Inversores con 40 billones fijan la agenda de descarbonización de los sectores más contaminantes

La red de inversores institucionales Ceres, que incluye a BlackRock y State Street, avanza los seis sectores que protagonizarán su agenda de activismo climático hasta 2030: banca, eléctricas, alimentación, petróleo y gas, acero y transporte

El activismo de los inversores por el clima continúa marcando la agenda. La alianza de inversores institucionales Ceres, que reúne a gestoras con más de 40 billones de euros en activos gestionados, acaba de lanzar una iniciativa para acelerar la transición hacia una economía descarbonizada.

La campaña ‘Ceres Ambition 2030’, respaldada por la red de más de 200 inversores entre los que se incluyen gigantes como BlackRock, Vanguard y State Street, tratará de presionar a los seis sectores de mayores emisiones, responsables del 80 por ciento de los gases de efecto invernadero.

En concreto, la iniciativa aprovechará el poder de los inversores y otras partes interesadas para profundizar en los compromisos de las empresas norteamericanas de los sectores de banca, eléctricas, alimentación, petróleo y gas, acero y transporte.

Su objetivo es generar compromisos climáticos nuevos, más ambiciosos y más transparentes, que se acompañen de planes de acción de transición sólidos. Al mismo tiempo presionarán a estas empresas para que logren sus objetivos provisionales de reducción de emisiones antes del año 2030.

Para ello, los grupos inversores realizarán tareas de ‘engagement’ y diálogo con cientos de empresas sobre diversas áreas ambientales, sociales y de buena gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) para contribuir a la adopción de unos objetivos de emisiones netas cero.

‘Ceres Ambition 2030’ está sincronizado con la iniciativa Climate Action 100+ , que cuatro años después de su lanzamiento representa aproximadamente la mitad de todos los activos administrados en el mundo. Sin embargo, la presencial de las gestoras españolas es testimonial.

Una competición sectorial «saludable»

En particular, esta iniciativa impulsada por Ceres pondrá énfasis en las emisiones indirectas de ‘Alcance 3’, relativas a las cadenas de suministro de las empresas, que a menudo se pasan por alto.

En todos los sectores, las cuestiones de justicia y equidad en las cadenas de valor de las empresas, incluidas las condiciones de los trabajadores y los derechos humanos, serán una parte fundamental de los compromisos de la iniciativa con las compañías.

A juicio de Ceres, los compromisos corporativos individuales sólidos provocarán una cascada competitiva entre las empresas en cada uno de los sectores, según explica el director de liderazgo corporativo en energías limpias de Ceres, Steven Clarke.

«A medida que nos acercamos a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), la iniciativa fomentará una competencia sectorial saludable y aumentará la ambición corporativa, la transparencia y la responsabilidad para impulsar la transformación sectorial urgente necesaria para frenar el cambio climático y construir una economía más justa e inclusiva”, ha señalado.

Por sectores

En tanto que la iniciativa abarca seis sectores diversos, las cuestiones prioritarias y las aproximaciones que abordarán los inversores son diferentes en cada uno de ellos.

En la banca, el objetivo es transformar las prácticas y políticas de las instituciones bancarias que juegan un papel fundamental en los mercados de capitales para que actúen sobre el clima como un riesgo financiero sistémico.

En cuanto a las compañías de energía eléctrica, el foco se pondrá en que se alejen de los recursos de combustibles fósiles y traten de impulsar el despliegue de energía renovable y la eficiencia energética, así como las infraestructuras de carga de vehículos eléctricos.

En el ámbito energético, la campaña pretende estimular a las empresas de petróleo y gas para que reduzcan las inversiones en reservas de combustibles fósiles y orienten su capital hacia energías limpias.

Asimismo, tratarán de impulsar el sector de los vehículos hacia la electrificación total y llevar a otros sectores del transporte a cero emisiones mientras abogan por las políticas necesarias para garantizar esta transición.

Otro de los objetivos de la iniciativa de Ceres es que las grandes corporaciones de la industria alimentaria adopten un enfoque en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura y la deforestación impulsada por los productos básicos.

Por otro lado, los inversores se han fijado acelerar la industria del acero hacia el uso de tecnologías de emisión cero, incluida la electricidad 100% renovable y el hidrógeno ‘verde’.

En el conjunto de sectores, también se pedirá a las empresas que se involucren en la promoción efectiva de políticas climáticas de acuerdo con la ciencia climática más reciente para avanzar en una transición justa e inclusiva.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad