El IBEX se embarca en el nuevo fondo español de la gestora de impacto de Paramés

Tras aliarse con Mapfre en su primer producto internacional, volverá a contar con las aportaciones de los pesos pesados de la bolsa española

La gestora española especializada en inversión de impacto Global Social Impact Investments (GSI) ultima el lanzamiento de su segundo fondo, que se enfocará en el mercado nacional. Tendrá el doble objetivo de obtener rentabilidad y causar un impacto positivo en la población menos favorecida y para ello contará de nuevo con la ayuda de las empresas del IBEX 35.

GSI es parte del holding familiar Santa Comba Gestión de Francisco García Paramés y su esposa María Ángeles León. En el mismo se incluyen Cobas AM y Cobas Pensiones, Value School y la fundación Open Value.

La gestora presidida por María Ángeles León, registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en 2020, se encuentra en la «última fase» para lanzar al mercado un nuevo fondo de inversión, con el foco puesto en España, que complementará a su fondo internacional Global Social Impact Fund (GSIF).

El objetivo del nuevo fondo de capital privado -que se categorizará como fondo emprendimiento social europeo (FESE)- es captar unos 40 millones de euros para invertir en empresas españolas en los próximos cuatro años. Para su primer cierre, de 10 millones, las grandes cotizadas españolas aportarán previsiblemente unos 4,5 millones, es decir, casi la mitad.

Esta no es la primera vez que las cotizadas españolas se sumergen en la inversión con impacto de la mano del grupo Santa Comba Gestión.

En el primer vehículo, de 50 millones de tamaño objetivo y centrado en la inversión de deuda de compañías del África Subsahariana, GSI contó con el apoyo de Mapfre, a través de Mapfre Asset Management.

La gestora del grupo asegurador se encargó de realizar la aportación inicial el pasado mes de julio, junto con Santa Comba. Además, figura como asesor de inversiones.

Ya contó con Mapfre en su primer fondo

Anteriormente, a través de su Fundación Open Value, el grupo también colaboró en inversión de impacto con Repsol.

En 2019, Repsol, mediante su Fundación, lanzó un fondo de inversión social dotado con 50 millones de euros. Su objetivo es el desarrollo de una cartera de empresas sociales enfocadas en transición energética e inclusión de colectivos vulnerables en España.

El doble interés del IBEX en la inversión de impacto

En esta ocasión, la gestora ha optado por no revelar aún los nombres de las compañías del IBEX interesadas, cuyos comités de inversión ya estudian al detalle este fondo centrado en España que verá la luz en un mes aproximadamente.

Según ha explicado María Ángeles León el «interés de encontrar inversores españoles para este fondo es doble».

Por un lado, estos permitirán escalar los negocios de impacto en los que inviertan con este fondo de ‘venture capital’ social. Previsiblemente, la cartera serán de unos 15 negocios.

Por el otro, estas cotizadas podrían acabar comprando dichas empresas una vez pasado el periodo de inversión del fondo, en diez años, e incorporarlas como nueva línea de negocio. De esta forma, contribuirían a «incorporar la innovación social en las cotizadas desde dentro».

Más inversores interesados

Un 6,25% del tamaño objetivo del fondo provendrá del GP (‘general partner’) Santa Comba, que aportará 2,5 millones. Esta es la matriz del grupo familiar en el que también se incluye Cobas AM, la gestora ‘value’ que lidera Francisco García Paramés, marido de León.

Otra parte provendrá de la captación corresponde a inversores privados, entres las que hay dos ‘family offices’ que ya se han comprometido por escrito. Para comenzar, su distribución será directamente desde GSI, pero también estudian dar acceso desde alguna otra plataforma o banca privada.

Prevén que haya participación pública

La firma ya ha establecido contactos con entidades públicas como el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que haya participación pública en este vehículo.

Según ha explicado el cofundador y director general de GSI, Arturo García Alonso, se trata un producto «muy atractivo» que podría encajar con algunos de los vehículos de la gestora de capital de riesgo del ICO, Axis.

En qué invierten exactamente

El primer fondo de la gestora se ha centrado en financiar agricultura, agua limpia e inclusión financiera en países de África como Ruanda, Uganda y Kenia y busca oportunidades en Tanzania, Etiopía, Ghana y Nigeria. Además, prevé expandir su ámbito de inversión a Latinomérica, comenzando por México.

Por su parte, el nuevo vehículo —que se enmarca en el artículo 9 del Reglamento de Divulgación— se concentrará en causar impacto en España, ayudando a los «colectivos más desfavorecidos, que con el Covid-19 están sufriendo especialmente». Según sus previsiones comenzará a invertir en el tercer o cuarto trimestre de este año.

Para ello, invertirá en capital privado de compañías grandes y consolidadas, que obtengan beneficios y, además, cuenten con la ventaja de hacer inclusión social. Es decir, se interesarán por aquellas que facturen por encima del millón de euros.

Su ‘ticket’ medio será de unos 2,4 millones de euros en cada una de las 15 participadas, incluyendo rondas de ‘follow on’. El 90% de la cartera del fondo será acciones, aunque se reservan la opción de comprar deuda o un activo híbrido con el 10% restante.

Su rentabilidad objetiva neta es del 10%

Entre las compañías analizadas, los responsables de la gestora han mencionado un negocio de eficiencia energética que emplea a un colectivo marginado, otra compañía especializada en la elaboración de mobiliario urbano con material reciclado, y una última que hace reciclaje de plásticos con personal discapacitado.

La rentabilidad neta esperada del fondo internacional Global Social Impact Fund (GSIF) es del 5 al 8%, mientras que con el nuevo vehículo patrio esperan obtener un retorno de hasta un 10% neto.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad