El auge de la inversión social choca contra la falta de productos específicos

La indefinición en el universo de activos complica el lanzamiento de ETF y fondos especializados, aunque la demanda es un componente a favor para su desarrollo

La crisis económica y social desencadenada por la crisis sanitaria ha dado pie a una mayor concienciación respecto a las desigualdades sociales en ciertos grupos de inversores sostenibles, que, de momento, se encuentran con una oferta de fondos especializados bastante limitada.

La inversión con criterios de sostenibilidad todavía es entendida por muchos como una inversión ‘verde’, en referencia a los aspectos medioambientales. Sin embargo, con la pandemia del Covid-19 se ha puesto de relieve la importancia de llevar las cuestiones sociales a la posición central que ocupa la ‘S’ dentro de la ESG.

«La posición dominante de los temas medioambientales se ha debido fundamentalmente a la sensación de urgencia que se percibía de este problema, así que podría esperarse un repunte del interés por soluciones sociales ante la urgencia en este ámbito provocada por la expansión de la pandemia», explica Tania Salvat, experta en distribución en BlacRock España.

Precisamente, «estos cambios en la demanda favorecerán que lancemos productos especializados en el ámbito social, ya que en BlackRock nos centramos en anticipar las necesidades de los inversores en vista de la evolución de las realidades del mercado».

De hecho, BlackRock (7,3 billones de euros bajo gestión) es una de las pocas gestoras que ofrece fondos cotizados (ETF) centrados en la temática social.

Su fondo ‘iShares Refinitiv Inclusion and Diversity UCITS ETF’, lanzado al mercado a finales de 2018, engloba diferentes aspectos de la sostenibilidad social y que van desde la inclusión hasta la defensa de la diversidad.

En concreto, replica al índice especializado en inclusión y diversidad, el ‘Refinitiv Inclusion and Diversity’, que identifica, a través de 24 métricas, a las 100 principales empresas cotizadas con equipos más diversos e inclusivos a nivel global y donde se incluye la española Telefónica.

Hay ETF centrados en la promoción de la igualdad de género

Entre la escasa oferta de ETF temáticos con enfoque social se encuentran algunos productos centrados en la promoción de la igualdad de género, entre los que figuran el ‘Lyxor Global Gender Equality UCITS ETF’ y el ‘UBS ETF Global Gender Equality UCITS ETF’.

Replican, respectivamente, los índices ‘Solactive Equileap Global Gender Equality Net Total Return Index’ y ‘Solactive Equileap Global Gender Equality 100 Leaders Net Total Return Index’.

Ambos están integrados por compañías con una alta puntuación por indicadores de igualdad de género según los criterios de la organización de investigación independiente Equileap.

Si bien es cierto que entre los principales proveedores de ETF sostenibles hay varias casas que ofrecen vehículos «socialmente responsables» —con la exclusión de sectores como alcohol, tabaco, energía nuclear o armas— , estos no deben confundirse con los especializados en temática social, en tanto que muchos de ellos siguen a índices de sesgo ‘verde’.

En cualquier caso, un análisis reciente de Morningstar concluyó que hay un claro sesgo positivo en cuestiones ESG en los fondos de temática del clima, es decir, que ofrecer una visión más amplia del cumplimiento de los criterios sociales y de buena gobernanza, más allá del foco medioambiental.

Un universo de inversión por definir

Uno de los principales problemas que enfrentan las gestoras a la hora de diseñar productos enfocados en la temática social es la indefinición del universo de inversión, lo que a su vez implica que no resulta nada sencillo indexarse a esta tendencia por la escasez de índices especializados.

Y es que mientras que la Taxonomía verde europea avanza a buen ritmo, solo se han dado los primeros pasos para clasificar las actividades por criterios sociales desde los órganos regulatorios y supervisores, por lo que esta vía está aún lejos de allanarse.

Mientras tanto, el fantasma del ‘socialwashing’ comienza a aparecer. Un posible blanqueo de las políticas sociales podría quebrar la confianza de los inversores y frenar la tendencia hacia la inversión responsable, tal y como advertía recientemente el presidente de Spainsif, Joaquín Garralda, en una entrevista con Social Investor.

«La composición de los índices es responsabilidad del proveedor de índices, ya que los gestores como nosotros lo que hacemos es ofrecer a los inversores la exposición que se constituye en el propio índice», aclara la experta de BlackRock, que reconoce que «la falta de información como la principal barrera a la hora de abordar soluciones de inversión responsable».

En el caso de BlackRock, su compromiso en este sentido pasa por «desarrollar alternativas sostenibles en colaboración con los creadores de índices en aquellos productos en los que todavía no exista esta posibilidad», señala Salvat.

Abordar la ‘S’ desde la gestión activa

Ante estos desafíos algunas gestoras ofrecen opciones de inversión centradas en lo social con productos de gestión activa o incluyen este área en fondos sostenibles de manera más tangencial.

Este sería el caso de Amundi, que este año ha lanzado su primer fondo de inversión de bonos sociales —‘Amundi Social Bonds’— y también gestiona un vehículo de impacto especializado en abordar las desigualdades —‘CPR Invest Social Impact’— a través de CPR Asset Management, su centro especializado en renta variable temática.

Recientemente, además, ha sacado al mercado su estrategia ‘Just Transition for Climate’, centrada en la renta fija europea, gestionado activamente con objetivos cuantificables para apoyar la transición energética, cumpliendo al mismo tiempo criterios de cohesión social.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad