Con la colaboración de

Nace un nuevo gigante en China: su mercado de carbono

Citigroup espera que el mercado alcance los 800 millones de dólares en 2021, el ejercicio de su debut, y que aumente a 25.000 millones de dólares hasta 2030

China vuelve a poner de manifiesto su intención de ser neutral en carbono para 2060 y, así, dejar a un lado la ‘mala fama’ que le precede al ser considerado uno de los países más contaminantes del mundo, esta vez, gracias a su nuevo mercado de carbono.

No obstante, la primera iniciativa de la nación vino dada en pleno proceso del traspaso de poderes en Estados Unidos, cuando la Oficina de Información del Consejo de Estado de China publicó el libro blanco de la nación ‘Energía en la nueva era de China’.

Y, más tarde, siguiendo las metas de su hoja de ruta, irrumpía en el tablero de las finanzas verdes con el objetivo de promover el desarrollo de préstamos, bonos y seguros verdes, así como productos financieros de carbono o derivados con la ayuda del Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés).

Ahora, con esta nueva meta comercial -lanzada el pasado mes de febrero-, China tacha un objetivo más de su plan estratégico ‘verde’.

Un nuevo salto energético con el que la nación asiática pretende reducir las emisiones contaminantes al menor coste posible, aunque su mercado de carbono ya contase con varios rivales en este escenario: el Reino Unido y la Unión Europea.

No obstante, China juega con ventaja, puesto que su sistema de carbono está llamado a convertirse en el mayor mercado del mundo, el cual crecerá 30 veces más para la próxima década -para alcanzar los 25.000 millones de dólares para 2030-, dado que cubre un mayor espectro de industrias y las emisiones contaminantes son cada vez más caras, según la empresa de servicios financieros Citigroup.

Un mercado en auge

Tal y como apunta Tracy Liao, analista de la corporación estadounidense a Bloomberg, el mercado de carbón de China crecerá 800 millones de dólares este año -al ser el primero en operar- y aumentará 25.000 millones de dólares para 2030.

Citigroup prevé este mercado aumentará 25.000 millones de dólares para 2030

Un crecimiento esperado que subraya tanto el potencial masivo del esquema de comercio de emisiones y el modesto impacto que se predice que tenga desde el principio, ya que el gobierno chino busca facilitar a las empresas el cumplimiento.

Además, según Citigroup, este lanzamiento significa que una quinta parte de las emisiones globales ahora caerá bajo un esquema de impuesto o de comercio, al mismo tiempo, ven probable reducir la presión de la inflación de las emisiones y hacer que las fábricas chinas sean más caras en relación con los países que no estén sometido a algún control.

«El ETS nacional chino, al principio, tal como se implementa actualmente, debería jugar un papel limitado en la reducción de emisiones, señala, Liao.

“Esperamos una serie de desarrollos para transformar el ETS de China en el esquema de comercio de carbono efectivo más grande del mundo y como un componente clave de las emisiones máximas del país en el compromiso de 2030”.

Fecha prevista para operar: finales de junio

China hizo oficiales las reglas para su sistema de comercio durante el mes de febrero, sin embargo, su intención de que comience a estar operativo es para finales del mes de junio.

Igualmente, su mercado de carbono comenzará con el sector de la energía y añadirá otras industrias como el acero, la petroquímica y el cemento hasta 2025.

Sectores como el acero, la energía y el cemento se verán envueltos

En lo que respecta al precio inicial del carbono, Citigroup espera que sea de cuatro dólares la tonelada y que los derechos de emisión que representan aproximadamente estén en 200 millones en circulación para 2021.

“Si las políticas son lo suficientemente estrictas, esto podría precipitar el cambio de cadenas de suministro de industrias intensivas en emisiones de China a otros países que no enfrentan los mismos costes regulatorios”, argumentó Liao al respecto.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad