Kutxabank clasifica toda su gama de fondos como sostenibles

Kutxabank Gestión ha sido la primera gestora del mercado nacional en encuadrar el 100% de su oferta de fondos de inversión, que se eleva a 24 productos, dentro del artículo 8 del Reglamento de Divulgación

Kutxabank

El grupo Kutxabank avanza con pasos firmes en inversión responsable. Este lunes, su gestora ha sido la primera del mercado nacional en encuadrar el 100% de su oferta de fondos de inversión como ‘verdes’, según la normativa sobre divulgación.

En concreto, Kutxabank Gestión ha clasificado sus 24 productos dentro del artículo 8 del Reglamento de Divulgación (SFDR, por sus siglas en inglés), es decir, como fondos que promueven características medioambientales o sociales.

Dicha clasificación significa que la gestora reafirma el compromiso de promover características sostenibles a través de la totalidad de su cartera de inversiones, con un “enfoque realista y realizable”, según ha indicado en un comunicado el consejero delegado de Kutxabank Gestión, Joseba Orueta.

Con este movimiento y a falta de conocer los datos definitivos de otras gestoras nacionales, el grupo se situaría entre los que más fondos sostenibles ofrecen, ya que la oferta española apena supera el centenar de productos.

Según afirmó hace unos días el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Rodrigo Buenaventura, menos del 10% de los 1.400 fondos que actualizaron sus folletos con la entrada de SFDR se han clasificado como artículo 8 (verde claro) o 9 (verde oscuro).

Evolución en su estrategia sostenible

Kutxabank Gestión ha definido y mejorado durante los últimos años una estrategia de inversión acorde a su compromiso global con la sostenibilidad de sus inversiones.

Al inicio la gestora diseño una lista de exclusión que dejaba fuera todos los activos relacionados con la producción de armas controvertidas, el daño medioambiental extremo, las prácticas de corrupción severa, la explotación de menores, o la violación de derechos individuales por guerra o conflicto, así como aquellos estén ubicados en paraísos fiscales.

En la actualidad, su estrategia de inversión aplica un enfoque ‘best in class’, que consiste en premiar, en cada uno de los sectores a aquellas compañías con mejor comportamiento en materia ESG.

Para ello, la gestora ha configurado un sistema de rating ESG interno, que permite calificar el estado actual de las empresas en términos de sostenibilidad y analizar su evolución en el contexto de su sector y área geográfica.

En inversión ESG ha pasado de la exclusión al ‘best in class’

Además, alinea sus inversiones con los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático y refuerza su estrategia sostenible con el impulso de bonos verdes, sociales e inversiones de impacto positivo.

Como representante de sus carteras, la gestora también ejercita el derecho a voto en las juntas generales de accionistas, teniendo en cuenta tanto aspectos económicos y criterios ESG.

En este sentido, ha señalado que «practica una interlocución activa» con las compañías en las que invierte, para alinear los objetivos financieros con los criterios ambientales y sociales que quiere promover.

Cuatro años desde su firma de los PRI

Kutxabank Gestión cuenta desde hace más de 15 años con un fondo ético y solidario, el ‘Fondo Solidario’, que incorporó criterios de transparencia y sostenibilidad, así como factores ESG en sus procesos de análisis de riesgos y de selección de inversiones.

La materialización de la gran apuesta por la sostenibilidad de la gestora se produjo en 2017, al adherirse a la red global UNPRI, que tutela el cumplimento de los Principios de Inversión Responsable de la ONU.

Las dos auditorías realizadas por UNPRI han calificado con una ‘A’ su estrategia y la gobernanza de la inversión socialmente responsable.

La gestora ha señalado que «frente a la corriente que apostaba por ofrecer fondos concretos para atender las inquietudes medioambientales o sociales de los clientes» su apuesta ha sido «incorporar factores ambientales, sociales y de gobernanza en el 100% de los activos bajo gestión».

Para consolidarse como promotora de la inversión socialmente responsable formó un Comité específico de ISR y también ha elaborado la política ISR.

Esta política establece las características ESG que promueven sus carteras, incluyendo el respeto de los derechos humanos y laborales; el cuidado del medioambiente y la biodiversidad; las políticas de buen gobierno y la lucha contra la corrupción, así como las buenas prácticas en materia fiscal.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad