El Tesoro italiano rivalizará con España en bonos verdes en 2021

Italia espera poner en circulación su primer bono verde durante el primer trimestre del año. Competirá con la colocación que planea España

Italia quiere adelantar a España en la emisión de bonos verdes. Foto de Jonathan Bean en Unsplash

Italia se podría adelantar a España en su primera emisión de bonos verdes si el Tesoro español no acelera sus planes de colocación.

Davide Iacovoni, jefe de deuda pública del ministerio de Finanzas, según recoge Bloomberg, adelantó este miércoles que uno de los planes del Gobierno es poner en marcha una emisión de bonos verdes a lo largo del primer trimestre del año, aunque no precisó ninguna cifra concreta.

España quier poner en circulación un bono verde por hasta 15.000 millones de euros el próximo ejercicio, tal como adelantó Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro en una entrevista con SOCIAL INVESTOR.

Entrevista a Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro español

La intención del Tesoro es realizar varias emisiones -por su volumen probablemente tendrán que ser sindicadas y en varios tramos, pero con un vencimiento a largo plazo de cerca de 20 años-,

San Basilio señaló que el estreno del primer bono verde se producirá en la primera mitad del año, por lo que Italia se le podría adelantar, aunque el proyecto español está muy adelantado.

De hecho, el Tesoro ha estado trabajando todo 2020 en la emisión que, finalmente, se tuvo que suspender por no contar con unos nuevos Presupuestos. Aprobados ya los de 2021, el camino del Tesoro está despejado para dar el salto, porque ahora tiene visibilidad sobre las partidas a las que se podrán destinar los fondos captados con estas emisiones.

Gran volumen de emisiones en 2021

El coronavirus está dejando una importante mochila de deuda a los países europeos, que tanto en el caso de España, como de Italia, van a dejar la proporción bastante por encima del PIB y costará años digerirla.

Este paso provoca que los distintos tesoros busquen nuevas alternativas de financiación. En los últimos años, la estrategia española ha sido alargar al máximo los plazos de vencimiento -se ha recurrido a emisiones a 50 años-, con el objetivo de reducir la carga de intereses.

Los bonos verdes son una vía para diversificar las fuentes de financiación

Los bonos verdes suponen una vía para diversificar y también una herramienta para tratar de continuar reduciendo los costes de financiación. En el segmento que, por el momento, el Tesoro descarta operar es en el de los bonos sociales.

El propio San Basilio reconocía a SOCIAL INVESTOR que va a ser complicado que las emisiones de 2021 traigan una reducción del coste muy significativa, pero sí creía que había capacidad para continuar rebajando el del conjunto de la cartera de deuda.

Italia parece que también busca diversificar sus fuentes de financiación y el vencimiento de su deuda, además de los bonos verdes, Davide Iacovoni adelantó que prevé poner en circulación bonos ligados a la inflación. Un modelo que Italia estaría estudiando también para emisiones a más corto plazo.

Un mercado de más de un billón de dólares

Desde que los bonos verdes nacieran en 2007 ya se han puesto en circulación emisiones valoradas en un billón de dólares. Es una barrera que se ha cruzado por primera vez este mes de diciembre.

Europa ha sido el continente más activo, aunque por países, el líder es Estados Unidos. La pandemia también se ha notado en este mercado que se ralentizó con fuerza durante el mes de marzo, tras un arranque de año positivo.

De acuerdo con datos de Climate Bonds, en enero y febrero se pusieron en circulación bonos verdes por 17.500 y 19.700 millones de dólares, respectivamente. La cifra cayó abruptamente en marzo, hasta los 5.400 millones.

Fue la vuelta del verano cuando se marcó la cifra más elevada del ejercicio. Concretamente, en septiembre, empresas y estados vendieron 36.800 millones de dólares en este tipo emisiones. Sin embargo, el mercado se ralentizó en octubre y noviembre, cuando las colocaciones cayeron hasta los 27.800 y 17.100 millones de dólares, respectivamente.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad