La gobernanza es la reina del engagement

Aunque las campañas medioambientales son más mediáticas, la industria de la inversión trabaja silenciosamente por la mejora de la G de las cotizadas sin muchas distinciones entre continentes

Que la atención del mundo se centre en las políticas de presión de las grandes gestores para fomentar que sus participadas se comprometan con la ruta hacia las ‘cero emisiones’ , no quiere decir que supongan el corazón de sus políticas de engagement.

La temporada de juntas sirve para visualizar el grueso de las preocupaciones de los inversores y la gobernanza también figura en el centro de las políticas de engagement de las gestoras.

Las iniciativas de implicación entre inversores institucionales y cotizadas son todavía novedosas entre las gestoras españolas, pero están creciendo, se espera que vayan a más en paralelo al desarrollo de la ESG, y se basan en las exigencias de ‘mejora’ que la industria de la inversión pide a sus participadas. La gobernanza es una de sus preocupaciones más críticas.

Así, EOS Federated Hermes, en su último informe sobre implicación que se refiere al segundo trimestre de 2021, reconoce que prácticamente en todos los mercados en los ha llevado a cabo acciones de este tipo para sus clientes, la gobernanza ha sido el motivo principal.

En este sentido, señala que ha supuesto un 43 por ciento de su actividad. Durante ese periodo, EOS Federated Hermes habría tenido contacto con un total de 744 compañías y casi la mitad de los avances en implicación efectuados estarían relacionados con la política de retribución de los ejecutivos; que ha sido uno de los temas más polémicos de la temporada de juntas.

Fuente: EOS Federated Hermes

Las iniciativas de engagement, además, no tendrían diferencias significativas entre unos países y otros. La firma de stewardship reconoce que supusieron un 43,8 por ciento de las impulsadas en Europa; un 37,3 por ciento de las que se llevaron a cabo en Reino Unido; y un 45,7 por ciento de las realizadas en Estados Unidos.

Solo en la zona de Australia y de Nueva Zelanda y en Asia desarrollada el primer motivo de engagement fue distinto a la gobernanza. En ambas geografías lideraron los temas medioambientales.

El eje del que emana todo

La gobernanza se considera la raíz sobre la que se construyen todas las políticas corporativas y también es la «letra» más antigua de la ESG.

Sin embargo, más allá de las de retribuciones o la falta de diversidad en los consejos, son temáticas sobre las que rara vez se realizan campañas públicas más allá del voto en las juntas; por lo que el trabajo de persuasión de los grandes accionistas suele quedarse en un plano más discreto.

Los inversores activistas tradicionales sí que se han apoyado en problemas de gobernanza para impulsar cambios en los consejos, aunque habitualmente ligados al mal comportamiento de la acción o de los resultados empresariales. Uno de los más recientes en Europa se ha producido en Danone, donde se forzó una reforma en su cúpula ejecutiva.

En España, uno de los ámbitos más controvertidos, porque enraíza con una tradición muy clara en las empresas españolas es la concentración de poder en una única persona, en el presidente ejecutivo, y Corporance, el asesor de voto español integrado en la alianza europea Proxinvest, pronostica que la preocupación de los inversores por los temas de reputación crecerá de cara al futuro.

En 2021, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha visto cómo su reelección era rechazada por más del 15 por ciento del capital presente en la junta.

Fue un voto en contra alto; pero no el más elevado de los últimos años. Por ejemplo, otro de los ejecutivos cuestionado por los accionistas durante la junta fue Florentino Pérez, presidente de ACS en su última reelección.

En 2019, su nuevo mandato como presidente fue rechazado por más del 35 por ciento del capital; en una junta en las que muchos consejeros obtuvieron un volumen de ‘noes’ especialmente alto.

Las ‘quejas’ de los inversores y de los asesores de voto se centran en que ACS cuenta con demasiados consejeros no independientes y se oponen a la reelección de aquellos que no dejan su silla para dar entrada a uno que cuente con esta categoría.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad