El Santander amenaza el liderazgo de BBVA en bonos verdes

El banco que preside Ana Botín crece un 16% en 2020 y casi iguala a su competidor. JP Morgan lideró el ranking mundial de operaciones, quitando el cetro a Crédit Agricole

El Banco Santander y BBVA se igualan en el mercado de bonos verdes. Foto por Joshua Golde en Unsplash

El cambio de año ha puesto a cero los contadores en la pugna por liderar el mercado de bonos verdes, con el aliciente de que el liderazgo en este segmento ha cambiado de pasaporte.

JP Morgan, con emisiones valoradas en 14.045 millones de dólares, se ha impuesto a la banca gala. Crédit Agricole, que durante 2019 fue el número uno de la clasificación, se ha tenido que conformar con el tercer puesto, al liderar operaciones por 11.400 millones dólares.

La segunda posición durante el año pasado también se ha quedado en Francia, con BNP Paribas, que fue el tercero un año antes (véase gráfico).

El salto de la firma norteamericana ha sido significativo, porque en 2019 fue la sexta entidad por volumen de operaciones, con una cuota de mercado del 4,17%. Es decir, que ha ganado casi dos puntos de representatividad, con un incremento del 66%.

En el caso de la banca española, el Banco Santander ha aprovechado el año de la pandemia para acortar distancias con el BBVA, aunque no ha conseguido avanzar posiciones en la clasificación mundial.

Según datos de Bloomberg, al cierre de 2019, la entidad presidida por Ana Botín ocupaba el puesto 24 en el ranking de operaciones de bonos verdes. En 2020, habría perdido dos posiciones, para colocarse en el 26, pero acortando mucha de la ventaja que le sacaba el BBVA.

El banco que lidera Carlos Torres se quedó en el puesto 25 en la clasificación mundial en 2020; una posición seis puestos peor que la que tenía un año antes, cuando había logrado la plaza número 16.

La cuota española, estancada en 2020

El estirón que ha dado el Santander respecto a BBVA se refleja en la cuota de mercado, que ha crecido del 1,25 al 1,28% entre 2019 y 2020.

Por el contrario, su competidor ha caído del 1,48 al 1,30%, lo que provoca que, en su conjunto, la gran banca española haya perdido representatividad al pasar a controlar un 2,58% del mercado, frente al 2,73% de 2019.

El Santander intermedió en 2020 operaciones en deuda verde por 2.955 millones de dólares; prácticamente la misma cifra que BBVA (que colocó 2.982 millones), pero, a diferencia del BBVA ha logrado crecer.

El Santander incrementa un 17% sus volúmenes, pero el BBVA los reduce un 1,4%

En concreto, el volumen de operaciones en las que ha participado ha crecido un 17%, ya que en 2019 fue de 2.526 millones de dólares. Por el contrario, en el caso del BBVA se han reducido un 1,4% (en 2019 participó en operaciones por 2.999 millones).

El volumen de emisiones de bonos verdes se ha incrementado un 12% en 2020 a pesar de la pandemia de coronavirus, que mermó de manera importante la actividad durante los primeros meses del ejercicio.

En total, según Bloomberg, se han emitido un total de 230.000 millones de dólares en emisiones de este tipo.

¿Un cambio a futuro en el equilibrio mundial?

La banca europea, por el momento, sigue liderando el mercado de bonos verdes. Entre las diez entidades más relevantes en este tipo de emisiones, cuatro, pertenecen a la zona euro (BNP Paribas, Crédit Agricole, Deutsche Bank y Société Genérale).

En su conjunto, estos bancos sumaron operaciones por 41.000 millones de dólares, que representó el 22% del total del mercado.

Si a esta cifra se añade la operativa realizada por el resto de entidades europeas del ‘top ten’ del ranking de deuda verde (sumando las del Reino Unido), la que fuera la Unión Europea hasta el pasado 31 de diciembre lideró emisiones valoradas en 60.000 millones; lo que equivale al 60% del volumen total.

Pero, sin las entidades británicas, la banca norteamericana ya está igualando a la zona euro. Los cuatro bancos estadounidenses que se cuelan en esta clasificación (JPMorgan, Citi, BofA y Morgan Stanley) lideraron emisiones conjuntas por 40.600 millones. Y el dólar gana terreno como divisa global en el mercado.

El dólar supone el 35% de las emisiones de deuda verde, frente al 40% que se queda el euro

Con los datos de mediados de diciembre, el euro todavía era la divisa dominante en el mercado de deuda verde, al representar un 40% del total, pero el dólar ya le pisa los talones, con un 35% del mismo, y 2021 podría ser un año para que le plante cara.

Aunque se esperan colocaciones muy relevantes en la zona euro -entre ellas las del Tesoro español que podría alcanzar una cifra de hasta 15.000 millones de euros o la de Italia-, la actividad en Estados Unidos podría ser muy importante, alentada por el programa verde de Joe Biden.

El dólar, además, juega con la ventaja de ser la divisa de referencia en el mundo, por lo que son numerosas las empresas que utilizan esta moneda para realizar emisiones.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad