Las apuestas de las gestoras internacionales para el próximo año

BlackRock, M&G y Clearbridge Investments (Franklin Templeton) adelantan un nuevo 'boom' de la inversión ESG y aconsejan exponerse a ella a través de emergentes, fondos de impacto y temáticos, o sectores como el de las energías renovables

La inversión ESG (Environmental, Social & Corporate Governance) va a volver a ser una de las estrategias clave de cara al año que viene.

Así, desde BlackRock Iberia explican a SOCIAL INVESTOR que la pandemia no ha dañado las buenas expectativas de la inversión responsable; sino que de hecho la habría reforzado de cara al futuro.

“Creemos que los retos sanitarios y económicos a escala mundial que ha planteado este año no han impactado la demanda de los inversores, ni han frustrado las perspectivas para la inversión sostenible”, señala Isabel Vento, responsable de Desarrollo de Negocio de BlackRock Iberia, sobre la base de sus propios datos internos.

En este sentido, Vento se refiere al interés creciente de los inversores por este enfoque. En una reciente encuesta realizada por BlackRock a 425 inversores globales “el 20% afirmó que la pandemia había acelerado sus asignaciones a inversiones sostenibles», señala la ejecutiva. Y, además, dejaron entrever que la proporción irá a más.

«El 86% de los encuestados de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) han manifestado que la inversión sostenible ya es, o será, fundamental para sus estrategias de inversión”, recuerdan desde BlackRock Iberia.

Un 86% de los inversores encuestados por BlackRock señala a la inversión sostenible como una estrategia fundamental

M&G Investments comparte su punto de vista y augura otro ‘boom’ de la ESG a lo largo de los próximos meses. “La demanda de productos de inversión que comúnmente consideramos como “sostenibles” se canalizará de manera especial a través de fondos de impacto”, pronostica Alicia García Santos, responsable de M&G Investments para España, Portugal y Andorra.

Por su parte, Mary Jane McQuillen, directora de inversión ESG y gestora del Clearbridge US Sustainability Leaders Fund en Clearbridge Investments (Franklin Templenton), espera que “muchos de los factores que han impulsado los sólidos rendimientos de las acciones con perfil sostenible este año continúen en 2021”. Una buena expectativa que serviría de llamada para continuar atrayendo capitales.

El crecimiento alrededor del cambio climático

Con un horizonte estratégico a largo plazo, las acciones de mercados emergentes son una de las oportunidades que ve más claras BlackRock a pesar de que, en general, afirman ser “neutrales con la renta variable”.

Isabel Vento reconoce, sin embargo, que, a corto plazo, y con una perspectiva táctica, han optado por sobreponderar la bolsa para tratar de atrapar el despegue del mercado a principios de año, pero que no se fijan en todas las acciones.

“Nos gustan las que tienen un enfoque “Barbell” («barra de pesas»): acciones de calidad equilibradas con exposiciones cíclicas seleccionadas”, señala esta ejecutiva.

Otros activos claves de cara al año que viene serían los bonos y las inversiones alternativas y ven que “la indexación está ganando peso en la inversión sostenible, especialmente en el caso de la renta fija” (el gigante americano controla iShares, que está especializado en ETF).

M&G apuesta por los fondos de impacto y los fondos temáticos, mientras que Clearbridge Investments (Franklin Templeton) lo hace por el clima

Un tercer segmento clave de cara al próximo ejercicio según las gestoras internacionales serían aquellas empresas que ofrecen soluciones para afrontar el cambio climático.

Desde M&G pronostican que en 2021 se producirá un importante crecimiento de la inversión de impacto. Y no solo en lo que se refiere a productos generales (inversiones realizas en compañías, fondos y organizaciones que generan un impacto social, medioambiental y retorno financiero), sino también en “fondos de inversión de impacto, pero temáticos».  

Por último, estarían las acciones directamente ligadas a las políticas pro cambio climático, que pueden vivir un buen ejercicio si, efectivamente, la administración estadounidense vuelve al Acuerdo de París, tal como ha prometido su presidente electo.

Sobre ello, Clearbridge Investments (Franklin Templeton) alude a la expectativa de que Joe Biden apoye el sector de las renovables dentro del ámbito de federal.

En ese caso, avanzan que estas compañías “disfrutarán de un crecimiento secular a largo plazo a medida que el mundo haga la transición a una economía menos intensiva en carbono y a medida que la energía solar y eólica se vuelva más competitiva en costos con los combustibles fósiles”.

En concreto, el sector automovilístico -centrado en los coches eléctricos-, las tecnologías novedosas como “el hidrógeno verde, las baterías de iones de litio, la captura y almacenamiento de carbono”, son potencialmente esenciales dentro del sector de las energías renovables, señalan desde Clearbridge Investments (Franklin Templeton).

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad