España se queda sin silla en el foro de inversión de impacto impulsado por el G7

El 'task force' reune a más de un centenar de profesionales que darán las recomendaciones a finales del año. El director general de SpainNAB, José Luis Ruiz de Munain, explica que trasladarán estas conclusiones al Gobierno en 2022

La crisis climática y social del mundo post-Covid está impulsando un cambio de mentalidad en el mercado y los gobiernos. Para lograr una recuperación económica sostenible e inclusiva, la inversión de impacto se perfila como una herramienta útil, aunque afronta retos de definición y transparencia.

Con este contexto, el Reino Unido, durante su presidencia del G7, ha respaldado la creación de un foro con dos grupos de trabajo de impacto, que presentarán sus conclusiones a los Gobiernos a finales de este año.

Para esta misión se ha conformado un grupo de más de un centenar de profesionales senior de entidades de la talla de BlackRock, Schroders, Morgan Stanley, S&P Global o el Banco Mundial.

En el largo listado, desvelado esta semana, destaca la ausencia de representantes de la industria de impacto española, que aún está en pleno desarrollo.

«La voz de España está representada a través del Global Steering Group for Impact Investment (GSG)», ha asegurado a Social Investor el director general del grupo español SpainNAB, José Luis Ruiz de Munain, quien ha reconocido que les «hubiera gustado estar».

A su juicio, el banco español Caixabank, la gestora de activos alternativos Arcano Partners o la Fundación ONCE habrían sido buenos representantes en este grupo por la apuesta que hacen por el impacto.

El director del Consejo Asesor Nacional de España para la Inversión de Impacto atribuye la ausencia española a un «tema de cuotas«, ya que se ha tratado de dar voz a representantes de regiones emergentes y del África Subsahariana.

Esas zonas, donde estas estrategias de impacto tiene especial sentido, no están representados en el G7. Europa -con Francia, Alemania, Italia y Reino Unido- alberga tres los siete países industrializados que conforman este selectivo grupo junto a Canadá, Japón y Estados Unidos.

Por ello, un 30 por ciento de los participantes de este foro vienen de países de fuera del G7. Sudáfrica, Nigeria y Australia son los más representados, según los datos del ‘taskforce’ facilitados a SOCIAL INVESTOR.

¿Quiénes son y qué harán?

Este foro de 115 expertos, compuesto principalmente por miembros de la industria financiera, aunque también hay investigadores universitarios, ONG y redes especializadas, se divide en dos grupos, coordinados por el Global Steering Group for Impact Investment (GSG).

El primer grupo del ‘task force’, que lidera el presidente y CEO de S&P Global, Douglas Peterson, trabajará en estudiar los sistemas de ‘reporting’ y medición del impacto para asegurar la integridad del mercado.

Entre sus miembros destacan el CEO de Global Impact Investing Network (GIIN), Amit Bouri; el responsable de inversión responsable de Amundi, Frédéric Samama; el CEO de Schroders, Peter Harrison; la presidenta de UBS AM, Suni Harford; o la responsable global de ‘stewarship’ de BlackRock, Michelle Edkins.

La española Marta Santamaría representa a la red Capitals Coalition

Aunque sea en representación de la red internacional Capitals Coalition, cabe destacar la presencia de Marta Santamaría, por ser la única española en este foro. Santamaría es doctora en Desarrollo Sostenible y ha trabajado para PwC, REE y el Centro Nacional de Investigación en Energía de España.

El segundo grupo, presidido por Elizabeth Corley, que fue CEO de Allianz GI entre 2005 y 2016 y lidera el Impact Investing Institute, investigará sobre nuevos vehículos financieros que generen beneficios en las personas y el planeta y cómo hacer que ganen escala.

Entre sus miembros sobresalen nombres como Eliza Foo, de Temasek; Audrey Choi, director de sostenibilidad en Morgan Stanley, o Stephanie Pfeifer, CEO del Institutional Investors Group on Climate Change (IIGCC).

Además, en su panel de asesores observadores coinciden Emmanuel Faber, ex director ejecutivo de Danone; y Hiro Mizuno, el enviado especial de la ONU para finanzas innovadoras e inversiones sostenibles.

Siguientes pasos

El ‘Impact Taskforce’ ya ha celebrado la primera de una serie de reuniones a principios de agosto y se espera que el informe final del grupo se entregue a los gobiernos del G7 en diciembre de 2021.

El director general del grupo español SpainNAB, José Luis Ruiz de Munain, explica que estas conclusiones también se dará a conocer al Gobierno de España, así como a todos los partidos del arco parlamentario, previsiblemente a comienzos del 2022.

«Esperamos tener interlocución con Presidencia, por ser una cuestión transversal, y a nivel ministerial con Asuntos Económicos y Transformación Digital, así como con el Ministerio de Trabajo y Economía Social», afirma.

Estas conclusiones se darán a conocer al Gobierno de España y a todos los partidos del arco parlamentario en 2022

Según los datos de SpainNAB, el mercado nacional de impacto es de 2.378 millones de euros, tras crecer un 26% en el año de la pandemia. Su previsión es que siga creciendo a doble dígito.

La inversión de impacto es la más pequeña en activos bajo gestión dentro de la industria ESG con unos 352.000 millones de dólares (unos 300.000 millones de euros), según Global Sustainable Investment Alliance (GSIA).

“Necesitamos movilizar billones de dólares en inversiones que combinen el rendimiento con un impacto social o ambiental positivo. El Grupo de Trabajo de Impacto mostrará cómo se puede hacer», explicó el presidente del Impact Taskforce, Nick Hurd.

Ya no basta con que el capital privado haga «menos daño», las inversiones deben sumar un impacto positivo y medible en el medioambiente y la sociedad al igual que su rentabilidad económica.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad