El carbono, ¿capaz de multiplicar por diez el tamaño del mercado del petróleo?

Algunos analistas anticipan que el proceso de descarbonización mundial creará un gigante mucho más grande que el de hidrocarburos

El distinto ritmo que las ‘utilities’ expuestas a renovables y las petroleras acumulan en bolsa desde que el Acuerdo de París viera la luz en 2015, es un reflejo del importante cambio que está registrando en el mercado alrededor del que antaño, en su plena hegemonía, se le denominó ‘oro negro‘.

Algunos operadores de materias primas anticipan que, en un contexto en el que la descarbonización está ganando peso, el mercado de derechos de carbono va a ser mucho más grande que el crudo.

En concreto, en la ‘FT Commodities Global Summit’ celebrada la semana pasada, llegaron a avanzar que el mercado de carbono cuenta con potencial para alcanzar un tamaño que sería 10 veces el del petróleo mundial. Según recoge Bloomberg, esta previsión la lanzó Hannah Hauman, ‘global head of carbon trading’ en Trafigura Group.

La fuerte subida de los precios abre oportunidades de negocio para los ‘hedge funds’

Con la fuerte subida de precios que acumulan los derechos de carbono se están generando nuevas oportunidades de negocio para los inversores en materias primas y también los ‘hedge funds’.

Después de que los precios hayan superado tanto en Reino Unido como en la Unión Europa los 50 euros por tonelada, las expectativas son que continúen avanzando.

Aunque algunas voces están pidiendo que se intervenga para moderar el avance de los precios, no parece que las autoridades europeas estén dispuestas a dar ese paso.

El aumento de los precios del carbono es justo un aliciente para que las empresas que generan un mayor volumen de emisiones aceleren sus planes para ‘limpiar’ sus modelos productivos; algo que iría en línea con los objetivos que están planteando los diferentes países.

El renovado compromiso europeo fija una reducción del 55% para 2030 sobre los niveles de 1990, pero el cambio ha sido muy rápido.

Así, de acuerdo con Ulf Ek, fundador y chief investment officer de Northlander Commodity Advisors, la modificación del posicionamiento político ha sido tan importante, que la apreciación de lo que son precios altos y no ha cambiado de forma muy significativa.

«Hoy los 50 euros es un precio confortable para los reguladores de la UE», señala. Esa aceptación es un mensaje que el mercado interpreta como una vía libre para que los precios continúen avanzando.

Una subida vertical

De acuerdo con Bloomberg, antes de la última reforma del mercado de carbono de la Unión Europea en 2017, los precios de las emisiones cotizaban alrededor de los cinco euros por tonelada; unos niveles que se mantuvieron durante años.

Los precios, en un entorno mucho más ‘pro clima’ se han multiplicado y parece que es camino de no retorno. El propio Frans Timmermans a comienzos de año señaló que los precios del carbón tendrían que ser mucho más altos -y la subida ha sido importante ya- para impulsar la consecución de que la Unión Europea sea cero emisiones en 2050.

El divorcio del Reino Unido y la UE, además, ha ampliado las opciones para los operadores en materias primas. El gobierno de Boris Johnson sea ha dado prisa en poner en marcha su propio mercado, que ya está en marcha.

Pero no es el único. Porque China es, probablemente, uno de los mercados en los que se verá un mercado de carbono más grande. Se prevé que el mercado de este gigante alcance en 2030 un volumen de 25.000 millones de dólares.

En su primer año de operaciones -este 2021- se espera un aumento de 800 millones de dólares.

China también está compitiendo con Europa y Estados Unidos en materia de emisiones, pero, en su caso, su objetivo sería llegar a las cero emisiones en 2060.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad