Foro Social Investor. «La recuperación económica será sostenible o no será»

El secretario general del Tesoro, Carlos Cuerpo, y representantes de varias empresas del IBEX 35 analizan la colaboración público-privada como vía para poder cumplir los objetivos de sostenibilidad marcados para las próximas décadas

En un contexto de elevada incertidumbre macro, las economías comienzan a recuperarse de la pandemia, aunque el escenario es distinto al que se encontraron los inversores en anteriores crisis.

“La recuperación económica será sostenible o no lo será”, afirmó el Secretario General del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos Cuerpo, que protagonizó el cierre institucional del Foro Social Investor organizado este martes por Social Investor y la Revista Inversión y celebrado en el Espacio Fundación Telefónica. La jornada contó con el apoyo de Edmond de Rothschild, Nordea, Federated Hermes y Naturgy.

“La crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de tener economías resilientes. No es economía política, la sostenibilidad es condición necesaria”, señaló el responsable del Tesoro, que destacó el trabajo del Ejecutivo para impulsar la transición energética pero haciendo que sea justa.

Reconoció que si no se impulsaban conjuntamente unos criterios y los otros eso podría provocar desafección hacia la lucha contra el cambio climático por parte de la sociedad. Algo en lo que también participan las empresas.

De izda. a derecha. Ana Ribalta, directora general adjunta y directora de sostenibilidad de Banco Sabadell,  Lucas Bobes, responsable de sostenibilidad y reporting ESG de Amadeus, Nuria Rodríguez Peinado, directora de medio ambiente y responsabilidad social de Naturgy y José Miguel Tudela Olivares, director de organización y sostenibilidad de Enagás.

Representantes del IBEX 35 también acudieron al evento para analizar la importancia de la colaboración público-privada a la hora de alcanzar los objetivos de descarbonización marcados para las próximas décadas. 

En concreto, en la mesa inaugural de la jornada participaron Nuria Rodríguez Peinado, directora de medio ambiente y responsabilidad social de Naturgy; Lucas Bobes, responsable de sostenibilidad y reporting ESG de Amadeus; Ana Ribalta, directora general adjunta y directora de sostenibilidad de Banco Sabadell, y José Miguel Tudela Olivares, director de organización y sostenibilidad de Enagás, así como los responsables de las gestoras que protagonizaron la tercera mesa de la jornada.

“No hay otra alternativa posible, sino estos retos van a ser difícilmente alcanzables”, señaló Ana Ribalta, responsable de sostenibilidad del Banco Sabadell.

“Es más importante que nunca, no se puede abordar de manera individual ni aislada. No conseguiríamos el objetivo que buscamos”, argumentó, por su parte, Lucas Bobes, que también ocupa el cargo de responsable de sostenibilidad en el grupo Amadeus.

El plan de recuperación

Ante el impacto de la crisis sanitaria, el Gobierno planteó su respuesta en forma del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con la educación y el capital humano como elementos “imprescindibles”, según Carlos Cuerpo.

El secretario del Tesoro detalló que el primer eje del plan está destinado a reforzar la inversión pública y privada a través de dotar de un mayor impulso la transición verde, el despliegue de renovables o la economía circular.

“Estos retos van a requerir una cantidad de fondos públicos, pero el capital privado deberá complementar”, detalló.

“Nos encontramos con retos, tenemos que ponernos de acuerdo y colaborar. El objetivo es muy claro, descarbonizar en 2050, está claro que nos transformamos o desaparecemos”, coincidió Nuria Rodríguez, directora de Medioambiente de Naturgy.

La importancia del sector energético es, de acuerdo a Rodríguez, “imprescindible en el rol que jugamos”, ya que actuaría como “motor” para la reconversión de otros sectores.

“El compromiso a nivel de sector es gordísimo. Desde el energético, el objetivo es dar cobertura completa entre todos”, dijo José Miguel Tudela, director de Organización y Sostenibilidad en Enagás, la cuarta IBEX presente en el Foro Social Investor.

El papel de los fondos europeos

Compromisos que encuentran su mayor impulso en los fondos de recuperación europeos activados en respuesta a la crisis sanitaria.

“Son muy importantes por dos motivos: el dinero y el cambio de enfoque”, valoró Nuria Rodríguez. “Nos permite replantearnos todos los modelos productivos, hacer un parón, y hay que aprovecharlos para hacer las cosas desde cero”, dijo.

“Deben producirse cambios significativos. No se trata de financiar solo lo que es verde, sino de pensar en los objetivos”, destacó José Miguel Tudela, que considera que los fondos pueden hacer dar “el pasito adicional para que lo que hoy no es rentable pueda llegar a serlo”.

Ana Ribalta, por su parte, recordó que la banca tuvo un papel “similar” a la hora de conceder los créditos ICO durante la pandemia. Pero ahora la tarea que jugarán las entidades será distinta.

“Va a ser anticipar cuándo llegarán los fondos. Seguramente haya un lapso de tiempo entre que una empresa presenta el proyecto y la llegada del dinero. En ese tiempo no se puede estar parado, por lo que en ese anticipo entra la banca”, explicó la responsable de sostenibilidad del Sabadell.

El éxito del primer bono verde

Parte de esa colaboración entre administraciones públicas y entidades privadas se reflejó en la emisión del primer bono verde español. De un volumen de 5.000 millones de euros, finalmente recibió una demanda de unos 60.000 millones.

“Pone de relieve los esfuerzos del Tesoro para contar con una base inversora lo más diversificada posible”, dijo Carlos Cuerpo.

La emisión, en sus palabras, contribuyó a un doble objetivo: por un lado, financiar proyectos verdes en España incluidos en los Presupuestos Generales del Estado; por otro, “creando referencias verdes líquidas que contribuyan a reforzar el mercado español”.

“Este tipo de operaciones no pueden llevarse a cabo desde una perspectiva explícitamente financiera. Hay que buscar y cribar proyectos verdes para asegurar que estos están en línea con la taxonomía europea”, explicó el secretario del Tesoro.

La sobredemanda supuso 12 veces la emisión inicial, mientras que dos tercios se destinaron a inversores completamente verdes. En este sentido, Carlos Cuerpo anticipó que estas emisiones se irán incrementando en los próximos años, por lo que el Gobierno debe “adaptar nuestro marco de bonos verdes para que puedan venir de la mano de la regulación europea”.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad