La estrategia de M&G para generar impacto

El grupo puesto en marcha este año Catalyst, compuesto por 25 expertos para buscar oportunidades en este segmento. Cuentan con un mandato de 5.000 millones

Bombilla

Más de 2,5 billones de dólares anuales. Ese es el enorme ‘gap’ en flujos de capital necesario para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030 y el mercado a cubrir por la inversión de impacto, entendida como la máxima expresión de la inversión responsable.

M&G Investments, con 427.000 millones de euros bajo gestión, es una de las gestoras que reman a favor de la inversión de impacto. Además, ven oportunidades para generar impacto ambiental y social positivo, sin perder de vista los retornos financieros, en todo tipo de activos, tanto privados como cotizados.

Desde comienzos de este año, el grupo británico cuenta con un nuevo equipo global —Catalyst— compuesto por 25 expertos que invierten desde Londres, Singapur, Nueva York y Bombay en empresas que aportan soluciones a los desafíos sociales y ambientales.

«Desde M&G esperamos dar un soporte importante en todos esos flujos de capital necesarios», ha afirmado el responsable global de Catalyst, Alexx Seddon, en un encuentro con la prensa este miércoles.

Catalyst tiene flexibilidad para invertir con criterios de sostenibilidad en no cotizadas mediante crédito, activos reales y financieros y capital privado, con un mandato de 5.000 millones de libras (unos 5.800 millones de euros) de la aseguradora Prudential.

Este área se ubica dentro del negocio de Activos Privados y Alternativos de M&G, que tiene más de dos décadas de experiencia en inversión de activos privados y ya gestiona más de 65.500 millones de libras (unos 75.000 millones de euros) en crédito privado, capital privado y bienes raíces en nombre de los asegurados y clientes de Prudential.

Invertir a largo plazo

¿Y dónde invierten? Su marco geográfico es global y buscan oportunidades que cubran las dificultades de capital de no cotizadas con que no generen daño y causen impacto positivo.

Para conseguir los ODS, el foco está puesto en cuatro sectores que suponen el 60% de la economía real, con un mercado de 12 billones de dólares. Estos son la agricultura y alimentación, ciudades, energía y materiales, y salud y bienestar.

Según M&G, la pandemia ha interrumpido el progreso hacia el logro de los ODS. Pese a los avances en energías limpias y renovables, infraestructuras y comunidades sostenibles, hay 12 objetivos «materialmente retrasados», siendo los factores socioeconómicos objetivos más afectados por la pandemia.

Han invertido 40 millones en una biotecnológica que ayuda a la vacuna del Covid-19

Entre las inversiones recientes de Catalyst está Vaccitech, una empresa de biotecnología con sede en el Reino Unido empresa surgida de la Universidad de Oxford, que ha contribuido al desarrollo de la vacuna de AstraZeneca frente al Covid-19.

Su inversión de 50 millones de dólares (unos 41 millones de euros) permite contribuir a abordar los problemas de salud pública mundial y desafíos tanto de las enfermedades infecciosas.

«Este es un gran ejemplo de cómo M&G puede canalizar los ahorros a largo plazo hacia inversiones que abordan problemas a largo plazo: con el objetivo de generar retornos financieros y al mismo tiempo ayudar a mundo un lugar mejor», explica la gestora.

Marco de contribución de los inversores

Además de algunas de las inversiones concretas, el equipo de M&G ha detallado cuál es el marco de contribución que los inversores en el impacto.

Hay tres áreas claves, que marcan su estrategia: señalar la importancia del impacto, una participación activa con el ‘engagement’ y hacer crecer los mercados de capitales con poca oferta.

En cuanto a la notoriedad del impacto, las acciones concretas que desarrolla el equipo de Catalyst incluyen los informes de ‘due diligence‘ sostenible en las carteras, informar del desempeño ESG y el impacto de las inversiones y la comunicación externa del mandato.

De su lado, el ‘engagement‘ se traduce en tomar asientos en los consejos, incrustrar el ESG y el impacto en el diseño de la inversión y llevar los compromisos a los contratos.

Por último, el área de Catalyst señala que la inversión de impacto debe enfocarse en dirigir los flujos de capitales hacia mercados con poca financiación institucional, de forma que se invierta en los modelos de negocios que han sido pasados por alto.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad