Los fallos imperdonables en gobernanza para Norges Bank

Publica sus líneas rojas en las juntas de 2020. Una de ellas es un aviso para varias IBEX, ya que rechaza la concentración de poderes en la figura del presidente-consejero delegado

Con la temporada de juntas de accionistas a punto de dar el pistoletazo de salida, se multiplica la publicación de informes que recogen cómo votaron los inversores institucionales durante el año pasado.

Allianz GI lo hizo el pasado lunes y este jueves le ha tocado el turno a uno de los inversores institucionales más importante de la bolsa española: Norges Bank.

En términos generales, el inversor nórdico estuvo bastante alineado con las propuestas de los gestores de las cotizadas en las que participa -apoyó sus recomendaciones en un 95,1% de los casos-, pero hubo una serie de temáticas relacionadas con el gobierno corporativo en las que marcó una serie de líneas rojas y que se quedaron con una parte importante de los votos negativos.

Una de las más significativas – y que todavía no está resuelta en empresas del IBEX como Acciona, Aena, ArcelorMittal, Iberdrola, Indra, Mapfre, Naturgy o Pharmamar-, fue la separación efectiva entre las responsabilidades del consejero delegado y el presidente.

«Abogamos por una clara separación de roles y responsabilidades entre presidente y consejero delegado», señala en su informe correspondiente a 2020. «Es necesario para que el consejo pueda supervisar la gestión sin conflictos de interés», apunta Norges.

Esta cuestión, fue la segunda a la que Norges más se opuso en las juntas del año pasado. En total, emitió 669 opiniones desfavorables.

Un tercio del índice norteamericano Russell 3000 todavía concentra el poder en una única persona

Aunque en la primera línea de las compañías cotizadas españolas todavía quedan casos, las empresas estadounidenses son las que todavía mantienen en mayor proporción la unión entre el consejero delegado y la presidencia. Aproximadamente un tercio de los valores que componen el índice Russell 3000 todavía mantienen unidos los cargos.

Solo otro ‘pecado’ en gobernanza acumuló una mayor tasa de rechazo que la acumulación de poder en una única persona: la presencia de pocos consejeros independientes.

«Hemos observado un incremento gradual en el número de consejeros independientes en varios mercados, entre ellos Alemania y Japón«, avanza Norges. Aún así, emitió más de 1.000 votos en contra de las propuestas de los gestores por esta razón.

La diversidad, un factor que también gana terreno para Norges

Otro fallo de gobernanza con el que Norges reconoce que es cada vez más sensible es la diversidad. Durante los últimos meses varios de los principales inversores del mundo, como BlackRock, Vanguard o State Street, han advertido que estarán encima de esta cuestión en la temporada de juntas de este año.

El gigante nórdico explica que desde 2020 vota en contra del presidente de la comisión de nombramientos cuando se proponen nuevos consejeros hombres si no existen mujeres en el principal órgano de gobierno de las empresas estadounidenses y europeas.

La estrategia que pondrán en marcha otros inversores es votar en contra cuando las cotizadas se queden por debajo de las prácticas consideradas mejores en cada país.

Otro tema que preocupa a Norges es la existencia de «especialistas» en consejos. Es decir, de ejecutivos que participan en numerosas compañías. Para el gigante nórdico, es necesario que los componentes del consejo cuenten con suficiente tiempo para destinar a la empresa y que acudan de forma regular a los consejos.

Más de 450 consejeros fueron rechazados por estar presentes en varios consejos o no acudir lo suficiente a las reuniones

«Los miembros del consejo deben estar bien preparados para las reuniones y participar activamente en discusiones. Esto requiere tiempo y disponibilidad», señala.

En consecuencia, el inversor nórdico votó en contra de la propuesta de 465 consejeros presentes en demasiados órganos de gestión o que no acudían al consejo con suficiente regularidad.

Por último, Norges votó en contra de los consejeros ‘responsables’ de ciertas malas conductas en 160 ocasiones.

En este grupo incluye a los miembros de los comités de retribuciones cuando existe una historia problemática en este aspecto; a los que se ven afectados por formar parte de un equipo que no permite que los accionistas haga propuestas de voto y a los componentes de la comisión de auditoría cuando el auditor externo hubiera detectado salvedades en la información financiera.

Participación en más de 9.000 empresas

Norges Bank no es un inversor pequeño. Está presente en más de 9.000 empresas, lo que le llevó a votar el año pasado en un total de 12.114 juntas de accionistas.

Su posición es global, ya que cuenta con participadas en todos sus continentes y es Asia en el que estuvo presente en más juntas (6.036) el año pasado.

De hecho, la distancia de este continente con Europa (2.518) y Norteamérica (2.104) fue muy relevante. También participó en las citas de accionistas de empresas en África (291), Latinoamérica (512), Oriente Medio (276) y Oceanía (377).

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad