en contacto con más de 1.000 compañías, según indica CDP a través de un comunicado, que no desvela de qué empresas se trata.

Sí matiza que forman parte de diferentes sectores, desde petróleo y gas, pasando por renovables, industria sanitaria, finanzas o tecnológicas.

Un único cuestionado

Su propuesta pasa por crear un cuestionario estandarizado que se utilizaría para comparar la información medioambiental de estas sociedades que no tienen que informar periódicamente a inversores y reguladores. 

El objetivo, apunta CDP, es evitar que se trasladen al segmento no cotizado activos con altas emisiones de gases con efecto invernadero que no tienen que explicar si tienen o no implementadas hojas de ruta hacia la descarbonización.

CDP señala, por ejemplo, la venta por parte de BP de su negocio de petróleo y gas en Alaska a la firma Hilcorp Energy, que no cotiza y que pueden mantener la opacidad sobre el impacto medioambiental de estos negocios. 

Foco en las pymes

Por ello, impulsan el citado cuestionario estandarizado de divulgación medioambiental, de momento como proyecto piloto, para acelerar la difusión de información de no cotizadas, incluidas empresas de mediano tamaño y pequeñas (pymes). 

De esta forma, ganarían en capacidad de comparabilidad medioambiental, a la hora de tener acceso a potenciales inversores y a financiación.

En este sentido, como esa comparabilidad no puede ser, de entrada, equitativa, CDP apunta que llevará a cabo estimaciones de emisiones, para poder así desarrollar compromisos en cuanto a las cero emisiones. 

La plataforma CDP destaca que el valor de los activos controlados por el ‘private equity’ ha crecido tres veces más rápido que los mercados cotizados desde el cambio de siglo.

Aprovechar la COP26

“Es una oportunidad crítica, dado que el capital riesgo, particularmente aquel que tiene participaciones de control, pueden influir significativamente en las estrategias de sostenibilidad y buena gobernanza de las compañías en las que invierten”, apunta CDP. 

“Como se demuestra por este proyecto, los inversores requieren más información, datos que sean consistentes, comparables y completos, de empresas tanto cotizadas como no cotizadas”, ahonda CDP.

Por ello, la plataforma considera que este puede ser un momento clave, en vísperas de la Cumbre del Clima, la COP26, impulsada por Naciones Unidas para que estas últimas compañías se comprometan con los estándares TCFD (Task Force on Climate-Related Financial Disclosures) sobre divulgación de información medioambiental. 

“Animar a las empresas no cotizadas a medir y divulgar sus emisiones de carbono, también en lo relativo al uso de agua y al impacto en la deforestación, es esencial. Además, nos permitirá a los inversores tomar decisiones mucho más informadas”, asegura Adam Black, socio y director de ESG y Sostenibilidad de Coller Capital.

“Creemos que la medición y divulgación adecuadas de riesgos y oportunidades relacionados con el clima puede ayudar a preparar mejor a las empresas para gestionar la transición climática, al tiempo que mejora su valor potencial sostenible y a largo plazo”, añade Bridget Bartlett, directora de ESG en Beach Point Capital, en el citado documento.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad