La industria de los bonos verdes anticipa una demanda «explosiva» para la primera emisión del Tesoro

Sean Kidney, consejero delegado de Climate Bonds Initiative, prevé que continúe el apetito hacia este tipo de emisiones, sobre las que Lyxor acaba de lanzar un ETF específico

El mercado está sediento de emisiones verdes con las que contribuir a movilizar capital para la acción climática y mitigar riesgos de las carteras. Según la Climate Bond Initiative, uno de los ángulos de mayor crecimiento de este mercado, que podría crecer hasta un 80% interanual en 2021, vendrá por los bonos verdes soberanos.

Y es que el número de emisores de bonos verdes soberanos a nivel global se ha más que duplicado en el último año hasta alcanzar los 18 países y seguirá creciendo con las próximas emisiones anunciadas de España, Reino Unido, Serbia y Rumania.

En la emisión esperada del Tesoro español, que prevé colocar entre 5.000 y 10.000 millones este año a través de un bono verde, la demanda prevista «será muy alta, explosiva», según Sean Kidney, consejero delegado de Climate Bonds Initiative.

El ‘gurú’ de los bonos verdes y miembro de la Plataforma de la Comisión Europea sobre Finanzas Sostenibles ha destacado que hay «mucho apetito» y que la demanda «seguirá siendo fuerte para todos los países de Europa, incluyendo también el Reino Unido».

Kidney ha asegurado que el mercado «lleva mucho tiempo esperando las emisiones verdes soberanas de España», desde que se comenzaran a anunciarse por el Gobierno en el 2019, y ha animado a que más países fortalezcan la oferta ante la «masiva demanda».

En el marco actual de recuperación y emergencia climática «si un Gobierno no emite bonos verdes deberá justificar cuál es su problema o por qué no tienen nada que decir en esto», ha afirmado el experto en una conferencia organizada por Lyxor, este jueves.

En este sentido, ha detallado que los esfuerzos de los gobiernos por fomentar los objetivos de cero emisiones netas, aumentar los planes de acción climática y encaminar los planes de estímulo hacia una economía más verde y con más objetivos de desarrollo sostenible anticipan un crecimiento adicional de este mercado.

El mercado de bonos verdes alcanzó los 1,27 billones de dólares a nivel global. De estos, más de 97.7000 millones de dólares provienen de los bonos verdes soberanos, bonos sostenibles y sociales emitidos por 22 países.

Entre los próximos emisores soberanos de bonos verdes están Colombia, Canadá y Kenia

Según las previsiones presentadas, el mercado espera entre los próximos emisores de bonos verdes soberanos a Colombia, Canadá, Kenia, Ghana, Senegal, Costa de Marfil, Pakistán, Filipinas y Uzbekistán.

Asimismo, uno de los revulsivos del mercado serán los bonos verdes de la Comisión Europea en el marco del plan Next Generation UE, que superarán los 225.000 millones de euros, y darán más profundidad y liquidez a este mercado en plena ebullición.

El 88% de los bonos verdes soberanos provienen de países europeos. De momento, Francia es el país con más bonos verdes soberanos emitidos, con mas de 40.000 millones de dólares desde su primer lanzamiento en 2017.

Lyxor lanza un ETF de soberanos verdes europeos

Ante este crecimiento del mercado, Lyxor Asset Management ha lanzado el primer ETF mundial que replica el comportamiento de bonos verdes soberanos de la zona euro. Está clasificado como fondo sostenible, en el artículo 9 del Reglamento de Divulgación.

Con el producto ‘Lyxor Euro Government Green Bond (DR) UCITS ETF’, la gestora pretende democratizar el acceso al mercado de bonos verdes con un coste gestión bajo y dar liquidez a los inversores que incluyan bonos verdes soberanos en sus carteras.

«Hasta hoy, en el mercado de bonos verdes faltaba un segmento fuerte y diversificado de soberanos. Hemos llegado a un punto en el que cualquier inversor puede y debe tener una estrategia de bonos verdes como parte de su cartera de renta fija», ha señalado François Millet, Head of ETF Strategy, ESG and Innovation de Lyxor AM.

«En el mercado de bonos verdes faltaba un segmento fuerte y diversificado de soberanos»

François Millet, Lyxor

El fondo ha empezado a cotizar en Euronext el 6 de julio con un TER del 0,20%. En las próximas semanas cotizará también en Xetra, London Stock Exchange y Borsa Italiana.

El ETF replica el índice ‘Solactive Euro Government Green Bond’ que representa el comportamiento de los bonos verdes con grado de inversión emitidos por países de la zona euro. Para ser elegible para la inclusión en el índice, los bonos deben ser aprobados por el Climate Bonds Initiative.

Asimismo, deben cumplir con criterios específicos relativos al tamaño de la emisión (de al menos 300 millones de euros), que el emisor sea un gobierno de la zona euro, tener un vencimiento de al menos un año y contar con grado de inversión son elegibles, estando denominados en euros.

Gran flujo hacia los ETF ESG

Este lanzamiento se enmarca en un contexto en que los expertos de Lyxor AM han destacado el gran flujo hacia fondos cotizados que incluyen criterios ambientales, sociales y de buena gobernanza.

Entre enero y junio los flujos a ETF europeos ha superado los 94.000 millones de euros y cerca del 45% se ha dirigido hacia productos ESG, lo que supone unos 42.000 millones y más que en todo el año 2020.

Los inversores franceses son los más interesados en los ETF de bonos verdes

En la demanda específica de ETF de bonos verdes están muy presentes los inversores franceses (un 39% de la demanda), por delante de los italianos (23%) y alemanes (21%). La demanda de España, Portugal y Latinoamérica no alcanza el 2% del total.

Por tipo de inversores, los gestores de activos acaparan la mitad de la demanda (49,9%), por delante de los fondos de pensiones (28%) y los clientes de banca privada (16%). La inversión por parte de aseguradoras representa apenas el 5% de la demanda de los bonos verdes.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad