Dunas Capital prevé captar 30 millones con su primer fondo de impacto

La gestora española ha recibido la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores en su primer fondo de capital riesgo de impacto. Invertirá en empresas de agricultura, energías y servicios sostenibles

La inversión de impacto continúa ganando protagonismo en la industria financiera española. La gestora de fondos Dunas Capital Asset Management acaba de recibir luz verde del regulador en el registro de su primer fondo de capital riesgo especializado en impacto positivo.

Se trata del fondo ‘Dunas Absolute Impact’, con el que la gestora prevé tomar participaciones en compañías de agricultura sostenible, industria de transformación agroalimentaria, energías renovables, eficiencia energética y servicios sostenibles. Se centrará en España.

El objetivo del fondo es captar 30 millones de euros. Desde la fecha de registro efectivo, el 24 de septiembre, el fondo dispone de doce meses para captar los compromisos de inversión, aunque este periodo de colocación podrá tanto reducirse como ampliarse.

De momento, el promotor del fondo ya ha comprometido un patrimonio inicial de 1,65 millones de euros. No obstante, está previsto que este transfiera «parte de dicho patrimonio» a uno o más inversores en la fecha del primer cierre.

Como en la mayoría de productos de estas características, el compromiso mínimo de inversión será de 100.000 euros, según recoge su folleto.

La gestora capitaneada por Alfonso Benito, propiedad de Inverseguros, ya gestiona otros fondos de capital riesgo como el ‘Dunas Clean Energy I’, ‘Dunas Aviation I’ y el ‘Rainforest Dunas Iberia’.

Primará la inversión en zonas deprimidas de España

El ‘Dunas Absolute Impact’ invertirá la totalidad de su patrimonio en España, con una «especial atención a zonas económicamente deprimidas o en las que haya niveles extraordinariamente elevados de desempleo», con el fin de invertir en proyectos que promuevan la creación de empleo estable.

Para ello, invertirá principalmente en sociedades que tengan como tenga como objetivo primordial la consecución de un impacto social positivo y medible, incluyendo aquellas que proporcionen servicios a personas vulnerables.

En este sentido, entre los sectores objetivo del vehículo de capital riesgo destacan la agricultura sostenible y la industria de transformación agroalimentaria. Buscará negocios que promuevan la utilización de agricultura de precisión, así como la implementación de industrias de transformación intermedia.

Agricultura, energía y servicios sociales son el foco de inversión

Asimismo, en el plano energético el vehículo apostará por los parques de generación de energía renovable fotovoltaica y autoconsumo en áreas desfavorecidas, con especial interés por las explotaciones de unos 5 a10 megavatios. También abarcará inversiones en microrredes ‘smart grips’ o proyectos de almacenamiento de energía, entre otros.

Paralelamente, el fondo buscará invertir en empresas que gestionen servicios sostenibles como residencias geriátricas y centros de día, residencias escolares y universitarias o proyectos de turismo rural sostenible.

Interés económico

La gestora percibirá del fondo por sus servicios de gestión y representación una comisión de gestión con cargo al patrimonio del mismo un 2 por ciento.

Además, la comisión de éxito será equivalente al 20 por ciento de las distribuciones que excedan las contribuciones de los partícipes.

El fondo de Dunas Capital AM será auditado por Deloitte. Para la depositaría, la gestora ha contado con la sucursal en España de BNP Paribas Securities Services.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad