Enagás y Acciona aceleran su apuesta por el hidrógeno verde en la recta final del año

El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca, que forma parte de la estrategia europea para liderar esta nueva fuente de energía, estará operativo a partir de 2021

El hidrógeno verde se perfila como el combustible renovable clave en los próximos años y, más allá de su potencial, hay iniciatias que van tomando forma. En plena recta final de año, Acciona y Enagás aceleran su mayor proyecto industrial en esta materia, denominado Power to Green Hydrogen Mallorca y que estará operativo a partir de 2021.

Se trata de una planta de electrolisis en la isla balear que gestionarán ambas empresas que va tomando forma con la compra de un electrolizador a Hydrogenics, uno de los principales fabricantes de electrolizadores del mundo.

Los electrolizadores son la clave de este combustible verde. Son los que separan el oxígeno y el hidrógeno del agua, a través de una corriente eléctrica. El problema, hasta el momento, es que se necesitan electrolizadores de mayor tamaño, con mayor potencial. Y ese avance es clave para poder conseguir que el hidrógeno se convierta en una alternativa a los combustibles tradicionales.

Además, esa instalación de electrolizadores de gran tamaño es uno de los objetivos que se ha marcado la Comisión Europea, que quiere instalar, al menos, 6 GW de electrolizadores de hidrógeno renovable en toda la UE en los próximos tres años.

Sin olvidar que algunas de las grandes fortunas del mundo, las mismas que encabezan la ‘lista Forbes’ se han lanzado a invertir en el hidrógeno verde.

El paso de Acciona y Enagás

Las dos compañías del IBEX dan un paso clave en su proyecto de Mallorca con la compra del electrolizador a Hydrogenics. Esta planta tendrá una capacidad de producción de más de 330 toneladas de hidrógeno verde al año.

Y las dos cotizadas no están solas en este proyecto. Participarán, además, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y Cemex la multinacional mexicana propietaria de los terrenos que albergan la instalación mallorquina.

En el proyecto de la planta de electrólisis de la isla de Mallorca también participarán IDAE y Cemex

Actualmente, los promotores están tramitando los permisos para poder construir tanto las plantas de electrolisis como las dos plantas fotovoltaicas que las alimentarán, en Petra y Lloseta, así como la Estación de Servicio de Hidrógeno verde en Palma de Mallorca. Las obras están previstas que empiecen en julio de 2021.

El hidrógeno verde, un combustible al alza

Este combustible no contaminante y ligero se produce a través de un proceso denominado electrolisis, que consiste en separar el hidrógeno del oxígeno presente en el agua por medio de una corriente eléctrica, sin emitir CO2.

Esta energía 100% limpia se ha convertido en una apuesta energética verde en lo que va de año, dado que es una de las opciones más compatibles con el objetivo de neutralidad climática y contaminación cero para 2050.  

Por ello, la Comisión Europea lo ha integrado en su mencionada hoja de ruta para que los 27 de Europa lideren el hidrógeno verde en 2050. De cara a 2024, el objetivo de Bruselas es producir hasta un millón de toneladas de este combustible ‘verde’.

En España, las principales empresas energéticas (Iberdrola, Repsol, Naturgy, Endesa…) también se han lanzado al hidrógeno verde, con el respaldo del Ejecutivo.

De hecho, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en octubre la denominada ‘Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable’. Esta aspira a posicionar España como referente tecnológico en la producción y aprovechamiento de hidrógeno renovable.

La previsión es llegar, en 2030, a 4 GW de capacidad de producción, lo que conllevará movilizar una inversión total estimada de 8.900 millones de euros. Y parte de ella, procederá de fondos de la Unión Europea.

El proyecto Green Hysland

El proyecto mallorquín de Enagás y Acciona forma parte, además, de ese objetivo marcado por la CE. Constituye el núcleo del proyecto de subvención europea Green Hysland, en el que la Unión Europea, a través de Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU) ha comprometido 10 millones de euros para apoyar el despliegue de las infraestructuras necesarias.

La planta de hidrógeno servirá para alimentar de combustible renovables a la flota de autobuses y vehículos de alquiler -de pila de combustible- desde una estación de servicio de “hidrogenera”. También, para ferris y operaciones portuarias o la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos.

Además, permitirá inyectar hidrógeno en la red de gas natural (en concreto en las infraestructuras gasistas de la compañía Redexis), lo que permitirá reducir las emisiones de CO2 de los consumidores de este combustible.

“El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca va permitir incentivar multitud de casos de uso de hidrógeno verde para la descarbonización de las Islas Baleares.”, señaló Rafael Mateo, consejero delegado de Energía de Acciona.

Por su parte, el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, explica que este «ecosistema de hidrógeno verde en Mallorca será replicable en otros territorios. Los gases renovables son ya un vector clave para avanzar en el proceso de descarbonización y para una transición energética justa”.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad