Europa controla más del 40% del ya billonario mercado de bonos verdes

Más de una década después de que el Banco Europeo de Inversiones realizara la primera emisión, este mercado supera por primera vez en diciembre la barrera del billón de dólares

La deuda sostenible ha marcado un nuevo hito en el mes de diciembre. De acuerdo con datos de Climate Bonds, las emisiones acumuladas han alcanzado un total de 1.002 billones de dólares, superando la barrera del billón desde su debut en 2007.

Un crecimiento en el que Europa ocupa el primer escalafón del podio, tras acaparar un 43% de las emisiones de este tipo -423.500 millones de dólares-. Una cifra que coloca al continente como líder de este mercado.

El liderazgo de Europa provoca también que el euro sea predominante en es tipo de emisiones, al suponer 398.500 millones del billón del total. Una ventaja que está siendo impulsada desde las instituciones europeas, que son cada vez más activas.

Así, en septiembre, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christina Lagarde, aprobó una serie de cambios técnicos que favoreciesen la emisión de estos bonos ligados a objetivos sostenibles, a fin de continuar alentando el mercado.

Norteamérica, en la segunda posición, pero a mucha distancia

América del Norte, por el momento, ocupa el segundo lugar del escalafón con un 24% del total de emisiones -237.600 millones de dólares-, aunque en términos de divisa, el dólar está mucho más cerca del euro, al representar un total de 349.000 millones en emisiones acumuladas.

Respecto a la región de Asia y el Pacífico, ocupa el tercer puesto con un 22% del mercado -219.300 millones de dólares- y el yuan chino marca la misma posición en el podio con un equivalente de 83.400 millones de dólares en emisiones verdes.

El yuan chino es la tercera divisa por volumen de emisiones

América Latina y el Caribe (LAC) o África quedaría rezagadas respecto a sus vecinos, tras emitir un 2% y un 1% respectivamente, aunque un total de 90.000 millones de dólares -un 9%- se han originado en las organizaciones supranacionales, reconociendo así el papel vital de los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD) y la Distribución Física Internacional (DFI) en el apoyo de las emisiones iniciales y en el desarrollo del mercado, según destaca

Sin embargo, en la liga nacional, Estados Unidos encabeza la lista de emisores -con 211.700 millones de dólares-, seguida por China -127.300 millones de dólares-, Francia -115.600 millones de dólares-, Alemania -78.300 millones de dólares- o Países Bajos -52.100 millones de dólares-.

El impacto del COVID-19 va a suponer un golpe a la trayectoria de crecimiento de este mercado, aunque en 2021 volverá a relanzarse. Con los datos hasta el 13 de diciembre -que arrojan un volumen de emisiones anuales de 222.800 millones de dólares-, la cifra todavía será inferior a los 266.100 millones logrados en 2019.

Bonos verdes, un producto vital para la financiación climática

En 2007, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) inauguró la emisión de bonos verdes en el mercado, al lanzar 600 millones de euros.

En los 13 años que han pasado desde entonces, Climate Bonds calcula que el crecimiento anual promedio ronda el 95%. En 2014, llegó el primer Bono Climático Certificado.

Desde entonces, muchos emisores han optado por adoptar el Estándar de Bonos Climáticos (CBS) para mejorar la transparencia y dar credibilidad a este producto.

En 2019, la emisión certificada acumulada alcanzó los 100.000 millones de dólares en el marco CBS. Un año en el que registró el mayor crecimiento de certificaciones hasta la fecha.

Según Climate Bonds, el 24% del mercado de bonos verdes ya son emisiones certificadas, que este ejercicio han superado los 150.000 millones de dólares.

Alinear nuevos objetivos de financiación verde con las nuevas metas climáticas

En más de una década, el capital invertido en inversiones ecológicas y climáticas ha crecido exponencialmente hasta alcanzar un punto de inflexión en el que demanda por la alineación de la inversión con las nuevas metas climáticas vigentes para propulsar la transición hacia cero emisiones netas de carbono para 2050 cobra cada vez más relevancia.

“El próximo billón verde acumulado no puede llevar otros 10 o, incluso, 5 años”, señala Climate Bonds.

Así, de acuerdo con Lord Adair Turner, ex presidente del Comité Climático del Reino Unido, la transición hacia el 2050 requiere de “alrededor de 1,5 o 2 billones de dólares anuales a nivel mundial en promedio durante los próximos 30 años”.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad