Caixabank y Kutxabank rompen el oscurantismo con el engagement

Las gestoras españolas están rezagadas en políticas de implicación, pero muy tímidamente están avanzando en transparencia y la normativa las empuja a ir a más

Gafas

La industria inversora española va rezagada en las actividades de ‘engagement’ asociadas a la inversión con criterios ESG. Hay poca información disponible de cómo votan y se implican las principales gestoras con sus participadas, aunque el entorno normativo va a hacer que la transparencia se acelere.

Entre las diez principales gestoras de fondos españolas, de las que siete ya hayan suscrito los Principios de Inversión Responsable y las tres restantes prevén hacerlo en un futuro próximo, destacan los avances de Caixabank AM y Kutxabank AM.

Las dos gestoras son las únicas, entre las principales del panorama nacional, que ya han hecho públicos sus informes de transparencia en el marco de los PRI, suscritos por más de un centenar de entidades españolas.

Los firmantes de esta iniciativa auspiciada desde las Naciones Unidas se comprometen a interactuar en cuestiones ESG con las entidades en que invierten y a informar sobre sus progresos en este sentido.

A la adhesión voluntaria a estas iniciativas sectoriales que contribuyen a dar visibilidad a las tareas de ‘engagement’, los nuevos requisitos regulatorios nacionales -con la reforma de la Ley de Sociedades de Capital– y europeos -con el Reglamento de Divulgación (SFDR)- también aumentarán el reporte de estas tareas de gobernanza.

Es cuestión de tiempo

Según los últimos datos disponibles, Caixabank AM y Kutxabank AM han publicado en el marco de los PRI tanto un ‘Climate Transparency Report’ como un ‘Responsable Investment Transparency Report’, correspondientes al ejercicio de 2020.

Hay más firmantes que lo harán en próximos ejercicios, como las gestoras del Santander, BBVA o Ibercaja, lo que se explica por el tiempo de decalaje desde la firma hasta la primera información publicada.

Las ausencias se explican debido a que el resto de entidades han suscrito de forma más reciente los PRI, con lo que no les ha aplicado reportar información de ese ejercicio, y otras han pasado a formar parte de un grupo más grande, como las gestoras de Bankia o Sabadell.

Caixabank AM rechazó las desinversiones

En el caso de Caixabank, mucha de la información de engagement ha sido remitida a los PRI, pero está en modo ‘privado’ o se asegura que se facilita solo a los clientes de los fondos.

De forma anual, Caixabank AM da estos datos sucintamente en el informe de gestión anual integrado del grupo. En 2020, votó en 603 juntas, el doble que en 2019, con 9 votos en contra de miembros del consejo de administración por criterios ESG.

El informe para los PRI recoge que la proporción de votos en la que la gestora o una firma proveedora de datos planteó inquietudes a las empresas antes de la votación se situó entre el 25 y el 49 por ciento en 2020.

En cuanto al seguimiento de sus campañas de implicación, la gestora dirigida por Juan Bernal indica en el informe de transparencia que hace una monitorización «en una minoría» de las acciones individuales y «en todas» las acciones de ‘engagement’ colaborativo.

Caixabank AM no usó la desinversión entre sus herramientas de ‘engagement’ en 2020

En esta línea, la firma asegura que se definen marcos temporales para los objetivos y se sigue su progreso, aunque no se monitoriza frente a indicadores (KPI) ni se revisan o redefinen los objetivos no cumplidos en el caso de las acciones individuales, algo que sí ocurre en las campañas colectivas.

Entre las estrategias para presionar a las compañías en las que la implicación no ha dado sus frutos, la gestora reconoce que puede reducir su exposición o no apoyar propuestas específicas en la junta de accionistas, si bien descartó llevar a cabo una desinversión completa o el voto en contra de reelecciones en 2020.

Caixabank AM señala en este informe que cuenta con una listado de compañías excluidas, pero este solo está «disponible para los gestores de activos» del grupo. Esto contrasta con las buenas prácticas de otras firmas internacionales que publican sus ‘listas negras’ en abierto.

Kutxabank AM no hace ‘engagement’ colectivo

De su lado, el informe de transparencia de Kutxabank AM deja entrever algunas de las carencias de la firma en cuestiones de ‘engagement’. Especialmente, llama la atención que se cierra la puerta a las acciones colectivas.

La gestora del grupo vasco reconoce que sus tareas de implicación se limitan a la renta variable, por lo que no aplican a sus posiciones de renta fija «a excepción de los bonos corporativos verdes o sociales».

En otro orden de cuestiones, entre los motivos de la firma para no votar en determinadas participaciones se esgrimen que los avisos no fueron recibidos a tiempo o que la fecha límite se incumplió, así como que hubo ‘restricciones geográficas’ en los mercados diferentes al doméstico.

En cuanto a las listas de exclusión, Kutxabank AM reconoce que su equipo de riesgos «usa las listas de exclusión disponibles para el público de otros administradores de inversiones como primer paso».

A continuación, este adapta la lista de compañías en función de su política ESG y, después el equipo de inversión hace una segunda revisión con los datos de índices de Robeco, CDP, ISS y Bloomberg. Todo ello se presenta al Comité de ESG que da la aprobación final, aunque esta lista final no está abierta al público.

Irá a más

A pesar de esta información escasa, la entrada en vigor del Reglamento de Divulgación de Información relativa a la Sostenibilidad y la reforma de la Ley de Sociedades para trasponer la Directiva de implicación de accionistas anticipan que en las próximas temporadas de juntas las gestoras darán más información.

Aunque los avances regulatorios que promueven la implicación accionarial harán que las gestoras de España se pongan las pilas, la información está todavía muy lejos de poder compararse con las entidades internacionales.

En conclusión, el nivel de transparencia en cuestiones de ‘engagement’ ESG parte un punto inicial muy bajo, con lo que tiene mucho recorrido.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad