El crecimiento de la ESG acelera la demanda de profesionales cualificados

Gran parte de los equipos todavía no cuentan con un especialista en la materia y se echa de menos que las empresas inviertan en la formación de sus plantillas en este campo

El 2021 puede ser todavía un año de oportunidades para los profesionales del mundo de la inversión que busquen especializarse en esta rama, ya que existe un demanda insatisfecha de puestos de trabajo.

“La disponibilidad de este conocimiento entre los perfiles de profesionales de la inversión todavía es limitada”, concluye CFA Institute al realizar un análisis en Linkedin.

Menos de 8.000 perfiles -de un total de un millón de inversores profesionales examinados a través de esta red social profesional-, enumeraban todavía la ESG como un área de especialización.

Es una relación muy baja, aunque aumenta un 26% respecto al año anterior, ya que representa apenas un 0,8% del total de los profesionales, y está muy alejada de la demanda laboral.

En el último año, hubo un aumento del 26% de perfiles profesiones de inversores especializados en ESG

De hecho, de entre los 1.000 puestos de gestor de carteras que se anunciaban en esta red social, “aproximadamente el 18% mencionaba el deseo de disponer de habilidades relacionadas con la sostenibilidad”, avanza CFA Institute.

Esta divergencia provoca que el conocimiento sobre la inversión sostenible, sea uno de los principales retos de la ESG de cara al futuro, tal como se refleja en el estudio “El futuro de la Sostenibilidad en la Gestión de Inversiones: de las ideas a la Realidad” de CFA.

El documento, además, destaca las bajas posibilidades de formación específica que están dando las empresas a sus trabajadores, y la baja integración en los equipos de profesionales con este perfil.

Los profesionales, a la espera de formación en la empresa

La inversión socialmente responsable (ISR), acelerada por la pandemia del COVID-19, se ha convertido en un desafío y una oportunidad laboral a partes iguales para las firmas de inversión y las organizaciones en este periodo de transición hacia la sostenibilidad.

¿El motivo? Según CFA, está tendencia “moldeará la industria de la inversión en la próxima década”. Por ello, es primordial comenzar a integrar “mejor los datos de sostenibilidad y profundizar en su conocimiento para satisfacer las expectativas de los clientes con productos innovadores”.

Actualmente, “existe una relativa escasez de talento en sostenibilidad en la industria de la inversión”, apunta CFA Institute. En este sentido, destaca que todavía “menos de la mitad de los encuestados declara que su empresa ofrece formación ESG”.

Un 90% espera que su compañía se involucre en la formación ESG

Según el estudio, “el 90% de los profesionales de la inversión esperan que el compromiso de su empresa con la investigación ESG aumente, en comparación con el 72%” en 2018, mientras que “el 88% de los ejecutivos están de acuerdo en implementar asignaciones y los recursos que sean necesarios”.

Si bien las empresas reconocen las oportunidades de la inversión sostenible, así como las fuerzas reguladoras y el aumento de las expectativas de los clientes, se necesitan cambios.

CFA estima que para que se cumplan las actuales perspectivas de investigación de ESG, la incorporación de tales factores solo funcionará con «el apoyo de un líder senior, la colaboración de sus profesionales y el respaldo de un presupuesto».

Solo un tercio de los equipos cuentan con especialistas en ESG

La gran mayoría de organizaciones dedicadas al universo de inversión no cuentan con equipos especialistas en materia de ESG en sus carteras, ya que son empresas demasiado pequeñas para justificar los costes por empleados en estas formaciones. Un punto que determinará qué tipo de estrategia llevarían a cabo en los procesos de inversión sostenible.

Generalmente, la estrategia de exclusión puede ser realizada por especialistas de ESG que no formen parte de los equipos, mientras que las gestoras que pongan el foco en un enfoque de impacto, o dispongan de fondos de activos múltiples deberán contar con asesores formados en ESG integrados en sus equipos.

Si bien, según CFA Institute, “aproximadamente un tercio de las organizaciones tienen especialistas dedicados a cuestiones ESG”, lo ideal es que, a medio plazo, cada organización cuente con un equipo campeón ESG.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad