Podcast. El boom de las finanzas éticas

2020 fue un año paradójico por la pandemia, pero no frenó a todos los sectores. Uno de los que creció fue el de las finanzas éticas. Sergio Salavert, coordinador del barómetro de FETS, analiza el porqué. Duración: 25 minutos

Las finanzas éticas crecen en España. A la suma de entidades financieras con este perfil, supervisadas por el Banco de España, también se suman firmas que se dedican a la concesión de crédito sin tener capacidad de captar depósito – lo que nuestro invitado calificará como el sector parabancario-.

Este modelo permitió al sector crecer un 16 por ciento en préstamos el año pasado y el buen tono se mantiene este año. Sergio Salavert, coordinador del Barómetro de las Finanzas éticas y solidarias, analiza en este episodio de Social Money cómo es el sector en España, en qué se diferencia de otros mercados europeos y qué necesitaría para expandirse de forma sostenible en los próximos años.

Podcast Social Money

SINOPSIS

Nadie negará que 2020 fue un año especial. Arrancó dando la bienvenida a un hasta entonces desconocido COVID 19, que paralizó el mundo. Nunca habíamos vivido una pandemia mediatizada a nivel global, ni habíamos tenido que cerrar completamente una economía durante este siglo.

Pero a pesar del frenazo, la actividad en algunas áreas concretas se mantuvo. Lo vimos en la concesión de crédito. Después de muchos años de atonía, la banca española incrementó su cartera de préstamos, gracias a la financiación avalada por el ICO. Y no fueron las entidades más visibles las únicas que se expandieron.

Hace pocos días se presentó el Barómetro de las Finanzas Éticas, correspondiente a ese 2020 tan especial, y en este segmento, también se registró crecimiento.

Los préstamos concedidos aumentaron un 16 por ciento, para superar los 1.720 millones, lo que supone un nuevo récord en lo que se refiere a la financiación de la economía real.

No obstante, no todo fueron luces. El número de clientes en este grupo especial se redujo ligeramente, un 2,6 por ciento. De acuerdo con el Barómetro, este descenso se debió a que las entidades financieras éticas no lanzaron el año pasado campañas significativas de captación de clientes.

También el estudio nos habla de retos para entidades como Triodos, Coop57, Fiare Banca Etica o Oikocredit: la necesidad de captación de capital para poder operar con solidez… algo que en teoría cuadraría con el ‘modus operandi’ de la inversión responsable.

  • ¿Qué se debe cumplir para considerar a un producto de financieramente ético o a una entidad que hace finanzas éticas?
  • ¿Cuál es el papel que está teniendo en la recuperación económica?
  • ¿Hay más tradición de finanzas éticas en nuestro país por la herencia de las cajas de ahorro?
  • ¿Qué otros modelos existen en Europa?
  • Qué previsiones existen para despedir el año. ¿Se batirán las cifras de 2020?
  • ¿Qué necesita el sector para crecer de forma más significativa en nuestro país?

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad