Goldman Sachs recupera la gestión activa con la ESG y deja de lado los algoritmos

Asume que para gestionar activos bajo criterios medioambientales y de buen gobierno se necesita la intervención del componente humano

Descubrir que las inversiones bajo criterios de sostenibilidad medioambiental, social y de buen gobierno (ESG) que tienen más éxito son aquellas en las que ha intervenido un componente humano. Y que, al menos de momento, los algoritmos no son capaces de conseguir los mismos resultados. 

A esta conclusión ha llegado Goldman Sachs, según ha reconocido a la agencia Bloomberg, Thomas Konig, ‘head of asset management’ de Goldman para los países nórdicos, una de las regiones donde el banco de inversión más está creciendo por el potencial en esos mercados de las inversiones bajo criterios ESG, que tienen más recorrido a sus espaldas que en otros países. 

Y asume que lo que triunfe en gestión responsable en esa región, será exportable a otras partes del mundo. “La ESG, el activismo y la gestión responsable requieren personas”, resume Konig. “Algunas actividades las puedes realizar bajo criterios cuantitativos, pero, definitivamente, no todas”, recalca a la agencia estadounidense.

Impulso al empleo en el sector

Una estrategia que, directamente, se traduce en creación de empleo. De momento, el banco de inversión está aumentando en un 40% su plantilla en los países nórdicos, para tener un mayor acceso a una de las industrias de ahorro más altas per capita.

Además, recuerda que los inversores nórdicos están entre los más activos a la hora de demandar compromisos ESG en los productos que contratan. Por ello, los gestores se están dando cuenta que tienen que ajustar su oferta y su modelo de negocio para responder a esas exigencias. 

La ESG, el activismo y la gestión responsable requieren personas

“La gestión activa, claramente, tiene un papel que desempeñar”, ha indicado Thomas Konig al citado medio. Un cambio que es especialmente sustancial en comparación con lo que ha ocurrido en el pasado más reciente, donde la búsqueda de ahorro de costes en el sector, marcado por los bajos tipos de interés, ha sido una prioridad.

Por ello, el directivo de Goldman en los países nórdicos cree que este componente humano que conlleva la ESG puede ser un ‘salvavidas’ para evitar los recortes de empleo continuos a los que se ha habituado el sector y que, sólo en los mercados nórdicos, se podrían crear hasta 8.000 puestos de trabajo en los próximos años, para lo que no se contaría aún con el nivel de candidatos necesarios con la cualificación requerida.

En este escenario de recuperación del componente humano en la gestión de activos, el responsable de la división nórdica de Goldman cree que este modelo de gestión más personal también puede llegar a los ETFs.

Más componente humano y exigencia de cuidar a la plantilla

Hay que recordar que Goldman ha estado recientemente en el disparadero por su propia gestión de recursos humanos, que entraría dentro de los componentes S y G de la ESG, la gestión social y el buen gobierno corporativo.

La gestión activa ESG aceleraría la creación de empleo en la banca de inversión

El consejero delegado de la entidad, David Solomon, tuvo que responder a las críticas por las maratonianas jornadas de trabajo en el banco de inversión, que en el caso de sus empleados más junior llegarían a alcanzar las 100 o 120 horas semanales.

Tras estas críticas, Solomon lanzó un mensaje a la plantilla para que los empleados de Goldman no trabajen los sábados, en concreto, desde las 21.00 horas del viernes hasta las 9.00 horas del domingo por la mañana. 

“Tenemos que ayudar a la gente a encontrar el equilibrio. Con el teletrabajo da la sensación de que tenemos que estar conectados 24 horas al día. No es fácil, pero estamos trabajando para que las condiciones mejoren”, aseguró Solomon en un mensaje a la plantilla que trascendió a la prensa. 

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad