El mayor fondo de pensiones del mundo eleva su apuesta por la ESG

El fondo de pensiones del Gobierno de Japón, GPIF, con 1,2 billones de euros en activos, destina otros 10.200 millones a la inversión responsable a través de índices de MSCI y Morningstar

El fondo de pensiones del Gobierno de Japón (Government Pension Investment Fund, GPIF) -con aproximadamente 1,2 billones de euros en activos bajo gestión (equivalente al valor del PIB español)-, ha reforzado este viernes su apuesta por la inversión responsable y ha anunciado que ha invertido otros 10.200 millones en estrategias de gestión pasiva que siguen criterios ESG.

GPIF es el mayor fondo de pensiones del mundo, al que solo le hace sombra su homólogo de Noruega, y de forma paulatina está incrementando la exposición a este modelo de inversión, que es uno de los ejes de su gestión.

El fondo soberano del Gobierno de Japón controla activos por 1,2 billones de euros

En este último paso, en concreto, ha incrementado su exposición ligándose a los índices MSCI ACWI ESG Universal Index1 – que aplica la gestión ESG de manera general- y al Morningstar Gender Diversity Index («GenDi») -que apuesta por la diversidad de género-.

Con la utilización de estos dos índices de renta variable extranjera con temática ESG, el fondo de pensiones japonés pretende mejorar la rentabilidad a largo plazo, pero también promover la expansión de las empresas en las que participa.

Masataka Miyazono, presidente de GPIF, explica que estos dos índices «están firmemente en línea con nuestro objetivo de mejorar la rentabilidad a largo plazo mediante una mayor sostenibilidad de los emisores individuales y del mercado en su conjunto».

«Además, un importante cuerpo de investigación empírica indica que una fuerte diversidad de género tiene el potencial de impulsar el desempeño empresarial», añade el primer ejecutivo del fondo de pensiones.

Impulsor de los bonos verdes

El enfoque ESG de este gigante no se queda solo en las participaciones que toma, sino que también está adoptando una postura proactiva para promover los mercados relacionados con la sostenibilidad.

A principios del mes de diciembre, junto con Export Developmer Canada (EDC) -una agencia del gobierno de Canadá- anunció el lanzamiento de una nueva iniciativa encargada de promover y desarrollar mercados de capitales sostenibles a través de bonos verdes, así como la incorporación de evaluaciones ESG en el universo de inversión de renta fija.

Los Bonos Verdes de EDC -integrados en la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA)- se emiten en conformidad con los Principios de Bonos Verdes. Un modelo de referencia para realizar emisiones que cumplan unos parámetros de calidad.

«GPIF requiere que todos los administradores de activos integren ESG en su análisis de inversión y toma de decisiones. Consideramos la compra de bonos verdes, sociales y de sostenibilidad como uno de los métodos directos de integración ESG en la inversión de renta fija. Esperamos que esta asociación ayude a catalizar el capital de inversión en inversiones sostenibles», agrega Masataka Miyazono.

Por su parte, Marsha Acott, directora financiera interina de EDC puntualiza que los bonos verdes son un componente importante de su programa de financiación anual. «Representan una excelente manera de movilizar fondos para tener un impacto real en el avance del desarrollo de tecnologías limpias y responder al desafío del cambio climático», valora.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad