La élite de la ‘lista Forbes’ se lanza a la conquista del hidrógeno verde

A Repsol, Iberdrola, Endesa, Naturgy y Acciona les han salido competidores muy importantes. Gates, Bezos, Bloomberg o Branson son algunos de los apellidos millonarios que apuestan por este combustible renovable

El número uno y el dos de la ‘lista Forbes’ de mayores fortunas del mundo. El fundador de Amazon, Jeff Bezos; y el de Microsoft, Bill Gates, son dos de los grandes inversores detrás de uno de los mayores proyectos de hidrógeno verde que persiguen liderar los avances de este combustible no contaminante; un objetivo en el que rivalizan con empresas del IBEX, como Repsol, Iberdrola o Endesa.

El proyecto en el que se han fijado Bezos y Gates se llama ZeroAvia, una ‘startup’ británica que acaba de levantar 37,7 millones de dólares (más de 30 millones de euros al cambio actual) que aportarán el Gobierno del Reino Unido y un ‘elitista’ grupo de inversores privados.

Estos inversores son: Amazon Climate Pledge Fund, Breakthrough Energy Ventures, Ecosystem Integrity Fund, Horizons Ventures, Shell Ventures y Summa Equity.

Pero el más relevante de esos nombres, por quiénes están detrás, es Breakthrough Energy Ventures.

La firma se define a sí misma como “un grupo de inversores que trabajan juntos en un fondo que es paciente, flexible y comprometido con los principios rectores de Breakthrough Energy”, la cabecera del fondo.

Entre los partícipes de Breakthrough Energy Ventures están Michael Bloomberg, Jack Ma, Richard Branson o David Rubenstein

Su objetivo final: lograr el desarrollo de una nueva tecnología que permita las cero emisiones netas y una energía que se sea accesible y confiable para los consumidores, también los particulares.

Ese grupo de inversores cuenta, además de con Bezos y Gates; con Michael Bloomberg, el CEO y fundador del grupo de comunicación que lleva su apellido; Richard Branson, fundador de Virgin; Jack Ma, presidente del gigante chino del comercio online Alibaba; el fundador y presidente de SoftBank, Masayoshi Son; o el cofundador y copresidente de Carlyle Group, David Rubenstein, entre otros.

¿Qué es el hidrógeno verde?

En los últimos meses, el hidrógeno verde se ha convertido en la gran apuesta internacional para conseguir que las principales economías occidentales rebajen su nivel de emisiones contaminantes.

Se trata de un combustible, muy ligero, que se produce a través de un proceso denominado electrolisis. Sin entrar al detalle, con una corriente eléctrica se separa el hidrógeno del oxígeno presente en el agua, sin emitir CO2.

Es energía 100% limpia que, además, tiene otros usos, como la fabricación de amoniaco y de fertilizantes verdes, lo que aumenta el potencial. Sin embargo, aún hay problemas clave que dificultan su desarrollo, como el almacenaje. Y campos donde se percibe que puede tener un desarrollo que cambie por completo un sector, como el de la aviación.

En España, esa apuesta no lleva nombres propios pero sí el de grandes compañías, porque todos los grandes grupos energéticos (Repsol, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Acciona…) se han lanzado a invertir en esta alternativa de combustible.

El proyecto ZeroAvia

El proyecto ZeroAvia está centrada en el segmento del hidrógeno para la aviación. Aspira a remplazar el uso de combustibles fósiles (petróleo) por otros desarrollados con esta opción de emisiones cero.

Una alternativa con la vista puesta en 2050, cuando Europa y otras grandes economías han marcado el objetivo de su descarbonización y prescindir de toda aquella tecnología que emita gases con efecto invernadero.

La previsión de la compañía, que cuenta con dos sedes (en Los Ángeles y Londres) es fabricar un avión impulsado por electricidad e hidrógeno de cara a 2023, con cerca de 20 asientos. No alcanzaría las 100 plazas hasta 2020, lo que le permitiría entrar en el campo de la aviación comercial convencional.

La ‘start up’ ya ha realizado un vuelo de prueba, el pasado mes de septiembre en Cranfield (Reino Unido) y ha llegado a un acuerdo de colaboración para desarrollar esta tecnología limpia junto a British Airways.

Las inversiones del fondo de Gates y Bezos

ZeroAvia no es la única iniciativa de Breakthrough Energy Ventures. En conjunto, esta firma de inversión suma una treintena de proyectos.

Todos ellos, con un nexo común: acelerar la transición energética de la economía. Este vehículo de desarrollo de alternativas energéticas se centra en proyectos que aún no están configurados al 100%, por lo que los fondos del estos inversores de relieve se revelan fundamentales. Proyectos que, además, pueden escalarse a diferentes sectores.

«La ciencia del clima nos dice por qué tenemos que lidiar con este problema, pero no cómo hacerlo. Tenemos que recurrir a disciplinas diferentes»

Bill Gates, fundador de Microsoft

Tres ejemplos de esa treintena de iniciativas. La firma denominada 1366, que aspira a fabricar paneles solares con el menor coste del mundo.

Arnergy, que investiga opciones para reemplazar generadores que emplean combustibles fósiles por otros que combinen litio y energía solar y que serían utilizados en países con economías en desarrollo.

El tercero, Form Energy que busca fabricar baterías de larga duración para almacenar energías renovables y a bajo coste. En resumen, financiar alternativas renovables desde todos los campos del segmento energético.

Necesitamos nuevas herramientas para combatir el cambio climático: alternativas libres de carbono para producir electricidad, fabricar cosas, cultivar alimentos, mantener nuestros edificios frescos y cálidos y transportar a las personas”, aseguraba Gates recientemente en su propio blog.

“Cualquier respuesta integral al cambio climático tendrá que recurrir a muchas disciplinas diferentes. La ciencia del clima nos dice por qué tenemos que lidiar con este problema, pero no cómo hacerlo. Para eso, necesitaremos biología, química, física, ciencias políticas, economía, ingeniería y otras ciencias”, resumía.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad