¿Hasta qué punto influye la rentabilidad en los flujos hacia la inversión sostenible?

Los rendimientos son un gancho para continuar atrayendo capitales, que continuaron llegando durante el primer trimestre de este año

Los fondos de inversión cotizados (ETF) con temática ESG recibieron más de 36.800 millones de dólares de los inversores entre los meses de enero y marzo, incluidos, a nivel global. Esto supone un aumento del 7% en el ritmo de las aportaciones respecto al trimestre anterior y más del doble del flujo canalizado en cualquier otro periodo trimestral previo.

La razón por la que las entradas a ETF con criterios ambientales, sociales y de buena gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) se mantienen fuertes va de la mano de las buenas rentabilidades ofrecidas, iguales o mejores que los productos homólogos en los últimos trimestres.

Entonces, ¿podría frenarse este ritmo de fujos en un entorno en que ofrezcan un mejor desempeño los activos de inversión enfocados en sectores típicamente excluidos del enfoque ESG?

A la hora de invertir, los inversores están juzgando a los ETF ESG por «sus méritos financieros, en lugar de un enfoque altruista» que aceptaría rendimientos más bajos por las cuestiones extra financieras, según explican los expertos de Deutsche Bank.

En un análisis reciente, en el que recogen los datos de flujos llaman la atención sobre un asunto que podría ser clave para resolver la cuestión: las aportaciones a fondos ESG aumentan tras los episodios de rentabilidad superior.

Crece un 7% el flujo hacia ETF ESG en el primer trimestre

Solo en enero entraron más de 18.000 millones de dólares a estos vehículos, según los datos de DB tras el análisis de 542 ETF clasificados bajo el universo de inversión con criterios ESG de Bloomberg.

Por regiones, los fondos cotizados con ESG centrados en los Estados Unidos vivieron su mejor mes de entradas netas desde que hay registros en el mes de enero, con más de 4.200 millones de dólares de flujo.

La victoria demócrata en el Senado aumenta la posibilidad de inversión en proyectos ambientales y respalda el interés por los ETF ESG en EEUU

Según los analistas de Deutsche Bank este repunte del interés por productos ETF ESG de EE.UU. podría estar respaldado por la victoria de los demócratas en el Senado a principios de enero a través de las elecciones de segunda vuelta en Georgia. Un hecho que ha aumentado la probabilidad de inversión en proyectos ambientales públicos y privados.

Más allá, tanto Europa como Japón también registraron flujos relativamente similares durante el último trimestre, con un mes de enero muy fuerte —más de 1.600 millones de dólares en ETF ESG europeos y 1.800 millones de dólares en los japoneses— seguidos por un ritmo de aportaciones algo más lento en febrero y marzo, respecto a las observadas en el cuarto trimestre del 2020.

Diferencias en los desempeños relativos por regiones

Para comparar las rentabilidades en las distintas regiones, Deutsche Bank ha creado un índice compuesto por los diez mayores fondos ESG de Europa, Estados Unidos, Japón y los de referencia a un índice global. En conjunto, estos fondos controlan casi el 60% de la activos de todo el universo de fondos ESG.

Según estos datos, en Europa, los fondos cotizados ESG han tenido mejor rentabilidad que el índice Stoxx 600 desde el pinchazo de los mercados en marzo de 2020. Sin embargo, esta situación se ha revertido en el último trimestre.

Los fondos ESG europeos se han quedado rezagados por el fuerte rendimiento de los sectores financiero (+18,5%) e industrial (+17,4%) del Stox 600. Son dos de los sectores a los que los ETF ESG tienen menor exposición.

El sector financiero e industrial han tenido un buen desempeño en la bolsa europea en lo que va de año

En el caso del índice compuesto por los vehículos centrados en ESG de EE.UU., su rendimiento ha batido al del índice de referencia, el S&P 500, y con una distancia más amplia tras las elecciones presidenciales, que ganó Joe Biden.

A pesar de que las acciones de energía se dispararon más de un 30% en este primer trimestre tras el aumento de los precios del petróleo, los analistas explican que el impacto en el S&P 500 ha sido muy limitado por el bajo peso que representan, apenas un 2,8%.

Los ETF ESG japoneses se comportaron de forma similar a los europeos y estadounidenses

Los fondos ESG centrados en Japón se han comportado de una forma similar a los vehículos de Europa y Estados Unidos. El análisis destaca que su rendimiento ha sido superior, especialmente, desde principios de febrero.

Este comportamiento difiere del que registraron los ETF ESG con enfoque global. En el último trimestre del 2020 su desempeño relativo fue ligeramente inferior que el de su índice de referencia, el MSCI-All World Index.

Los analistas del banco alemán atribuyen este hecho al mayor peso en la ponderación de los fondos de EE.UU. respecto a los europeos, en un periodo en que los primeros lo hicieron mejor.

Los fondos ESG con orientación global resistieron mejor el shock de los mercados de marzo del 2020

«Los fondos ESG de orientación global se han comportado mejor que su índice de referencia desde principios de 2020, pero gran parte de esto se debió a que no cayeron tanto durante el ‘shock’ inicial del mercado en marzo», argumenta el informe.

Nuevos temas ESG sobre la mesa

Conforme se consolida la tendencia de inversión bajo criterios ambientales, sociales y de buena gobernanza, esta va adquiriendo nuevos matices y enfocando su escrutinio en temas menos evidentes, pero también importantes.

Y es que más allá del protagonismo de las infraestructuras y las energías verdes, durante el primer trimestre del año hay un nuevo asunto que se ha impulsado entre las temáticas ESG en crecimiento que más preocupan a corporaciones e inversores: los sistemas de justicia.

Los sistemas de justicia enfrentan las expectativas de las diferentes partes interesadas

El auge de este asunto, principalmente en los Estados Unidos, ha tenido lugar después de que algunas empresas hayan visto atrapadas por las expectativas contradictorias por parte de sus inversores, sus clientes, su personal y los políticos, en diferentes países.

Para evaluar la forma en que se están enfocando en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en sus documentos de empresa —incluyendo presentaciones corporativas, comunicados, transcripciones de eventos, presentaciones e informes ESG— el análisis de Deustche Bank usa el sistema AlphaSense para rastrear la extensión con la que se tratan.

El examen de dichos documentos muestra que las prioridades de ESG de las empresas han cambiado, tanto para EE. UU. como para las empresas europeas en el transcurso del último año. Para ello, compara las cifras del primer trimestre de 2021 con los del mismo trimestre del año anterior.

Así han cambiado las prioridades ESG en el último año

En el ámbito europeo, las empresas han seguido concentrando su energía en ESG a las cuestiones medioambientales. No obstante, la educación ha sido el asunto en cuya discusión se ha registrado el mayor crecimiento interanual, un 50%.

En el interés creciente entre las compañías europeas le siguen la vida marina y la biodiversidad, con un aumento en el entorno del 20% respecto al primer trimestre del año anterior.

La discusión sobre temas de educación ha aumentado un 50% en el último año en las empresas europeas

En los Estados Unidos, la discusión sobre los asuntos del sistema de justicia han registrado un avance interanual superior al 60% entre las compañías analizadas hasta el primer trimestre.

El incremento también es notable en el tema de la pobreza, con un 40% más de presencia que hace un año. En tercer lugar, aparece también el interés de las corporaciones norteamericanas por la educación, cuya discusión ha crecido un 30% respecto al primer trimestre del 2020.

Atención al contagio de las tendencias hacia Europa

Por ahora, este enfoque de ESG en los sistema de justicia se mantiene centrado en EE.UU. pero, según los expertos, los inversores y las empresas europeas no deben subestimar la capacidad de los problemas estadounidenses para atravesar el Atlántico». Tanto las temáticas de la desigualdad como la de infraestructuras verdes el año pasado se volvieron temas europeos candentes después de que creciera su exposición en los EE.UU.

¿Y en qué se diferencian respecto a los asuntos ESG más tradicionales?

Los inversores europeos no deben subestimar la capacidad de los problemas de EEUU para atravesar el Atlántico

«A diferencia de otros temas de ESG como la contaminación de los ríos, el movimiento para analizar temas como ‘sistemas de justicia’ muestra cómo los problemas de ESG se están dibujando rápidamente en torno a políticas e ideologías», señala el análisis.

Es decir, sin una manera tan fácil de «aplacar a los disidentes», estos temas «inevitablemente van a consumir más atención de la dirección y de los inversores«, argumentan los analistas del banco alemán Luke Templeman, Karthik Nagalingam y Olga Cotaga.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad