Los activos estrella de los megafondos sostenibles españoles

Entre las inversiones con más peso, llaman la atención las posiciones en futuros sobre el petróleo o en bonos soberanos del Tesoro

La oferta europea de fondos de inversión sostenibles está reorganizándose tras la llegada del Reglamento de Divulgación. En el mercado español, la nueva clasificación ha propiciado que Caixabank AM sustituya a BBVA AM como la gestora con el mayor fondo sostenible nacional.

Lo cierto es que, con la regulación de las finanzas sostenibles en desarrollo, puede que sea un liderazgo transitorio.

De momento, el ‘Caixabank Master Renta Fija Privada Euro’, con casi 3.110 millones de euros, ocupa la primera posición por patrimonio entre los fondos que promueven criterios de sostenibilidad ambientales o sociales.

El sorpaso de la entidad catalana también alcanza la segunda posición con su fondo ‘Caixabank Master Renta Variable Europa’, un producto de renta variable internacional que gestiona 2.832 millones a cierre de julio.

De esta forma, el fondo mixto conservador global ‘BBVA Futuro Sostenible ISR‘, que está enmarcado como «verde claro» en la nueva clasificación, ostenta el tercer puesto con 1.780 millones bajo gestión.

Más allá de coincidir en su clasificación en el Artículo 8 de SFDR y contar con un volumen considerable, los tres fondos presentan características muy diferentes con tres estrategias dispares, lo que también explica la variabilidad en la rentabilidad obtenida en los primeros siete meses.

El gran fondo de renta fija

El 'Caixabank Master Renta Fija Privada Euro' es un fondo "verde claro", lanzado en junio de 2019, dirigido a clientes con contrato de gestión discrecional y 'unit linked', bajo la modalidad denominada Master dentro de grupo Caixabank.

El fondo cuenta con al menos un 75% de renta fija privada, aunque puede invertir también en bonos soberanos. Según su folleto, tiene una exposición a bonos verdes, sociales o sostenibles superior a la de su índice de referencia en renta fija corporativa, el 'ICE BofA Euro Large Caps Index'.

Su perfil de riesgo es de 3 sobre 7, siendo 7 la categoría de potencial mayor rendimiento, y a cierre del primer semestre contaba con unos 267.000 partícipes. Gana un 0,45% en lo que va de año, dos décimas por debajo de su categoría, según los datos de VDOS a cierre de julio.

Entre sus principales posiciones en la cartera, la radiografía de Morningstar indica los futuros del bono soberano alemán (24%) y bonos soberanos españoles (13%), así como dos posiciones por debajo del 5% en fondos cotizados de BlackRock ('iShares € Corp Bond Large Cap UCITS ETF' y 'iShares Core € Corp Bond UCITS ETF').

Los futuros sobre tipos de interés de Alemania fueron la apuesta más rentable del fondo

Según su último informe, los activos que más han aportado a la rentabilidad del fondo han sido los futuros sobre tipos de interés en Alemania, Francia y EEUU, seguidos de la exposición a ETF de 'high yield' y del crédito corporativo de Auchan Holding.

En el primer semestre, las apuestas que más han drenado rentabilidad al fondo han sido la exposición a ETF de crédito de grado de inversión, así como las emisiones de Orange y Verizon con vencimiento superior a 12 años.

La estrategia ESG adopta criterios de exclusión en sectores vinculados con "armas controvertidas" y arenas bituminosas, así como en en compañías con una facturación superior al 40% en extracción o generación de carbón térmico o más del 35% de contratos militares.

La apuesta 'verde' en bolsa europea

En segundo lugar, el fondo 'Caixabank Master Renta Variable Europa' comparte la clasificación "verde claro" y también está exclusivamente dirigido a clientes con contrato de gestión discrecional, con lo que no se puede comprar libremente.

Su perfil de riesgo es alto, de 6 sobre 7, siendo 1 la categoría de potencial menor rendimiento, y a cierre del primer semestre contaba con unos 267.000 partícipes.

Tras cerrar el 2020 con pérdidas del 12%, en los siete primeros meses del año gana un 14%, dos puntos porcentuales menos que su categoría, según los datos de VDOS.

Por folleto, la exposición a renta variable es como mínimo del 75%, principalmente de entidades radicadas en Europa, pudiendo invertir en valores emitidos por entidades radicadas en otros países de la OCDE, incluidos mercados emergentes hasta un máximo del 15%.

Entre sus principales apuestas por sectores, el financiero pesa más de un 20%, por delante de salud (16%) y consumo defensivo (13%). Por posiciones, en la radiografía de Morningstar figuran los futuros del 'Stoxx600 Oil' (4%) y acciones de Nestlé, Sanofi, Novo Nordisk y BNP Paribas.

En cuanto a la contribución a la rentabilidad del fondo de las diferentes inversiones, en el lado positivo destacan valores cíclicos como las de recursos básicos Arcelormittal, CRH y Saint Gobain, la automovilística Stellantis, así como Nokia y Carrefour.

Arcelormittal, Stellantis y Nokia son algunas de sus apuestas más rentables

En el lado contrario, los principales detractores a la rentabilidad de la cartera en el primer semestre fueron Alstom, Prosus o Galápagos, junto con compañías de corte defensivo como EDP o Engie.

Durante la primera mitad del año el fondo ha comprado, entre otras, acciones de UBS, Santander, Barclays y Amundi dentro del sector financiero y de Heineken, Diageo y Danone, en consumo.

En el sector salud y teleco subió su apuesta por Astrazeneca y entró en Fresenius y Deutsche Telekom. El posicionamiento en industriales incluye las incorporaciones de Airbus, Ferrovial y Schneider.

El fondo ISR de BBVA

En tercera posición por patrimonio encontramos al 'BBVA Futuro Sostenible ISR'. Se trata de un fondo de renta fija mixta internacional que invierte mayoritariamente en otros fondos y promueve características medioambientales o sociales (Artículo 8 del Reglamento SFDR).

El producto de BBVA Asset Management está abierto a todo tipo de clientes y se puede contratar con una inversión mínima de 30 euros. Su perfil de riesgo es intermedio, de 4 sobre 7, siendo 1 la categoría de potencial menor rendimiento.

Es el único de los tres fondos que gana más que su categoría en lo que va de año

Tras cerrar el 2020 con pérdidas del 1,1%, en los siete primeros meses del año sube un 3,19%, con una ventaja de 1,5 puntos más respecto a su categoría en este periodo. Es el único de los tres fondos que gana más que su categoría en lo que va de año, según los datos de VDOS.

Por folleto, invierte hasta un 30% de la cartera en activos de renta variable, hasta un máximo del 10% en instrumentos financieros y el resto de la cartera en renta fija pública y privada de duración no superior a 6 años.

Según el análisis de Morningstar, actualizado a 31 de marzo, la principal región de inversión es Estados Unidos (un 64% de la cartera) y los sectores más presentes son el tecnológico (21%), de servicios financieros (15%) y salud (13%).

Por tipos de activo, el 27% del patrimonio está invertido en acciones, un 44% en obligaciones y un 23% en efectivo. Entre los principales instrumentos de la cartera destacan los fondos 'iShares Core MSCI World ETF USD', 'Xtrackers MSCI World ETF', 'Amundi MSCI World Climate Transition'.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad