Las gestoras del ‘top ten’ mundial más efectivas en la lucha contra el cambio climático

General & Legal Investment Management, Allianz y Amundi se destacan sobre el resto. Las firmas europeas baten a las estadounidenses

Los nombres propios más activos en la lucha contra el cambio climático. Foto por Attentie Attentie en Unsplash

No todas las gestoras mundiales son igual de eficientes a la hora de fomentar que las empresas en las que participan tomen decisiones enfocadas a mejorar su desempeño climático. Y en el ‘top’ del ranking mundial existen diferencias muy importantes.

De acuerdo con InfluenceMap, un ‘think tank’ independiente especializado en datos y análisis sobre cómo afectan los negocios y a las finanzas a la crisis climáticas, entre las diez mayores firmas por volumen de activos del mundo, las que están siendo más efectivas en la lucha contra el cambio climático son la británica General & Legal Investment Management (1,6 billones de dólares en activos), Allianz/Pimco (2,5 billones en activos) y Amundi (1,7 billones en activos).

El tercero, que es el socio en el negocio de fondos del Banco Sabadell, de acuerdo con Share Action (InfluenceMap tiene en cuenta estos datos para elaborar su informe), fue uno de los más activos apoyando propuestas sobre transparencia y cambio climático en las juntas de accionistas de sus participadas.

Qué notas tienen las mayores gestoras del mundo, según InfluenceMap

Además del desempeño en las juntas de accionistas, el estudio de InfluenceMap «Gestores de activos y cambio climático 2021«, mide el «climate engagement».

Esta variable tendría en cuenta la actividad individual que cada gestora lleva a cabo con las empresas en las que participa. Es mejor en la medida en que consiga que las compañías den pasos a favor de la lucha contra el cambio climático.

Evidentemente, para poder juzgarlo, es necesario que cada firma de inversión rinda cuentas ante sus inversores sobre los pasos dados. Un esfuerzo en transparencia, con una metodología previa, que, por el momento, es más frecuente entre las firmas de inversión europeas.

De hecho, en el top ten de firmas mundiales solo lograrían calificaciones A gestoras con sede en este continente. La excepción es PIMCO, que es norteamericana, pero cuya nacionalidad se matiza porque es propiedad de Allianz desde hace años.

Entre las tres que lideran la clasificación, Amundi es la que ha dado un salto más significativo en 2020

Entre estas tres, Amundi es la que ha dado un salto más significativo entre 2019 y 2020. El año pasado su nota en cuanto a «climate engagement» era de B+. Este año la ha convertido en un A+.

Si no es el líder en la clasificación, es porque todavía es menos activa dando su apoyo a propuestas climáticas en las juntas de accionistas que Legal & General IM. Los británicos lo habrían hecho en el 88% de las propuestas analizadas por Share Action, frente al 83% de Amundi.

En el resto de la clasificación, el paso más importante en materia de «engagement» climático, lo habría dado BlackRock. El gigante norteamericano, la mayor firma de activos del mundo (gestiona 7,3 billones de dólares) ha pasado de una C+ a un B.

Europa va por delante de Estados Unidos

Esa ventaja europea se mantiene cuando el ranking se amplia a las 30 firmas de inversión más grandes del mundo (no hay ninguna española).

En este sentido, todas las que se colocan a la cabeza en cuanto a «engagement» climático con las empresas en las que invierten son firmas europeas. Cinco obtienen la calificación máxima por parte de InfluenceMap y todas tienen su sede en este continente: Hermes (Reino Unido), UBS (Suiza), Legal & General IM (Reino Unido), Sarasin & Partners (Reino Unido) y BNP Paribas (Francia).

«Todas las que logran la nota son completamente transparentes en su código ‘stewardship’ y dan a conocer evidencias específicas de ‘engagement’ sobre la transición del modelo de negocio y las prácticas de ‘lobbying'», explica InfluenceMap.

Qué nota en ‘engagement’ climático logran las treinta mayores gestoras de activos del mundo

Para encontrar firmas norteamericanas es necesario dar el salto hasta el escalón del A-. En él, conviviendo con Axa (Francia), Aviva (Reino Unido) y Mirova (Francia), ya aparecen tres gestoras estadounidenses: Boston Trust Walden, Zenith Asset Management y Trillium Asset Management.

Los pesos pesados de la gestión mundial, todos con sede al otro lado del Atlántico, BlackRock (gestiona activos por 7,3 billones de dólares), Vanguard (6,2 billones), Fidelity (3,3 billones) y State Street (3 billones), por el momento son menos efectivos en lo que se refiere a la lucha con el cambio climático.

El cambio de presidencia en Estados Unidos, que se anticipa será mucho más activa en el impulso de la ESG también a nivel normativo, puede ser un aliciente para que estos gigantes cuenten con un posicionamiento más activo a la hora de impulsar una mayor sensibilidad de las empresas en las que invierten al cambio climático.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad