Fondos ‘monetarios’ sostenibles para tomarse un descanso de la bolsa

La banca es el principal activo de los fondos de deuda a corto plazo con una cartera sobresaliente en términos de sostenibilidad

Con la bolsa dudando sobre si mantener las subidas de la última parte de 2020 o corregir y la incertidumbre de la pandemia de la COVID-19, la tentación de tomarse un tiempo para reflexionar está a flor de piel.

Ante un escenario tan cambiante, aquellos inversores que tengan dudas, hayan reducido posiciones en bolsa o estén esperando a ventanas de compra -en el caso de que quieran adquirirlas- pueden encontrar amparo en esta fórmula mágica transitoria de estos dos mantras: alta liquidez y baja volatibilidad.

Dos ventajas que convierten atractivos a los fondos monetarios -de acuerdo con la categoría de Morningstar, que incluye productos que eligen emisiones de entidades privadas-, y un refugio más tranquilo donde, cualquier inversor que no tenga claro cuál es el destino de inversión idóneo y definitivo de su dinero, puede aparcar durante un tiempo. ¿La desventaja?: que su rentabilidad es negativa.

Para los que, además, prefieran buscar activos con alta sostenibilidad, hay dos gestoras que comercializan fondos monetarios con notas elevadas en este campo: BlackRock y Morgan Stanley (véase gráfico).

Los monetarios atrajeron 240.000 millones de dólares -aproximadamente 195.000 millones de euros- según Bank of America (BoFA).

BlackRock es el que ofrece dos de las tres opciones: el fondo BlackRock Global Funds – Euro Reserve Fund E2 EUR y BlackRock ICS Euro Liquid Environmentally Aware Fund – Heritage (Acc) Shares EUR.

Mientras que el primero, arroja rentabilidades negativas con un -0,05%, el segundo obtiene un total de -0,11% en lo que va de año. Sin embargo, son los fondos con mejor puntuación en sostenibilidad tras conseguir la máxima calificación en lo relativo al rating de sostenibilidad de Morningstar, con un total de 5 globos.

No obstante, entre estos dos productos, solo el ICS Euro Liquid Environmentally Aware Fund cuenta con un mandato de sostenibilidad.

ICS Euro Liquid Environmentally Aware Fund despunta del resto con su mandato de sostenibilidad

Si bien, el fondo gestionado por Matt Clay, el Global Funds- Euro Reserve Fund, no obtiene esta calificación por su gestión ESG, si se posiciona como uno de los fondos más veteranos en este ámbito.

Desde hace apenas tres meses, Clay ha focalizado la cartera en emisiones del sector bancario. Así Crédit Agricole Corporate & Innvestment Bank, es el banco que destaca del resto por su peso, que alcanza cerca de 10% de la cartera.

En segundo lugar, por peso se ubicaría la deuda de a empresa financiera de seguros y banca de los Países Bajos, ING Bank, con un 9%, y KBC UK se queda en un 6%.

Por su parte, el BlackRock ICS Euro Liquid Environmentally Aware Fund, con cinco años de trayectoria, también se expone con fuerza al sector financiero, pero con distintos pesos.

Las emisiones de KBC UK pesan un 8%, seguido de BNP Security Services, con un 7%. La tercera, son las emisiones del japonés Mizuho Financial Group, con un 5%.

La opción de Morgan Stanley

Otro fondo de la multinacional financiera estadounidense, Morgan Stanley, se reivindica como alternativa para los inversores ESG dispuestos a invertir en activos de renta fija a corto plazo. En el año, sin embargo, cede un 0,11%: el fondo Morgan Stanley Liquidity Funds Euro Liquidity Fund Institutional Select.

Con este vehículo de cuatro globos Morningstar, la gestora global de activos pretende proporcionar tanto liquidez como una tasa de ingresos atractiva en relación con «las tasas de interés a corto plazo», siempre que sea compatible con la conservación del capital.

Fundado en 2013, acaba de cambiar a su equipo de gestión Douglas McPhail -con más de 22 años de experiencia en la industria- y Michael Cha -con 31 años de expertise-.

Al igual que los productos de BlackRock, este monetario también está expuesto a emisiones del sector financiero. Las del francés La Banque Postale, son las más representativas, con un peso en la cartera del 7%.

Con una representatividad similar (casi un 7%), el banco japonés Sumitomo Mitsui Banking Corporation con sede en Yurakucho, Chiyoda, Tokio, ocupa la segunda posición, en competencia con emisiones de BNP Paribas.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad