Dos de cada tres fondos de pensiones prioriza el bienestar de los trabajadores en su inversión social

Una encuesta de DWS revela que el 67% de los fondos de pensiones escogerá la gestión pasiva para incrementar el peso de la inversión social en su cartera los próximos tres años

Trabajadores

La crisis sanitaria y social derivada de la pandemia del coronavirus ha puesto de relieve la importancia de los aspectos sociales, más allá de las prioridades ambientales y de gobernanza en las que se centraba el inversor ESG, especialmente entre los fondos de pensiones.

El impacto del Covid-19 ha sido tal que, según una encuesta de DWS a 142 fondos de pensiones con más de 2,1 billones de euros, el 59% de estos inversores citan «la necesidad de abordar las desigualdades expuestas en la pandemia» como factor clave para impulsar las asignaciones de su cartera al pilar social.

Casi la mitad (48%) de los encuestados reconoce un crecimiento de la materialidad de los problemas sociales en el desempeño empresarial y los resultados de inversión, mientras que el 58% busca buenos rendimientos ajustados al riesgo a largo plazo mediante la inversión en ellos.

La aproximación hacia la inversión con criterios sociales es una de las menos intuitivas y más difíciles de definir dentro de la ESG. Esta se centra en cómo las empresas administran las relaciones con su fuerza laboral , con su cadena de suministro, con la sociedad en general y con el entorno político.

En este sentido, entre los cuatro grupos o posibles partes interesadas en que se puede enfocar la inversión social, la mayoría —dos de cada tres encuestados— considera que los empleados son la parte más crítica a tener en cuenta para los resultados de la inversión.

Grupos considerados materiales en la inversión social. Imagen de DWS.

Por su parte, las comunidades locales centran el 41% de las respuestas de los fondos de pensiones en cuanto al grupo prioritario. Están por delante del papel de los proveedores, que mencionan como grupo clave en los criterios sociales en tres de cada diez planes; y de los accionistas, referidos por un 28%.

El análisis subraya que este nuevo énfasis en el pilar ‘S’ refleja la necesidad de una transición justa conforme la economía global avanza hacia las bajas emisiones de carbono, promovidas por la parte medioambiental, del pilar ‘E’.

Un tercio no cuenta con inversiones sociales en su portfolio

La encuesta revela que un tercio de los planes de pensiones encuestados destinan un 0% de su cartera a la inversión bajo temática social. Una proporción similar (31%) destina más de un 15% del portfolio a fondos sociales.

De su lado, un 23% revela que dedica entre un 1% y un 5% a esta temática, por delante del 10% de los que cuentan con entre el 6 y el 10% en fondos relacionados con aspectos sociales y el 3% que destina a esta inversión entre un 11 y un 15% del total de la cartera.

Solo un 11% señala el criterio social como la prioridad de la ESG

Estas tasas se enmarcan en un contexto en que solo un 11% de los planes encuestados señalan el criterio social como la prioridad al aislar las tres patas de la ESG.

Para la mayoría (58%) cobra más relevancia el pilar medioambiental, que se sitúa también por delante de la gobernanza, a la que se refieren el 31% de las respuestas.

¿Cómo invierten en la ‘S’?

Entre las principales estrategias para invertir en fondos pasivos con enfoque social, el 46% de los encuestados se decanta por estrategias ESG indexadas de forma más amplia y un 49% prevé continuar con esta estrategia en los próximos tres años.

Otra de las formas más empleadas, para el 29% de los planes de pensiones, es la indexación relacionada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Estrategias de los planes de pensiones para invertir en fondos pasivos con enfoque social. Imagen de DWS.

El empleo de índices vinculados a ODS es la aproximación que más prevén usar los planes en el futuro, en tanto que la refieren un 52% de los encuestados al ser preguntados por su estrategia para los próximos tres años.

Entre los vehículos indexados más empleados para lograr este enfoque, los planes también emplean la indexación a temáticas ‘core’ relacionadas con criterios sociales (14%), los fondos ‘smart beta’ basados en factores sociales (3%) y los índices de bonos sociales (6%).

Un 65% invierte con fondos pasivos

Entre los encuestados, un tercio son fondos públicos y dos tercios son gestionados de forma privada. En el análisis de sus carteras, destaca que un 65% emplea los fondos de gestión pasiva «de forma madura» en sus carteras.

De acuerdo con la encuesta, el 23% está en proceso de implementar ETF y un 9% valora incorporarlos próximamente. Solo el 3% restante no emplea fondos pasivos en sus planes de pensiones.

Uso de los fondos pasivos entre los planes de pensiones. Imagen de DWS.

A pesar del pujante peso de estos fondos, cuando nos centramos en los que están relacionados con criterios sociales, solo un 11% afirma contar de «forma madura» con estos en las carteras.

De esta forma, la mayoría, un 48% no valora de momento incorporar ETF pasivos enfocados en temáticas sociales en su fondo. Un 19% está cerca de tomar la decisión y un 22% se encuentra en fase de implementación.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad