El ETF ecológico que bate a la inversión activa en todos los plazos

El fondo cotizado iShares Global Clean Energy ha doblado su valor en 2020 y su rentabilidad a tres años roza el 200%

La ecología fue en 2020 uno de los sectores protagonistas de las subidas en bolsa y eso se ha reflejado en las rentabilidades logradas por los fondos de inversión especializados y, especialmente, en los ETF.

De acuerdo con los datos de VDOS que recoge Spainsif, el fondo cotizado iShares Global Clean Energy de BlackRock bate más que holgadamente a los productos de inversión activa, tanto en 2020, como a medio plazo.

En concreto, el año pasado se anotó casi un 120%, mientras que su rendimiento a tres años rozaba al cierre de 2020 superaba el 190%.

El fondo iShares Global Clean Energy ganó alrededor de un 120% en 2020

Con esta evolución, este fondo cotizado de iShares se impone a los fondos de gestión activa dentro de la categoría que utiliza VDOS. Los dos mejores productos del año, según recoge Spainsif, el Erste WWF Stock Environment de la gestora Erste Asset Managment o el Pictet Clean Energy, gestionado por Pictet Asset Management, ganaron un 75 y 50%, respectivamente, en 2020.

La ventaja del ETF de iShares también es evidente cuando se calculan las rentabilidades a tres años. Su casi 200% de rentabilidad queda muy lejos de los dos fondos con gestión activa que mejor se comportan en el mismo periodo.

Son el Schroder ISF Global Climate Change Equity, de la gestora Schroder Investment Managment, y el Legg Mason Clearbridge US Equity Sustainability Leaders, de Clearbridge Investments (Franklin Templeton), que ganan un 70 y un 68%, respectivamente, en los últimos tres ejercicios.

El éxito del índice S&P Global Clean Energy

La evolución del fondo iShares Global Clean Energy no es mérito de ningún gestor, sino de replicar a un índice que ha tenido un comportamiento especialmente positivo: el S&P Global Clean Energy.

Este indicador está compuesta por las 30 compañías más importante del mundo relacionadas con la industria de la energía limpia. Incluye tanto empresas que se dedican a la generación energética, como a los fabricantes de equipos, como placas solares o turbinas.

Por áreas geográficas, Estados Unidos es el líder en peso, con una representatividad en el índice que supera el 32%. Valores como Encaris, Sunrun, Sunnova, Ormat, First Solar o Renewable Energy forman parte de este indicador y están viviendo una segunda juventud ante la expectativa de un plan muy agresivo de inversión en renovables por parte de Joe Biden.

España es el quinto país por representatividad en el S&P Clean Energy, gracias a Solaria y a Gamesa

La segunda y la tercera posición en representatividad la ocupan empresas domiciliadas en Nueva Zelanda y en Dinamarca. El representantes más relevante de la primera es Meridian Energy. La cuarta, es China.

España es el jugador más importante de la zona euro, con un peso del 6,81% en el fondo de iShares. Valores como Solaria o Gamesa forman parte del indicador de S&P y habrían colaborado de la fuerte rentabilidad lograda el año pasado, ya que se colaron en la lista de mejores valores de la bolsa española el año pasado.

Aportando puntos de exposición a la Península Ibérica también colabora EDP Renovaives. Es la única portuguesa del índice especializado en energía renovable.

La fuerte recuperación tras el cierre económico por el COVID

El ETF de iShares se ha comportado especialmente bien desde los mínimos que marcaron las bolsas en marzo de 2020, arrastradas por el miedo al coronavirus y en pleno cierre de las economías mundiales para controlar la pandemia.

El índice de S&P sobre el que se calcula el ETF cayó en marzo hasta los 530 puntos. La revalorización desde entonces es muy importante, ya que actualmente cotiza en máximos históricos, en la zona de los 1.820 puntos; lo que se traduce en una subida que supera el 240%.

Esta fortísima subida, alentada por la expectativa de que el grueso de los planes de recuperación económicos se asientan sobre el impulso a las energías limpias, han abierto el debate sobre si los precios de estos valores ya dan vértigo y es mejor exponerse a través de las eléctricas tradicionales.

Por ahora, sin embargo, el buen tono mostrado en 2020 continúa y el S&P Clean Energy está superando máximos. Meridian Energy y Solaria son las acciones más rentables en lo que llevamos de 2021, con avances que rondan el 15 y el 9%, respectivamente.

El fondo de iShares se puede contratar en la bolsa británica, la mexicana, la italiana, la suiza o la alemana.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad