BlackRock valida la retribución ligada a la sostenibilidad del Deutsche Bank: la banca toma nota

Incrementa su participación en el germano, en paralelo al anuncio de un nuevo modelo de compensación salarial. El gigante americano invierte en todos los bancos del IBEX

Sede el Deutsche Bank

Deutsche Bank continúa tratando de ganarse el favor del mercado y de los analistas tras años complicados, con continuadas revisiones de planes estratégicos y cambios en su liderazgo, y ha encontrado en BlackRock un aliado en los últimos días.

El gigante ha incrementado su participación en el capital de banco germano, en paralelo al anuncio de la entidad de que revisaría el sistema de retribuciones de su cúpula para unirla a objetivos de sostenibilidad.

En concreto, el pasado lunes, el Deutsche Bank avanzaba que pretendía ligar la retribución de sus primeros ejecutivos a criterios de sostenibilidad. Según el banco «la sostenibilidad se convertía en un catalizador del crecimiento de todas las áreas de negocio».

Deutsche presentaba así sus objetivos anuales de crecimiento en ESG, avanzando que este año la financiación sostenible superaría los 20.000 millones de euros y confirmando que la cifra se iría hasta los 200.000 millones en 2025.

El Deutsche unirá la retribución a que se cumpla el plan de sostenibilidad, se alcancen ciertos rating ESG o se reduzca el consumo energético

Algunos criterios a los que el banco pretende ligar la retribución de sus principales ejecutivos es alcanzar estos volúmenes de financiación anteriores y lograr determinados rating ESG.

Asimismo, se tendrán en cuenta otros factores como la reducción de consumo energético, o la utilización al 100 por 100 de fuentes renovables de energía en 2025.

Un día después de que el Deutsche Bank presentara esta actualización de su hoja de ruta, ‘Bloomberg’ informaba de un incremento de la participación de BlackRock, que elevaba hasta el 5,24% el porcentaje de derechos de voto en su poder -tanto de forma directa, como a través de derivados-. Es el principal accionista de la entidad alemana.

En enero, BlackRock colocó la sostenibilidad en centro de su política de inversión

La firma americana avanzó el pasado enero que la «sostenibilidad» se iba a colocar en el centro de su política de inversión y, aunque no ha relacionado el movimiento en el capital de Deutsche con este objetivo, una reacción tan inmediata podría interpretarse como una validación al paso dado por el germano.

¿Un paso al que seguirán otros?

Para los bancos que todavía no ligan la retribución del consejo a la consecución de objetivos de sostenibilidad -especialmente para los más grandes-, el paso dado por el Deutsche Bank, y el movimiento de BlackRock, puede ser un aviso sobre por dónde puede venir la presión del mercado en los próximos meses.

La política de retribución de los consejos es uno de los puntos del día que suele crear más polémica en las juntas de accionistas. Sin embargo, por ejemplo en España, son planes que solamente son consultivos y las entidades no están obligadas a aplicar la decisión.

La política de retribución es uno de los temas que crea más rechazo en las juntas de accionistas

No obstante, en el caso de que la junta rechazara el plan de retribuciones, sería poco elegante para el gobierno corporativo que el consejo no lo revisara y propusiera otra hoja de ruta.

Desde la crisis financiera, la política de retribuciones de las entidades financieras ha estado bajo la lupa y los reguladores y los supervisores han forzado a la banca a que el paquete de retribución variable del consejo y también de los principales directivos se ligara a objetivos -hasta ahora financieros- a largo plazo.

En el caso de las entidades rescatadas, como por ejemplo Bankia, los sueldos están limitados. Por ello, las retribuciones de José Ignacio Goirigolzarri, presidente del banco, o de José Sevilla, consejero delegado, han sido en términos generales más modestas que las de sus homólogos del IBEX.

Ligar los objetivos de retribución variable a la sostenibilidad liga muy bien, además, con el mensaje que está lanzando el Banco Central Europeo (BCE).

La presión del mercado irá a más

BlackRock, hasta el momento, no habría sido muy activo apoyando medidas enfocadas al cambio climático o sociales en las juntas de accionistas de las empresas que participa, pero se anticipa que el activismo en sostenibilidad, del que en España hemos visto pocos casos hasta el momento -el mejor exponente es AENA-, va a ir a más.

El cambio de enfoque del gigante de la inversión puede ser relevante para la bolsa española ya que cuenta con numerosas participaciones y, en el caso de la banca del IBEX, en todas ellas.

BlackRock es el principal accionista del Banco Santander y de BBVA, pero participa en toda la banca del IBEX

Así es el principal accionistas tanto del Banco Santander (3,49%), como de BBVA (6,32%); y también cuenta con posiciones relevantes en Caixabank (3,02%), el Banco Sabadell (3,06%), Bankia (1,58%) y Bankinter (3,41%).

Desde la industria de la inversión reconocen que una vez que integras los objetivos ESG en el modelo de inversión es imprescindible involucrarse de forma activa en las votaciones en las juntas. Así lo confirmaba Ana Rivero, Global Head of Investment Content & ESG de Santander Asset Management, en una entrevista con SOCIAL INVESTOR.

La gestora de activos del primer banco español ha optado este año por incluir la gestión ESG en toda su gama de planes de pensiones.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad