Las gestoras españolas se resisten al movimiento cero emisiones

Desde PRI esperan "una mayor participación de las gestoras de activos en España en el futuro", pero de momento Santander AM es la única representante. BBVA AM e Ibercaja Gestión estudian su adhesión, según avanzan a SOCIAL INVESTOR

El movimiento ‘cero emisiones’ de la industria de la gestión de activos continúa ganando apoyos para enfrentarse a la urgencia del cambio climático. Medio año después de su arranque, la iniciativa Net Zero Asset Managers cuenta con el respaldo de gestoras que administran unos 36 billones de euros, cerca de la mitad del patrimonio invertido en el mundo.

A esta red internacional se han adherido esta semana 41 nuevas gestoras europeas, norteamericanas y asiáticas, incluyendo la mayor gestora europea, Amundi (1,75 billones), y la firma Franklin Templeton (1,2 billones). Sin embargo, no en todas las regiones los compromisos avanzan al mismo ritmo.

En España, la industria de gestión de activos está en el vagón de cola. De momento, Santander Asset Management (181.000 millones) es la única firmante, aunque las gestoras de BBVA e Ibercaja Gestión ya estudian adherirse.

«No todos los mercados se inscribirán al mismo ritmo, pero anticipamos una mayor participación de los gestores de activos en España en el futuro«, ha avanzado a SOCIAL INVESTOR un portavoz de los Principios de Inversión Responsable (PRI).

El portavoz de PRI, uno de los coordinadores de esta red inversores, ha confiado en que la iniciativa Net Zero Asset Managers siga creciendo «a medida que los gestores de activos de los diferentes mercados reconocen la importancia de alinear sus carteras con las cero emisiones netas».

Desde su arranque en diciembre de 2020, ha logrado multiplicar por cuatro sus compromisos. Ya tiene el respaldo de un total de 128 inversores, entre los que se incluyen los tres mayores del mundo: BlackRock (7,3 billones), Vanguard Group (6 billones) y State Street (3 billones de euros).

Con la última tanda de adhesiones, los activos administrados por los inversores de la iniciativa Net Zero Asset Managers equivalen al PIB combinado de Estados Unidos, China y Reino Unido, que suman unos 35 de euros billones aproximadamente.

Dicha magnitud muestra el impacto que puede tener que gran parte de la industria se mueva en la misma dirección, con el compromiso de que antes de 2050 sus carteras alcancen las cero emisiones netas de carbono. Antes, para 2030 establecerán objetivos intermedios de reducción.

Todo ello es un motivo de presión para las empresas del IBEX, participadas en buena medida por los firmantes, lo que debería impulsarles a trabajar en planes claros con los que acercarse al Acuerdo de París para que la temperatura global suba menos de 1,5 grados.

Santander salva a la ausencia española

Aunque la influencia de la iniciativa es indudable, llama la atención la posición tan rezagada de la industria de la gestión de activos española, con gran peso de las gestoras bancarias, a la hora de adquirir estos compromisos de descarbonización. Más si cabe, cuando algunos bancos españoles –Santander, BBVA, Caixabank, Abanca e Ibercaja-, forman parte de la alianza ‘Net-Zero Banking Alliance‘.

Asimismo, resulta significativa la escasez de firmantes patrios, sobre todo, al tener en que en cuenta que una mayoría las entidades han acordado incluir factores ambientales, sociales y gobernanza como firmantes de los Principios de Inversión Responsable (PRI).

En marzo, Santander AM fue la primera con sede en España en sumarse a la red de inversores Net Zero. Con ello, adquirió compromisos como crear productos de inversión alineados con las emisiones netas cero para 2050 y facilitar el aumento de la inversión en soluciones climáticas .

«Este compromiso representa una oportunidad para seguir ofreciendo soluciones de inversión innovadoras a nuestros clientes, alineadas con sus intereses y preocupaciones sociales actuales», explicó Mariano Belinky, CEO Global en Santander AM.

Uno de sus primeros hitos será presentar sus compromisos en cuanto a activos bajo gestión que monitorizar bajo la premisa del plan de reducción de emisiones. Para ello, cuenta con un año de plazo desde la firma.

Sin embargo, según adelantó SOCIAL INVESTOR este esquema estará cerrado con anterioridad a la COP26 y se desvelará en el marco de la Conferencia que se celebra en Glasgow en noviembre de este año.

El hecho de que los firmantes tengan que fijar un objetivo provisional sobre qué proporción de activos que gestionan contribuyen a alcanzar las emisiones netas cero en 2050 o antes, así como la obligación de presentar información detallada anualmente con el avance podrían ser dos de las principales obstáculos.

Así, en el caso de BBVA AM una de las líneas estratégicas para este semestre consiste en realizar análisis de métricas climáticas de sus carteras, lo que sería un primer paso para definir una estrategia de gestión de riesgos climáticos. Es una etapa previa necesaria por la que debe pasar la gestora que asegura estar estudiando las implicaciones de una adhesión a Net Zero Asset Managers.

En esta línea, Ibercaja Gestión, que ya es miembro del UNPRI, también está iniciando los trámites para incorporarse a Climate Action 100+ y Net Zero Asset Managers, según ha explicado a SOCIAL INVESTOR Lily Corredor, directora general de Ibercaja Gestión.

Empuje europeo entre los nuevos firmantes

Pese a la escasez española, en la extensa lista de nuevos firmantes abundan las entidades europeas. Figura Amundi Asset Management, la mayor gestora por patrimonio del mercado europeo, que también está representado con Federated Hermes (1,3 billones), Ninety One (107.000 millones), GAM Investments (11.000 millones), Meridiam (8.000 millones) o HSBC AM (5.120 millones).

También se han sumado al compromiso gestoras de Norte América como Franklin Templeton, MFS Investment Management o ClearBridge Investments, así como entidades con sede en Asia Pacífico como BT Funds Management y Sumitomo Mitsui Trust Asset Management.

«Estamos convencidos de que el sector financiero es un catalizador clave para la acción en esta carrera hacia Net Zero (…) Estamos orgullosos de adoptar los objetivos globales de neutralidad de carbono«, ha afirmado Valérie Baudson, consejero delegado de Amundi con motivo de la adhesión.

De su lado, el director de inversiones de Willis Towers Watson, Chris Ford, ha coincidido en que la industria de la inversión «no es un simple receptor de los resultados generados por las inversiones que realiza, sino que, como asignador de capital y administrador de los activos de sus clientes debe desempeñar un papel significativo en la configuración del sistema y la gestión del riesgo inherente a la transición climática».

¿Por qué estar aquí?

Hay varias iniciativas que apoyan la acción de los inversores hacia las emisiones cero netas acreditadas por la campaña ‘Race to Zero’ de las Naciones Unidas, con el mismo objetivo común.

El alcance de Net Zero Asset Managers es global. Se trata de la única iniciativa enfocada específicamente en la reducción de emisiones de la industria de gestión de activos.

Las gestoras de activos que se adhieran a la iniciativa se comprometen a rendir cuentas de forma transparente y rigurosa, con el fin de garantizar que el enfoque aplicado se basa en una metodología sólida y que se están tomando medidas en línea con los compromisos.

Es la única iniciativa enfocada en la reducción de emisiones de la industria de gestión de activos

Está gestionada por los Principios de Inversión Responsable (PRI), CDP, Ceres, Investor Group on Climate Change (IGCC), Institutional Investors Group on Climate Change (IIGCC) y Asia Investor Group on Climate Change (AIGCC). También está respaldada por The Investor Agenda, de la que las redes de inversores son socios fundadores.  

Además de la red Net Zero Asset Managers, también existen la Iniciativa de inversión alineada con París y la Alianza de propietarios de activos cero neto convocada por las Naciones Unidas.

Cada iniciativa tiene su propia estructura de gobierno y enfoque para apoyar a los signatarios. Entre ellas, comparten las mejores prácticas a través de su participación en la Glasgow Financial Alliance for Net Zero (GFANZ).

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad