Cinco creadores de índices se reparten el mercado mundial de los ETF ESG

MSCI, Bloomberg, S&P Dow Jones, FTSE Russell y Solactive copan el 90% del sector, aunque el primero se queda con más de la mitad

La preocupación de la ESMA por la importancia de los rating ESG parece justificada. La autoridad quiere regular a los emisores de notas, supervisarles y ha pedido a la Comisión Europea que construya una legislación que asegure que no se producen situaciones de conflicto de interés.

La realidad es que el mercado de los ETF ESG, que se encuentra en pleno crecimiento, vive una fuerte concentración. No solo en el caso de las gestoras que ‘mueven’ más dinero, sino especialmente en el número de empresas que ‘construyen’ los índices sobre los que crean los productos de inversión.

Así, de acuerdo con datos de TrackInsight, apenas cinco proveedores de indicadores controlan el 90% el mercado. Es decir, que sus índices -y por tanto sus métodos de selección- se utilizan para crear fondos cotizados que controlan nueve de cada diez dólares invertidos en ETF ESG.

De acuerdo con los datos de TrackInsight y por orden de patrimonio, MSCI (248 ETF ESG), Bloomberg (72 fondos), S&P Dow Jones (34 fondos), FTSE Russell (15 fondos) y Solactive (con 42 fondos) dominan un mercado que está valorado en más de 160.000 millones de dólares.

Así, MSCI es el gran de índices ESG a nivel mundial. Sobre sus indicadores se han construido hasta el momento más de 200 ETF ESG, que acumulan 106.600 millones de dólares en patrimonio, lo que equivale a más de un 60% del capital invertido en fondos cotizados de inversión responsable.

MSCI es el líder indiscutible, con un 60% del mercado

Sus cifras cuadruplican el patrimonio del segundo de la lista: la estadounidense Bloomberg. Sobre los índices que elabora el gigante de los datos financieros se han creado más de 70 fondos cotizados ESG, que controlan 18.200 millones de dólares en activos.

Además, MSCI es el proveedor de indicadores líder tanto en Estados Unidos, como en Europa. En la primera de ellas incluso contaría con una presencia mayor que su cifra global, ya que sobre sus índices se habrían construido el 64% de los ETF ESG que hay en circulación. A este lado del Atlántico pierde algo de representatividad; aunque todavía se queda con un 59%.

S&P Dow Jones y Bloomberg compiten por el segundo y tercer puesto

S&P Dow Jones es el tercero en la lista y ahora mismo estaría mucho más cerca de Bloomberg que este de MSCI. Según TrackInsight, sobre los índices de esta firma se han creado hasta el momento más de 30 ETF ESG, pero que serían relativamente más grandes que los de Bloomberg, ya que se reparten un total de 16.700 millones de dólares.

Completarían la lista de los cinco creadores ‘top’ de índices ESG, FTSE Russell, con 5.500 millones de dólares (3% cuota) y Solactive, con 4.100 millones de dólares (2% de cuota).

El ejemplo del caso español

La importancia de los índices ESG es creciente para las empresas cotizadas. La entrada y salida de los indicadores en los que participan las empresas españolas -como el FTSE 4Good IBEX, el Bloomberg’s Gender- Equality Index (GEI) o el Down Jones Sustainability (DJSI)- son un motivo «noticiable» para muchas empresas españolas.

Pero, más allá de su efecto mediático, actúan como una vía de atracción de inversores o -lo que es peor- una vía de exclusión para aquellos valores que se quedan fuera. Una influencia sobre la que la ESMA reconoce su preocupación.

Cada uno de estos índices es diferente. Por ejemplo, la familia FTSE4 Good se habría diseñado para «ayudar a los inversores a integrar los factores ESG en sus decisiones de inversión».

Asimismo, es un índice que puede emplearse como marco de referencia para evaluar el compromiso empresarial y para calificar el buen gobierno corporativo en las compañías.

Su versión española, el FTSE4 Good, integrado en Bolsa y Mercados Españoles (BME) se creó en 2008 y está compuesto por 34 empresas de los índices IBEX 35 y el FTSE Spain All Cap, que se destacan por cumplir criterios de buena gobernanza; la pata de la «G» de la ESG.

Otro que se fija en criterios de gobernanza, y que se ha revisado recientemente incorporando a tres nuevas empresas del IBEX 35, es el Bloomberg’s Gender-Equality (GEI).

Un indicador que recoge las compañías con políticas más activas en igualdad de género s a través de cinco pilares: la libertad y talento femenino, la igualdad de remuneración y paridad de remuneración entre géneros, la cultura inclusiva, las políticas de acoso sexual y la marca pro-mujer.

Hoy cuenta con 380 empresas localizadas en 50 sectores diferentes con sede en 44 países y regiones.

Por último, en relación a la pata «E», de Environmental, y «S», de social que se esconden tras las siglas ESG, recae en el referente internacional en sostenibilidad está el índice Dow Jones Sustainability Index (DJSI por sus siglas en inglés).

Este índice de referencia en el mercado español mide el desempeño de las mayores compañías por rentabilización bursátil en materia ambiental y social.

El pasado diciembre, en una entrevista con SOCIAL INVESTOR, Bankia celebraba su cuarto aniversario en el Dow Jones de Sostenibilidad y reconocía que su estancia en el indicador le había ayudado a captar inversores ESG.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad