La visión de los hombres sobre la igualdad en la empresa española

La diversidad es uno de los factores claves dentro de los criterios sociales. Pero todavía perdura la percepción de que los roles masculino- femenino son diferentes incluso a niveles directivos

La Fundación Woman Forward tiene como misión principal la creación de valor impulsando el liderazgo femenino, a través de la formación y la difusión de investigaciones y la labor de investigación propia. De conformidad con esta misión, promueve la mejora de la sostenibilidad de las organizaciones, en particular en relación con la igualdad y la diversidad.

Actualmente la Fundación ha finalizado, junto con la Universidad Pontificia Comillas, una investigación relativa a: ”La visión de los hombres sobre la igualdad en la empresa”, que analiza percepciones y actitudes de los ejecutivos varones en relación con las mujeres directivas.

La investigación identifica preguntas que, organizaciones, administraciones y reguladores deben plantearse para lograr una mayor igualdad, tales como: ¿surten las acciones de afirmación positiva dirigidas a mujeres los efectos deseados? ¿Se pueden eliminar por completo los estereotipos de género? ¿Son los estereotipos de género tan perjudiciales para los hombres como para las mujeres?

Existe un rol de género en las tareas que se espera que realicen tanto hombres como mujeres

Variables como la edad, la experiencia laboral, los estudios superiores, el sector, el tamaño o la nacionalidad de la empresas, la investigación sugiere que los hombres tienden a transferir al lugar de trabajo, sentimientos y creencias, que se esperan tanto de hombres como de mujeres fuera del lugar de trabajo. Es decir existe un rol de género en las tareas que se espera que realicen tanto hombres como mujeres.

La “teoría del desbordamiento” explica estas conductas; se espera que las mujeres en el trabajo estén orientadas a las personas siendo solidarias y colaboradoras, mientras que a los hombres se les percibe como planificadores, dirigentes del grupo y asociados a la toma de decisiones en la organización.

Por otro lado, los resultados muestran que los ejecutivos, en general, tienden a mostrar actitudes mas positivas hacia las ejecutivas femeninas, cuando éstas últimas desarrollan roles directivos asociados al arquetipo masculino.

La explicación, en la teoría de la congruencia

La teoría de la congruencia explicaría esta conclusión. Esta teoría afirma que los hombres que perciben a las mujeres como congruentes social y profesionalmente en la ejecución de roles directivo de naturaleza asociada al arquetipo masculino, se trata de hombres alejados de los sesgos tradicionales atribuidos al género en el desempeño de la función directiva.

Por ello, estos hombres desarrollan actitudes positivas hacia las mujeres en el trabajo, independientemente del puesto que éstas ocupen o de las tareas que desempeñen. Mientras que los hombres que valoran a las mujeres que desempeñan tareas directivas propias de las asociadas al arquetipo femenino, no desarrollan necesariamente una actitud positiva hacia ellas.

Se trata de hombres con sesgos de género en la sociedad, que los trasladan al ámbito directivo. Se trata de hombres que independientemente del rol desempeñado por la mujer directiva no la valoran.

Los estereotipos de género ponen barreras al crecimiento de la función directiva para las mujeres

Podemos por tanto afirmar de conformidad con esta investigación, que los resultados muestran que los estereotipos de género siguen suponiendo barreras significativas al crecimiento de la función directiva para las mujeres en las empresas. Por otro lado la investigación muestra que los hombres pueden ser impulsores de excepción en el camino hacia la igualdad.

En la persecución de la igualdad real y efectiva en las organizaciones, hemos visto que tradicionalmente se han tomado medidas de acción positiva centradas en las mujeres y en su visibilidad, dejando al margen las opiniones y acciones potenciales centradas en los hombres.

Este hecho puede perpetuar la congruencia en estereotipos femeninos y, con ello hacer perdurar los sesgos de género hacia las mujeres en relación con su eficacia en el desempeño de tareas directivas, identificadas como tradicionalmente masculinas. Dados los resultados, se necesitan cambios orientados a la promoción de actitudes en congruencia con el desempeño de tareas directivas identificadas como masculinas.

Equiparación de roles directivos

Tanto en la sociedad como en la empresa, los roles directivos asociados tradicionalmente a los hombres, deben extenderse para englobar de forma natural a las mujeres. En otras palabras es necesario acabar con los estereotipos de rol o las asociaciones de las tareas directivas al género, de forma similar a los colores azules para los niños y rosas para las niñas.

Nuestra investigación sugiere que para llevar a cabo este cambio, es importante contar con los hombres. Como posibles ejemplos prácticos a la hora de abordar el cambio de la mano de los hombres, podemos citar la necesidad de tomar la decisión de abordar la realización de los planes de igualdad en las empresas, desde una óptica de creación de valor en las organizaciones, alienándolas estratégicamente o siguiendo políticas de promoción de conformidad con la búsqueda y la selección del mejor talento, y no solo buscando cumplir con el imperativo legal; en relación con esta necesidad, la Fundación Woman Forward ha desarrollado una plataforma cloud que, a través de una evaluación cualitativa de la empresa, ayuda a su equipo directivo a generar ese valor.

Otros ejemplos pueden ser la realización de cambios en los modelos de liderazgo o la búsqueda de directivos líderes, dispuestos a actuar como mentores y sponsors de mujeres en el camino hacia la igualdad.

Con estas políticas, se podrá motivar al personal de la empresa en su totalidad, haciendo posible promover una visión real y efectiva de la igualdad en los puestos de dirección de las empresas, centrada en los hombres, como principales actores de un cambio, que a pesar de llevar décadas persiguiéndose, esta aun lejos de conseguirse, aun a pesar de que la muestra no contempla a las generaciones más seniors en la empresa.

Publicidad

Ahora en portada

Publicidad