Lo último de Vueling, IAG, AXA, BEI, Allianz GI, Generali…

Combustibles limpios, compromisos medioambientales y nuevos productos alimentan la lista de novedades en la segunda semana de la COP 26

La segunda semana de la COP 26 también ha sido rica en lanzamientos. La industria de la aviación quiere avanzar en combustibles limpios y las gestoras continúan ampliando sus compromisos con la descarbonización y su gama de productos.

Vueling estrena combustible sostenible…

Vueling ha realizado esta semana su primer vuelo con combustible de origen sostenible en la ruta entre Barcelona y Sevilla, de la mano de Repsol, con un SAF (combustibles sostenibles para aviación, por sus siglas en inglés), producido en su Complejo Industrial de Tarragona a partir de biomasa.

Este lote se suma al generado en la refinería de Repsol en Puertollano y al producido a partir de residuos en la de Petronor, instalación que pertenece al Grupo Repsol y se sitúa en Bilbao.

El vuelo con baja huella de carbono se realizó en la ruta Barcelona – Sevilla y habría logrado reducir las emisiones a la atmósfera en 2,5 toneladas de CO2, gracias a la eficiencia que aporta el Airbus A320neo de nueva generación, al uso del biocombustible y a los procedimientos de eficiencia implementados.

… e IAG firma un contrato a diez años de carburantes limpios

IAG ha firmado un acuerdo con Velocys, la empresa de tecnología de combustibles sostenibles, para adquirir 220.000 toneladas de combustible de aviación sostenible (SAF por sus siglas en inglés) durante diez años. Esto equivale a un tercio de la producción planificada del nuevo proyecto Bayou Fuels de Velocys en Estados Unidos, cuando comience a distribuir SAF en 2026.

El combustible de aviación sostenible será utilizado por Iberia, British Airways y Aer Lingus. La tecnología empleada en este proyecto capturará el CO2 del proceso de fabricación, eliminándolo así permanentemente de la atmósfera.

El Grupo adquirirá un millón de toneladas de combustible de aviación sostenible al año, lo que le permitirá reducir las emisiones de carbono en dos millones de toneladas para 2030. «Esto equivale a eliminar un millón de coches de las carreteras europeas cada año», explica la compañía en un comunicado.

AXA refuerza sus compromisos climáticos

AXA Investment Managers (AXA IM) ha anunciado una mejora de sus compromisos climáticos esta semana. Así, a partir de 2022 aplicaría una ‘lupa climática’ más fuerte a sus decisiones de inversión y adoptará cuatro enfoques diferentes a la hora de buscar empresas y emisores de alto impacto en función de la categoría a la que pertenezcan.

En el caso de la que las empresas asuman con seriedad la transición hacia las cero emisiones, AXA realizará desinversiones. Las categorías son:

  • Líderes climáticos: son empresas que proporcionan soluciones climáticas que permiten la transición a un mundo con una subida de la temperatura limitada a 1,5°c y/o que ya tienen una baja huella de carbono y las mejores prácticas climáticas y medioambientales de su clase. AXA IM seguirá invirtiendo en ellas y se asegurará de que mantengan su liderazgo.
  • Líderes de la transición: con empresas con un buen historial de reducción de las emisiones de carbono y/o una trayectoria de mejora formal con objetivos medibles. AXA IM continuará trabajando para identificar a aquellos «líderes de la transición» que presenten una oportunidad de crecimiento, proporcionando así valor a largo plazo para los clientes.
  • Rezagados de la transición: son empresas que están concienciadas con el clima pero que son más lentas a la hora de embarcarse en un viaje de transición tangible. AXA IM continuará invirtiendo y comprometiéndose con los «rezagados de la transición» para animarles a acelerar su transición, especialmente a través de votaciones en las Juntas Generales de Accionistas (JGA).
  • Los rezagados del clima: son empresas que no se toman en serio el cambio climático, según AXA IM. Esta lista específica será definida por AXA IM y estará compuesta por empresas que son importantes en las carteras de AXA IM y cuyo impacto en el clima es también elevado. AXA IM se comprometerá con estas empresas a partir de 2022 definiendo objetivos claros, supervisando las acciones tomadas hasta 2025 y desinvirtiendo si el progreso en su camino hacia el cero neto no es sustancial.

El BEI y Allianz GI lanzan un fondo de acción climática en emergentes

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Allianz Global Investors (Allianz GI) han lanzado el fondo Emerging Market Climate Action (EMCAF) en un acuerdo entre socios públicos y privados, en el que también invierten los gobiernos de Alemania y Luxemburgo, el Fondo Nórdico de Desarrollo o Folksam.

Con un tamaño objetivo de 500 millones de euros, el EMCAF aspira a convertirse en una emblemática iniciativa de inversión de impacto de Europa, que movilice cantidades sustanciales de capital privado para poner en marcha proyectos de acción climática en África, Asia, América Latina y Oriente Próximo. Se espera que las inversiones del EMCAF respalden una cantidad significativa de nueva capacidad de energía limpia en el ámbito mundial.

El EMCAF es un fondo de fondos que respalda proyectos y fondos de inversión centrados en el clima en mercados emergentes y en países en desarrollo. Se centrará en la mitigación y la adaptación al clima y en el acceso a la electricidad. Los criterios de inversión están basados en la taxonomía de la UE para actividades sostenibles.

Generali lanza un programa de inversión de impacto social

Generali ha lanzado un programa internacional de inversión de impacto social centrado en empresas sociales de toda Europa que abarcan una amplia gama de temáticas, como la salud, la educación, los medios de subsistencia y las energías renovables.

La fase piloto del programa, nacido de la colaboración entre Generali Investments y The Human Safety Net -la iniciativa global de Generali para las comunidades- invierte específicamente 22 millones de euros en dos fondos de impacto líderes. Estos son el fondo Impact Growth IV y el Raise Impact, gestionados por Impact Partners AM y Raise Impact AM. Ambos vehículos comparten el énfasis en la inclusión social y el desbloqueo del potencial humano en las comunidades vulnerables.

Se trata de la primera vez que el Grupo Generali se adentra en la inversión en empresas que dan prioridad al impacto en su modelo de negocio y son capaces de medirlo.

El proyecto piloto se basa en el compromiso más amplio de Generali con las finanzas sostenibles y forma parte de coaliciones globales como la Net Zero Asset Owner Alliance (un grupo de 18 fondos de pensiones y aseguradoras que se han comprometido a descarbonizar sus carteras hasta alcanzar las emisiones netas cero en 2050 para evitar un aumento de la temperatura global por encima del objetivo de París de 1,5 °C) y la Net Zero Insurance Alliance.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad