Cinco fondos para celebrar los máximos en treinta años de la bolsa de Japón

Sam Perry (Pictet), co gestor del mejor fondo sostenible de la categoría, explica a SOCIAL INVESTOR que confía en que la tendencia positiva continúe. Caixabank, Kutxabank, Ibercaja e Invesco completan el ranking de los fondos más rentables en 2021

Esta semana, el principal índice de la bolsa de Japón, el Nikkei recuperaba niveles no vistos desde 1990. Aunque sus máximos históricos son anteriores -los registró el 29 de diciembre de 1989, en los 38.915,87 puntos-, han pasado más de treinta años para que el indicador volviera a cotizar por encima de la barrera de los 30.000 puntos.

Este viernes despidió la jornada en los 30.017 puntos, tras prolongar en febrero la buena racha de la última parte de 2020, alentada por la llegada de las vacunas, la previsión de que a lo largo de 2021 se pueda volver a una situación económica normalizada, y la expectativa de mejora en los resultados empresariales. Este mes suma un 8,51% y un 9,38% en el año.

Los expertos confían en que el mercado japonés, a pesar del estirón, pueda continuar recuperando niveles no vistos en varias décadas; gracias a las medidas de política monetaria y económica, a los renovados síntomas de inflación, y al auge de la ESG.

Así lo explica a SOCIAL INVESTOR, Sam Perry, co-gestor del fondo Pictet-Japanese Equity Selection R EUR. Este fondo es el que lidera la lista de productos sostenibles más rentables en lo que llevamos de ejercicio, según la clasificación de Morningstar. Le acompañan algunos productos de gestoras españolas como CaixaBank, Kutxabank, Ibercaja o la estadounidense Invesco (véase tabla).

«Las políticas económicas ‘Abenomics’ de Japón han sobrevivido a la salida de su arquitecto, Shinzo Abe, primer ministro hasta el 28 de agosto pasado», argumenta Perry. Esto ha ayudado a «debilitar el yen, impulsar las exportaciones de Japón y hacer que las acciones del país subiesen 224% en ocho años», explica el gestor de Pictet.

De cara al futuro, también se muestra positivo en base, principalmente, a la política pública y monetaria, los síntomas inflacionistas, y a la consolidación de la ESG. «Las expectativas inflacionarias han aumentado», apunta Perry. «La nueva Administración de Yoshihide Suga ha propuesto un importante proyecto de ley de estímulo fiscal» y «no hay señales de que el Banco de Japón tenga intención de endurecer la política monetaria», recuerda.

Respecto al despegue de la inversión responsable, Sam Perry recalca el salto dado por las empresas; en un movimiento para el que no hay marcha atrás. «Se ha dado un cambio notable en la actitud y comportamiento de Japón hacia los factores ambientales, sostenibles y de gobernanza«, explica.  

«La proporción de empresas cotizadas en la primera sección de la Bolsa de Tokio con dos o más externos en su consejo ya había aumentado hasta el 91% en 2018 desde 18 % de 2013» y «a medida que ha mejorado el gobierno corporativo lo ha hecho la rentabilidad sobre recursos propios de las empresas japonesas», repasa.

Asimismo, como punto positivo que continúa existiendo mucha liquidez y que las empresas, impulsadas por las reformas «están utilizando los fondos para impulsar el crecimiento y aumentar a rentabilidad para los accionistas», insiste.  

Dónde fijarse tras la subida

En este escenario, Sam Perry, explica que la cartera del Pictet Japanese continúa «manteniendo un estilo de inversión bastante equilibrado».

El sector más sobreponderado dentro del fondo sería el de bienes de consumo duradero en una amplia variedad. «Desde Sony e Sekisuir Chemical y Toyota Motor y sus proveedores», revela.

El fondo de Pictet actualmente sobrepondera sectores como el de los bienes de consumo duradero

Otro de los sectores sobreponderados es el de «las tecnologías de información, especialmente el software y semiconductores», ya que este tipo de compañías «están viendo una fuerte demanda de digitalización nacional», avanza el gestor.

Por nombres propios, les gusta Hitachi, «que cuenta con medidas de reestructuración en curso y valoraciones extremadamente baratas»; Murata que «ha destacado recientemente en componentes electrónicos»; o los fabricantes de obleas de silicio Sumco y Shin-Etsu Chemical.

Por el contrario, Pictet infrapondera el sector salud y de alimentos básicos, ya que «es difícil encontrar empresas de calidad a valoraciones atractivas», apostilla Perry.

Tres gestoras españolas dentro del ‘top’ en rentabilidad

Además del fondo de Pictet, en la lista de los cinco productos de inversión colectiva especializado en Japón que mejor se comportan este año se cuelan las gestoras españolas de CaixaBank, Kutxabank e Ibercaja con sus fondos Caixabank Master Renta Variable Japón Advised BY FI, Kutxabank Bolsa Japón Estándar FI e Ibercaja Japón A FI.

El primero consigue una rentabilidad del 7%, pero no es contratable de manera independiente. Desde Caixabank explican que solo se puede acceder a él a través de un contrato de gestión de carteras ‘master’.

Aunque la tecnología es el sector que más peso en la cartera del Caixabank Master Renta Variable Japón (24%), una compañía se destaca especialmente: Sony Corp, que logra una representatividad del 5%. El consumo cíclico (19%) y la industria (18%) son los sectores que ocupan la segunda y tercera posición en la cartera.

Los fondos de bolsa japonesa de Kutxabank e Ibercaja han cumplido más de 20 años

Respecto al Kutxabank Bolsa Japón Estándar FI, es un fondo longevo, con más de 20 años de trayectoria una rentabilidad que también ronda el 7%.

Su cartera se reparte por porcentajes similares entre varios sectores: consumo cíclico (20%), tecnología (19%), industria (19%), salud (16%) y servicios de comunicación (13%).

Por último, el Ibercaja Japón A FI, otro fondo con más de 20 años de trayectoria, se coloca en cuarta posición del ranking, con un 6% de rentabilidad.

En su gestión, su responsable, Pedro Lacambra Prieto, da importancia el sector tecnológico, que representa un 27% de la cartera; con la compañía japonesa de electrónica Tokyo Electron Limited (5%) como líder. El sector industrial, con una representatividad del 18% y el consumo cíclico, con un 15%; completan la lista de grupos más representativos.

Invesco, el quinto en la clasificación

Invesco Japanese Equity Advantage Fund E Accumulation EUR es el quinto fondo con máxima calificación en sostenibilidad de Morningstar por rentabilidad este año, gracias a una mejoraría que ronda el 6%.

Actualmente, su gestor, Fumichika Tanemoto, expone especialmente la cartera de este producto al sector industrial (23%); la tecnología (16%), y los servicios de comunicación (14%).

De forma individual, el fabricante japonés de inodoros más grande del mundo, Toto, sería su principal apuesta, con un 5% por la cartera; seguido de la compañía Koei Tecmo, con un 4%, y la multinacional de seguridad cibernética Trend Micro, con un 4%.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad