Los cinco mejores productos éticos en 2020

Nordea, Degroof Petercam, Standard Life Investments, Morgan Stanley y BMO Asset Management gestionan los productos que lideraron la rentabilidad el año pasado

Los fondos éticos y sostenibles se han convertido en una apuesta al alza en los últimos años para aquellos inversores que deseen invertir en una cartera de activos que seleccionan activos aplicando criterios sociales. Algunos, además, son solidarios, lo que le llevaría a donar una parte de su comisión de gestión a ONGs o proyectos sociales.

En 2020, además, lograron rentabilidades atractivas, de acuerdo con el catálogo de fondos de VDOS de Spainsif. Entre los productos con nota triple A en ESG triple «A» estas son las cinco gestoras con los productos más rentables: Nordea, Degroof Petercam AM, Standard Life Investments, Morgan Stanley y BMO Asset Management (véase tabla).

En cuanto al rating VDOS, que mide el comportamiento histórico de la rentabilidad respecto a otros competidores, serían los fondos gestionados por BMO, Nordea y Degroof Petercam los que ahora mismo contarían con calificación. Entre ellos, el único con una nota de cinco estrellas es el último.

En general, estos fondos se focalizan en la tecnología, la salud, los servicios financieros o la industria. Ninguno de ellos exige una inversión mínima, con la a excepción del fondo BMO Responsible Global Equity Fund A EUR, que exige una inversión de al menos 2.500 euros.

Estados Unidos, la inversión principal

El fondo BMO Responsible Global Equity Fund A EUR, gestionado por Jamie Jenkins y Nick Henderson, es un fondo global de renta variable. Con una rentabilidad que roza el 12% en 2020, la mayor parte de su cartera está expuesta a Estados Unidos, que representa un 60,8% de la misma, mientras que Japón, con un 13%, y el mercado europeo, con casi un 10%, representarían la segunda y tercera posición.

Los sectores que abarca van desde la tecnología (24%); donde ponen el foco en empresas como Microsoft o Apple; el sector salud (19%), con exposiciones relevantes a compañías como Thermo Fisher Scientific Inc y los servicios financieros (18%).

Para acceder al fondo de BMO hay que realizar una aportación mínima de 2.500 euros

Por su parte, el Degroof Petercam (DPAM) Invest B Equities World Sustainable B, obtuvo una rentabilidad de cerca del 14% en 2020. Gestionado por Alexander Roose y Dries Dury, este fondo de renta variable desbanca al resto de su categoría por su rating VDOS de cinco estrellas.

Con el MSCI AC World Net Return como índice de referencia, la cartera de Degroof Petercam ofrece una elevada diversificación geográfica, con un 49% del capital invertido en Norteamérica, casi un 20% en la Eurozona, otro 8% en el resto del mercado de europeo y un 14% repartido en Asia.

El producto de Degroof Petercam es el único con una calificación de cinco estrellas

Desde una perspectiva sectorial, el sector tecnológico (25%), salud (22%) y servicios financieros (17%) encabezan las primeras posiciones. Sus principales apuestas recaen en empresas como Nike, Microsoft e Infineon Technologies.

En cuanto a Nordea 1 – Nordic Stars Equity Fund E EUR sus gestores, Niklas Kristoffersson y Marie Karlsson, invierten en acciones de empresas «que tengan su domicilio o ejerzan una parte predominante de su actividad económica en los países nórdicos”.  

Con una rentabilidad de casi el 17% en el año opta por empresas de servicios financieros (18%) y salud (14%). Sin embargo, el sector industrial destaca en el fondo de Nordea respecto al resto con un 19%.

Las primeras posiciones de activos del fondo se reparten entre la tecnología médica y la ciberseguridad con Sectra y Sampo, que comparten protagonismo con Volvo.

La política de exclusión de Morgan Stanley

Morgan Stanley Investment Funds- Global Sustain Fund A y Standard Life Investments Global SICAV II Global Equity Impact Fund A EUR no cuentan con rating de evolución por parte de VDOS, pero su comportamiento en 2020 también ha sido muy positivo.

El primero, con una rentabilidad que ronda el 12%, invierte en la bolsa de los Estados Unidos, que representa el 70% de la cartera, el Reino Unido, con un 14%, y la zona euro, que llega al 9%.

Sus gestores, William Lock y Bruno Paulson, se enfocan en el sector tecnología (33%); que agrupa a empresas como el gigante de Microsoft o SAP; salud (31%) y servicios financieros (13%).

Su política de inversión se orienta a “invertir en una cartera concentrada de negocios dominantes de alta calidad caracterizados por un retorno sobre el capital operativo sostenible y elevado, poderosos activos intangibles, que incluyan marcas, redes, licencias y patentes, y poder de fijación de precios”

Del mismo modo, debido a su estrategia de exclusión eliminan empresas del sector del «tabaco, alcohol, pornografía, juegos de azar, combustibles fósiles o materias primas a granel o cualquier valor excluido por el índice MSCI World ex Controversial Weapons”, explica en su folleto.

En cuanto al producto de Standard Life, su comportamiento ha sido muy positivo en 2020, con una rentabilidad que ronda el 16%.

Estados Unidos (37%), la Zona Euro (18%) y Reino Unido (11%) son las regiones más representativas, al igual que el sector industrial (26%), salud (17%) y tecnología (15%).

Por valores, sus principales posiciones son Saleforce, Wuxi Biologics, y Proligis; todas ellas con una representatividad por encima del 3%.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad