La avalancha de ETF sostenibles pone a prueba el apetito inversor

Algunos analistas advierten que en 2022 se podrían comenzar a ver cierres de productos ESG

La avalancha de nuevos fondos ESG amenaza con hacer un test a los límites demanda de los inversores, especialmente porque se están poniendo en circulación versiones de fondos cotizados que no gozan de grandes apoyos en el mercado.

Es el caso, por ejemplo, del producto de fondos corporativos de IShares. Este ETF, con el ticker ELQD, es una copia del fondo de 38.400 millones IBoxx ETF. Este lanzamiento se ha producido produce a pesar de un mercado negativo con las estrategias de crédito. Tanto es así que las posiciones bajistas en el LQD alcanzan el 20 por ciento del capital en circulación.

El fondo primigenio ha sufrido más retiradas de capital que ninguno otro, borrando todas las captaciones.

Hace dos semanas, BlackRock realizó un movimiento similar con la introducción de ESMV, una versión ESG de su fondo de baja volatilidad, después de haber sufrido más reembolsos que cualquier otro producto.

¿Demasiada oferta?

La llegada de las versiones ESG de estos productos ‘no amados’ es una prueba de fuego para la demanda de la inversión responsable. Solo los emisores de EE. UU. ha lanzando 27 ETF de este tipo en 2021 hasta ahora, uno menos que el récord del año pasado.

«Dentro del próximo año, creo que comenzaremos a ver un aumento en los cierres de ETF de ESG ”, dijo Nate Geraci, presidente de ETF Store, una firma de asesoría. «Se está lanzando una gran cantidad de productos sin pruebas de que la demanda de los inversores existe realmente», añade.

Los fondos ESG captan menos capital de media que los value o los growth

Los escépticos señalan los modestos 750 millones de dólares invertidos de media en los 111 ETF que cotizan en EE. UU. que están designados como ESG – uno de los ratios activos-producto más bajos de la industria. En comparación, los fondos value captan 3.600 millones de media y los enfocados al «crecimiento», alrededor de 5.000 millones, de acuerdo con datos recopilados por Bloomberg.

Eric Balchunas, analista senior de ETF de Bloomberg Intelligence, reconoce que los emisores están «sobrestimando la demanda.» No cree que esos fondos se conviertan en una parte considerable de la industria incluso a medio plazo. «Simplemente lo veo como algo que nunca superará el cinco por ciento de los activos”, señala.

Por ahora, la avalancha de nuevos productos ha coincidido con flujos récord en la industria de ETF de EE. UU, que han alcanzado los de 7,1 billones de dólares. Los fondos ESG representan un poco más del 1 por ciento de la industria por activos y se han apoderado de aproximadamente el 4 por ciento de las asignaciones de este año, por un total de 754.000 millones de dólares.

Aproximadamente el 7 por ciento de los lanzamientos de este año se clasifican como ESG. Además del lanzamiento de BlackRock, Janus Henderson han lanzado hasta cinco ETF a la vez. FlexShares también debutó cuatro en un mismo día en septiembre.

La versión contraria

Scott Chronert de Citigroup, por ejemplo, valora positivamente esta actividad. En abril, pronosticó que los ETF de acciones ESG aumentaría a 1 billón de dólares para 2030 y representaría el 8,5 por ciento de activos de ETF de renta variable en Estados Unidos.
«Si se observan los flujos hacia ETF de ESG, simplemente han sido muy metódicos: hacia arriba y hacia la derecha ”, explica Chronert. «Esto nos indica que se están adoptando de manera natural».

Todd Rosenbluth, director de investigación de ETF y fondos mutuos en CFRA, también es optimista. Señala que hay muchos ETF de ESG que tienen más de 1.000 millones de dólares en activos -según datos de Bloomberg al menos 14 fondos-, lo que indica un amplio uso de productos.

«Es más probable que los administradores de activos sean más pacientes con estos productos de lo que estaban con algunas otras tendencias que pueden se han esfumado ”, señala Rosenbluth.

“Luchar contra el cambio climático es una prioridad creciente para un número cada vez mayor de inversores, por lo que no tener un conjunto de productos para aprovechar esa inversión tendencia: sería una decisión imprudente cerrar estos fondos demasiado temprano», opina.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad